Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Los vehículos todoterreno no son para los niños: la AAP exhorta a cumplir con estas normas de seguridad

atv girl hands atv girl hands

Ya no son cosas que solo se ven en las granjas. Los vehículos todo terreno (VTT) son populares entre las personas de todas las edades que disfrutan de actividades al aire libre y los montan por senderos, caminos y lugares destinados para el uso de vehículos de este tipo.  

Estos vehículos motorizados de cuatro ruedas requieren de destreza y rapidez mental. Por consiguiente, la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que no se permita a los niños menores de 16 años (que son muy jóvenes para tener carné o licencia de conducir) operar ni montarse en vehículos todo terreno.

Los niños representan alrededor de 30 % de las muertes y lesiones tratadas en salas de emergencia relacionadas con estos vehículos

Con los adelantos tecnológicos, estos vehículos son cada vez son más grandes y veloces. Si bien esto los hace "más emocionantes", también genera un mayor potencial de accidentes más traumáticos. Los tipos de lesiones más comunes causadas por estos vehículos son golpes, moretones y fracturas, pero también pueden ocurrir lesiones más graves. A menudo, los vuelcos provocan lesiones en la columna y en la pelvis. También son comunes los traumatismos de cráneo y otras lesiones en la cabeza, en especial si quien iba montando el vehículo no usaba casco.

En 2015, al menos 73 niños menores de 16 años fallecieron y 26.700 resultaron gravemente heridos en vehículos todoterreno

"Los niños mueren más por accidentes en estos vehículos que en bicicletas", dijo Charles Jennissen, M. D., FAAP, pediatra y experto en seguridad que estudia las lesiones y las muertes infantiles causadas por los vehículos todoterreno.

Más de la mitad de las muertes relacionadas con estos ocurren en la vía pública. A pesar de su nombre, los vehículos todoterreno no son seguros en todos los terrenos. Tienen un centro de gravedad alto y neumáticos todo terreno que se aferran al pavimento desparejo o a las superficies de caminos de gravilla.

Si permite que sus hijos menores de 16 años se monten en un vehículo todoterreno, la AAP lo exhorta a seguir las siguientes normas de seguridad:

  • Los pasajeros siempre deben usar cascos como los de motocicleta, aprobados por el Departamento de Transporte, protección para los ojos, calzado resistente (no chancletas) y ropa protectora y reflectante. Los cascos adecuados son los diseñados para usar en motocicletas (no para bicicletas), y deben incluir viseras de seguridad o caretas para proteger los ojos. El uso del casco puede evitar o reducir la gravedad de las lesiones.

  • Deben montar solos. Los pasajeros suelen resultar lastimados cuando se montan un vehículo todoterreno. La mayoría estos vehículos están diseñados para transportar a una sola persona: su conductor. Los pasajeros pueden hacer que el vehículo quede inestable y se vuelva difícil de controlar.

  • Todos los conductores de vehículos todoterreno deben tomar un curso práctico de capacitación en seguridad.

  • Mantenerse alejados de las vías públicas. Los vehículos todoterreno carecen del equipo de seguridad que suele encontrarse en autos y camionetas diseñados para el uso en las calles y carreteras. Los neumáticos de estos vehículos no están diseñados para adherirse bien sobre el pavimento, por lo que los conductores no deben manejarlos en calles pavimentadas.

  • No permita que los niños conduzcan un vehículo todoterreno para adultos, que pueden alcanzar velocidades de hasta 80 millas por hora (128 km). Su tamaño y velocidad los vuelven demasiado peligrosos para que los conduzcan los niños.

  • Jamás permita que los conduzcan por la noche. Siempre hay que usar banderas, reflectores y luces para hacer más visibles a los vehículos.

  • No conduzca los vehículos todoterreno bajo la influencia del alcohol, de drogas o incluso de algunos medicamentos recetados. Los padres deben dar buen ejemplo a sus hijos.

  • Si va a comprar un vehículo todoterreno, elija uno con cinturón de seguridad, barra antivuelco, motor cubierto y dispositivo para controlar la velocidad.

Tipos de vehículo todoterreno:

Estos vehículos todoterreno vienen en formas diferentes, tamaños y niveles de potencia. Estos vehículos motorizados, que por lo general tienen tres o cuatro ruedas, están diseñados para usarse en una variedad de terrenos.

Hay cuatro categorías de vehículos todoterreno para jóvenes que varían en velocidad y tamaño del motor. Ninguno de ellos es fabricado para niños menores de 6 años.

  • Los VTT para usuarios de 6 años en adelante pueden conducir entre 10 y 15 mph.

  • Los VTT para usuarios de 10 y 12 años en adelante pueden conducir entre 15 y 30 mph.

  • Los VTT para usuarios de 14 años en adelante pueden conducir entre 20 y 38 mph.

"No tenemos idea si estas velocidades son seguras para que los niños manejen. Los fabricantes no han hecho ningún estudio con niños para determinar las velocidades a las que pueden conducir de forma segura", dijo el Dr. Jennissen.

Leyes y normativas para vehículos todoterreno: 

La mayoría de los estados tienen leyes para conducir vehículos todoterreno. Estas normativas abarcan todo, desde la edad que debe tener el conductor hasta el uso de casco, pero varían mucho según el estado. Aun así, hasta los estados con las leyes más completas reportan muertes y lesiones relacionadas con estos vehículos todos los años.

Haga clic aquí para ver las leyes para el uso de

 vehículos todoterreno en su estado. (en inglés)

Los padres deben supervisar a sus hijos y hacer cumplir las normas de seguridad, pero solo mirar a su hijo no previene un choque.

"Es muy fácil que un hijo se suba a un vehículo todoterreno, acelere y lo haga funcionar", dijo el Dr. Jennissen. "Pero eso no quiere decir que sean capaces de tomar las decisiones necesarias para operarlos de forma segura".

Información adicional:

Última actualización
1/4/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest