Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Los vehículos todoterreno (ATVs) no son seguros para niños: normas de seguridad de la AAP

atv girl hands atv girl hands

Por: Charles Jennissen, MD, FAAP

Ya no son cosas que solo se ven en las zonas rurales. Los vehículos todoterreno como los cuatrimoto (ATV, por sus siglas en inglés) son populares entre los entusiastas de la vida al aire libre de todas las edades, quienes los usan en senderos, campos y en parques para vehículos fuera de carretera.

Los ATV son vehículos motorizados con tres o cuatro neumáticos para fuera de carretera, acelerador y frenos de mano en el manillar y un asiento a horcajadas. En la actualidad, la mayoría de los ATV tienen cuatro ruedas ya que se prohibió la producción de vehículos de tres ruedas en 1988.

Conducir un ATV requiere destreza y rapidez mental. También requiere reflejos y fuerza que los niños simplemente no tienen. Es por eso que la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que no se permita a los niños menores de 16 años operar un ATV.

Por qué los ATV como el cuatrimoto no son se​​guros para los niños

Entre 1985 y 2015, los accidentes de ATV mataron a más de 3,000 niños menores de 16 años. Casi 1 millón debió ser trasladado al departamento de emergencias por un accidente con un ATV. Se estima que alrededor de 4 niños son atendidos en un departamento de emergencias cada hora por una lesión relacionada con un ATV en los Estados Unidos.

Con los adelantos tecnológicos, los ATV son cada vez más grandes y veloces. Si bien esto aumenta el "factor de emoción", también genera el potencial de sufrir lesiones más traumáticas.

Los tipos más comunes de lesiones por ATV son golpes, moretones, cortes, dislocaciones y fracturas. Pero también ocurren lesiones más graves. Un vuelco puede provocar un traumatismo en el pecho, el abdomen, la cabeza o la columna vertebral. Son comunes los traumatismos de cráneo y otras lesiones en la cabeza, en especial si el usuario no usaba casco.

Alrededor del 60 % de las muertes relacionadas con un ATV ocurren en la vía pública, tanto pavimentada como no pavimentada. A pesar de su nombre, los ATV no son seguros en todos los terrenos. Tienen un centro de gravedad alto, una base de apoyo estrecha y neumáticos para fuera de carretera que pueden agarrarse al pavimento o a las superficies de caminos de gravilla de manera despareja.

Si permite que sus hijos menores de 16 años usen un ATV, la AAP le exhorta a seguir las siguientes normas de seguridad:

  • Usar casco. Los usuarios siempre deben usar cascos como los de motociclistas, aprobados por el Departamento de Transporte. El uso del casco podría evitar o reducir considerablemente la gravedad de las lesiones en la cabeza en un accidente.

  • No usarlos con o como pasajero. La mayoría de los ATV están diseñados para transportar a una sola persona: el conductor. Los pasajeros pueden hacer que el ATV sea menos estable y se vuelva difícil de controlar.

  • Mantenerse alejado de las vías públicas. Los ATV no están diseñados para utilizarse en carretera como los automóviles y camiones. No tienen el equipo de seguridad común que tienen todos los automóviles y camiones. Los ATV tienen neumáticos de baja presión con banda de rodadura nudosa que pueden agarrarse de manera impredecible a las superficies de las vías públicas y provocar la pérdida de control y vuelcos.

  • No cruzar las vías públicas. La excepción es si está permitido por ley y supervisado por alguien que tiene al menos 18 años.

  • Utilizar únicamente un ATV que sea del tamaño adecuado para el conductor. Los ATV para adultos pueden pesar más de 800 libras y alcanzar velocidades de más de 70 mph. Su tamaño y velocidad los vuelven demasiado peligrosos para que los conduzcan los niños. Más del 90 % de las muertes y lesiones entre los usuarios de ATV menores de 16 años ocurrieron mientras viajaban en vehículos de tamaño para adultos.

  • Nunca permitir el uso nocturno. Esto significa no usarlos después del anochecer y hasta el amanecer. Siempre hay que usar banderas, reflectores y luces para hacer más visibles a los vehículos.

  • No se debe conducir un ATV bajo la influencia de los siguientes. El alcohol, las drogas e incluso algunos medicamentos recetados o de venta libre pueden afectar física o mentalmente sus habilidades y destrezas para conducir. Esto también es un buen ejemplo para sus hijos.

Para reducir al máximo los riesgos, la AAP recomienda las siguientes prácticas por grupos de edad:

Niños menores de 6 años:

  • Nunca permita que los niños de este grupo de edad operen un ATV. Sus destrezas físicas, mentales y de razonamiento son demasiado limitadas.

  • Nunca lleve ni permita que niños menores de 6 años viajen como pasajeros en un ATV.

Niños de 6 a 11 años:

  • Hay modelos de ATV para jóvenes fabricados para niños de este grupo de edad. Pero se desconoce su seguridad y los niños de esta edad todavía tienen muchas limitaciones en sus destrezas.

  • Teniendo en cuenta estos puntos, es mejor no permitir que los niños de esta edad usen un ATV.

Niños de 12 a 15 años:

  • Mantenga a los niños de este rango de edad en modelos de ATV para jóvenes. A pesar de que algunos niños pueden adaptarse correctamente a los ATV para adultos, el 98 % de las muertes y lesiones en este grupo de edad ocurren en vehículos para adultos.

  • Supervise directamente a su hijo para asegurarse de que siga las prácticas de uso seguras.

Adolescentes de 16 años o mayores de esa edad:

  • Los adolescentes de este grupo de edad deben seguir todas las reglas de seguridad y recomendaciones anteriores. Esto incluye llevar siempre un casco aprobado y no conducir nunca con pasajeros.

  • A menos que sea absolutamente necesario, su hijo adolescente no debe conducir en vías públicas. Aunque sea legal, no es seguro.

  • Si su adolescente mayor conduce en una vía pública, debe seguir todas las leyes y reglamentos de seguridad vial.

  • Es mejor que su hijo adolescente evite conducir de noche, aun si es legal.

La AAP insta enérgicamente a los padres y otros adultos que sigan estas recomendaciones de seguridad adicionales:

  • Capacitarse. Haga que su niño o adolescente tome un curso de seguridad en ATV antes de usar uno. Consulte en ATVsafety.org (en inglés) o llame al 1-800-887-2887 para conocer los recursos.

  • Usar protección. Asegúrese de que su hijo use otro equipo de protección además de un casco. Esto incluye un protector facial o gafas protectoras, mangas largas, pantalones largos, botas sobre los tobillos y guantes. Considere el uso de un protector para el pecho y equipo más resistente si su hijo va a conducir a velocidades más altas, como en carreras de motocross en ATV.

  • Controlar el limitador de velocidad. Establezca y haga cumplir la configuración del limitador de velocidad en los modelos de ATV para jóvenes para un uso no competitivo.

  • Agregar características de seguridad. Coloque una bandera de seguridad naranja al menos a 5 pies del suelo en el ATV tamaño para niños de su hijo. Use reflectores y luces para que otros puedan ver mejor el ATV.

  • Educar. Asegúrese de que su hijo conozca y comprenda las reglas de seguridad de los ATV.

  • Fomentar la práctica constante de las reglas de seguridad. Use la disciplina adecuada cuando sea necesario para que su hijo afronte consecuencias si no sigue las reglas. Por ejemplo, si conduce sin su equipo de protección, podría quitarle los privilegios de uso durante un período de tiempo determinado.

Tipos de ATV

Los ATV vienen en una amplia gama de formas, tamaños y niveles de potencia. La mayoría tiene cuatro neumáticos diseñados exclusivamente para uso en todo terreno.

La producción de ATV de tres ruedas se prohibió en 1988 debido a lo inseguros que son. Sin embargo, estos vehículos aún hieren y matan a los usuarios, incluidos los niños. Debido a esto, la AAP recomienda que, si tiene un vehículo de tres ruedas, deje de usarlo de inmediato. No se lo venda a nadie. En cambio, asegúrese de que no se pueda operar.

Lo que debe saber sobre las categorías de ATV de modelos para jóvenes

Hay cuatro categorías de ATV para jóvenes que varían en velocidad y tamaño del motor. Ningún ATV está fabricado para niños menores de 6 años. Muchos ATV para jóvenes incluyen limitadores de velocidad. Estos se tratan generalmente de un tornillo que limita el acelerador.

Nombre del modelo para jóvenes

Recomendación de edad

Velocidad máxima con limitador de velocidad activado

Velocidad máxima sin limitador de velocidad activado

+6A

A partir de los 6 años

10 mph

15 mph

+10A

A partir de los 10 años

15 mph

30 mph

+12A

A partir de los 12 años

15 mph

30 mph

+14A

A partir de los 14 años

20 mph

38 mph


No hay investigaciones que sugieran si estas velocidades son seguras cuando conducen niños. Los fabricantes no han hecho ningún estudio con niños para determinar las velocidades a las que pueden conducir en forma segura.

¿Qué ocurre con los vehículos utilitarios o side-by-side?

Otro tipo de vehículo para fuera de carretera que se está volviendo más popular es el utilitario o side-by-side (también conocidos por sus siglas UTV). Al igual que los ATV, los vehículos side-by-side pueden volcar. A diferencia de los ATV, muchos de ellos tienen cinturones de seguridad y una estructura de protección contra vuelcos. Aun así, los vehículos side-by-side también presentan problemas de seguridad.

Estas recomendaciones de la AAP son para los ATV, no incluyen a los vehículos side-by-side. A medida que se completen más investigaciones, se emitirá una declaración de política por separado con recomendaciones para los vehículos side-by-side.

Leyes y reglamentos sobre los ATV

La mayoría de los estados tienen leyes sobre la conducción de ATV. Las leyes varían en gran medida según el estado. Estos reglamentos abarcan todo, desde el uso de casco hasta la edad que debe tener el conductor. Aun así, hasta los estados con leyes más completas reportan muertes y lesiones relacionadas con ATV todos los años.

Puede consultar la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (Consumer Product Safety Commission, CPSC) para obtener información sobre Leyes y capacitación sobre los ATV (en inglés) en su estado.

Mantenerse proactivo

Aunque usted no tenga un ATV, no asuma que su hijo no tendrá acceso a uno. Si no quiere que su hijo use un ATV, infórmeselo a su hijo, a los amigos de su hijo y a otros adultos pertinentes.

Si permite que su hijo opere un ATV, debe supervisarlo de cerca y hacerle cumplir las reglas de seguridad. Pero recuerde que solo supervisar a su hijo no evitará un choque.

Recuerde

Es muy fácil que un niño se suba a un ATV, acelere y salga andando. Pero eso no quiere decir que sean capaces de tomar las decisiones necesarias para operarlos de forma segura.

Más información

Acerca del Dr. Jennissen

Charles Jennissen, MD, FAAP, es profesor clínico en los Departamentos de Pediatría y Medicina de Emergencia de la Facultad de Medicina Carver de la University of Iowa. Es el autor principal de la declaración de política y del reporte técnico sobre seguridad de los ATV de la AAP (ambos en inglés). El Dr. Jennissen es miembro del Consejo de Prevención de Lesiones, Violencia e Intoxicación de la AAP y de la Sección de Medicina de Emergencia.


Última actualización
11/11/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos