Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Medicamentos comunes de venta libre

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos fabricados en serie que se compran en las tiendas se llaman medicamentos de venta libre (over-the-counter, OTC). Los motivos comunes para utilizar medicamentos de venta libre son, entre otros:

Fiebre, dolor

El acetaminofén y el ibuprofeno pueden ayudar a que su hijo se sienta mejor si tiene dolores de cabeza o corporales, o fiebre. También pueden calmar dolores causados por lesiones, como un moretón o esguince y por la inflamación provocada por una inyección.

El acetaminofén viene en forma líquida o masticable y también como supositorios rectales si su hijo tiene vómitos y no puede tolerar medicamentos por boca. El ibuprofeno viene en gotas concentradas para el lactante, en líquido (en forma de jarabe o elixir) para niños pequeños y en comprimidos masticables para niños más grandes.
 
En el caso del ibuprofeno, tenga en cuenta que las gotas para lactantes son más fuertes (más concentradas) que el jarabe para niños pequeños. Por ejemplo, hay más medicamento en 5 ml de gotas para lactantes que en 5 ml de jarabe para niños pequeños. Nunca administre la misma cantidad de gotas para lactantes que de jarabe.
 
Siempre lea atentamente la etiqueta del fármaco y siga las instrucciones. Cada tipo de fármaco tiene diferentes instrucciones según la edad y el peso del niño. Quizá deba consultar a su médico sobre la dosis correcta para su hijo. Por ejemplo, deberá preguntarle a su médico qué cantidad de acetaminofén es la dosis correcta para un niño menor de 2 años.
 
Asegúrese de no administrar una sobredosis a su hijo al darle demasiada cantidad de acetaminofén. El acetaminofén es un ingrediente de muchos medicamentos OTC y recetados (por ejemplo, analgésicos, antipiréticos, medicamentos para el resfrío o la tos). Si su hijo está tomando más de un medicamento, lea la lista de ingredientes para evitar la doble dosificación.
 
Nota: la aspirina es otro medicamento que toman los adultos para los dolores y la fiebre. Sin embargo, nunca administre aspirina a su hijo a menos que se lo indique el médico de su hijo. Los niños que toman aspirina pueden contraer una enfermedad grave llamada síndrome de Reye.

Resfrío y tos

La American Academy of Pediatrics recomienda que no se administren medicamentos OTC para el resfrío y la tos a lactantes y niños pequeños ya que no se ha probado su eficacia y pueden ser perjudiciales. Hable con su médico sobre otras maneras de tratar los síntomas del resfrío, como aerosol o gotas nasales de solución salina para niños, y succión de la nariz con una pera de goma para bebés.

Alergia, picazón

 Se pueden usar antihistamínicos para tratar el goteo nasal, la picazón de los ojos y los estornudos causados por alergias de su hijo. También pueden ayudar a reducir la picazón de la varicela, las picaduras de insectos y otros sarpullidos, como urticaria.

Congestión nasal

Es posible que su médico le aconseje usar aerosol o gotas nasales de solución salina para la congestión nasal.

Erupción, picazón

La crema o el ungüento con hidrocortisona se utiliza para la picazón por picaduras de insectos, sarpullidos en la piel como el que causa la hiedra venenosa, y eccema.

Heridas, cortes y raspaduras

Se utiliza un ungüento antibiótico para evitar o controlar infecciones en heridas, cortes y raspaduras.

Estreñimiento

Hay muchos tratamientos OTC disponibles para el estreñimiento, incluidos ablandadores fecales, laxantes, enemas y supositorios. Consulte a su médico si su hijo tiene materia fecal dura o dolor o sangre con los movimientos intestinales, ya que algunos medicamentos para el estreñimiento pueden ser demasiado fuertes para lactantes y niños.

Última actualización
6/17/2016
Fuente
A Guide to Your Child's Medicine (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest