Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo proteger a los niños del calor extremo: información para los padres

El calor extremo puede enfermar a un niño de muchas maneras. Asegúrese de proteger a sus niños del calor tanto como sea posible y esté pendiente de los síntomas y llame al médico si ve que alguno se presenta.

Cómo evitar los efectos del calor extremo:

Cuando las condiciones del tiempo no representan un riesgo de seguridad o un riesgo para la salud individual, los niños pueden y deben jugar al aire libre. Cuando el índice de calor está a 90 °F (32,2 °C) o más, según lo confirmado por el Servicio Meteorológico Nacional, representa un riesgo considerable para la salud. Sin embargo, existen varias medidas que puede tomar para combatir el calor y proteger a sus niños de las enfermedades relacionadas con el calor:

  • Encuentre un lugar que tenga aire acondicionado. Si su hogar no tiene aire acondicionado, diríjase a un lugar que lo tenga. Las bibliotecas pueden ser un lugar perfecto para desacalorarse y encontrar un refugio para el calor. Si vive en un lugar donde no hay certeza sobre el aire acondicionado, planee con antelación para ir a un lugar con su familia cuando las temperaturas son muy altas.

  • Manténgase hidratado. Anime a sus niños a tomar agua con regularidad y a tenerla disponible, incluso si no se la piden. En los días calientes, los bebés que están siendo alimentados con lecha materna en un biberón, se les puede dar leche materna adicional, pero no se les debe dar agua, especialmente durante los primeros 6 meses de vida. Los bebés que se están alimentando con fórmula, se les puede dar más formula en un biberón. Consulte: La deshidratación en los bebés y en los niños.

  • Vístase con ropa ligera. Vista a sus niños con ropa de colores claros y liviana, y póngales solo una capa de material absorbente que maximizará la evaporación del sudor. Los niños tienen una capacidad menor para sudar que los adultos.

  • Programe suficiente tiempo adicional para descansar. Con frecuencia, el calor hace sentir cansados a los niños (y a sus padres).

  • Manténgase fresco. Cuando su niño está acalorado, dele un baño con agua fría o rocíe agua fría en aerosol para que se desacalore. Nadar es otra forma eficaz de mantenerse fresco mientras se permanece activo.

  • Prevenga los efectos de la exposición al sol. Consulte: Seguridad bajo el sol: información para los padres sobre las quemaduras del sol y protectores solares.

  • Pregunte sobre las políticas/reglamentaciones. Hable con los encargados del cuidado de su niño: entrenadores, personal del campamento, etc. sobre las políticas establecidas para proteger a los niños durante el día, especialmente durante actividades o ejercicio al aire libre.

​​​Alerta sobre los automóviles calientes:

Nunca deje a un niño encerrado en un automóvil o en otro vehículo. La temperatura dentro de un automóvil puede subir mucho más rápido que la temperatura de afuera —un automóvil puede subir tanto hasta 19 grados en tan solo 10 minutos, y continuar subiendo hasta temperaturas que causan la muerte . Consulte:  Prevenga las muertes de niños en vehículos calientes para más información.

Efectos del calor extremo en la salud:

El calor extremo puede enfermar a los niños de varias maneras, tales como:

  • Deshidratación

  • Agotamiento por calor

  • Calambres provocados por calor

  • Insolación o golpe de calor

Cuándo debe llamar al médico:

Llame a su pediatra de inmediato cuando su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas. Su pediatra le puede aconsejar la mejor forma de proceder y decirle si necesitan de una evaluación inmediata.

  • Desmayos

  • Cansancio extremo (por ejemplo, somnoliento más de lo habitual, soporífero o tiene dificultades para despertar)

  • Dolor de cabeza

  • Fiebre

  • Sed intensa

  • No produce orina por varias horas

  • Nausea

  • Vómito

  • Respiración acelerada o más profunda de lo habitual

  • Entumecimiento de la piel u hormigueo

  • Dolores musculares

  • Espasmos musculares

Efectos psicológicos del calor:

No se olvide de la salud mental de su niño. Los niños se vuelven ansiosos o inquietos si pasan mucho tiempo dentro de la casa. Planee con antelación actividades y juegos de entretenimiento al aire libre, y limite el tiempo que pasan frente a una pantalla.

Información adicional:


Última actualización
6/29/2017
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2017)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest