Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

5 preguntas que hacer antes de que vaya de visita a jugar con sus amigos

Ir a jugar con amigos es una manera divertida para que los niños fomenten amistades y aprendan importantes habilidades sociales. Visitar la casa de otra familia también expondrá a su hijo a un nuevo ambiente.

Antes de ir a jugar, es buena idea hablar con los otros padres de familia acerca de los hábitos de su hogar, reglas y expectativas que tengan. También es una gran oportunidad para compartir información importante sobre su niño, tal como alergia a un alimento o mascota o cualquier otro problema de salud.

A continuación, algunas preguntas que puede hacer:

1. ¿Quién va a vigilar a los niños?

  •  ¿Uno de los padres estará en casa o algún otro cuidador adulto? ¿Otros hermanos mayores, adultos o parientes estarán presentes? Si van a dormir en esa casa (pernoctar/pijamada), es buena idea saber quién va a estar presente cuando su hijo se encuentra allí, incluyendo otros familiares o adultos. Si usted no se siente cómodo con la situación, puede sugerir que su niño se queda "hasta tarde" para disfrutar de juegos o una película con sus amigos en pijama y luego traerlo a casa cuando es hora de ir a dormir.

 2. ¿Tienen piscina, trampolín o cualquier otra cosa que pueda ser potencialmente peligrosa?

  • La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que las piscinas estén encerradas (cercadas) por los cuatro lados con una cerca de cuatro pies (1,21 m) que tenga una puerta con cerrojo (pestillo) automático para que los niños no puedan entrar fácilmente sin ser supervisados. Si piensan ir a nadar, pregunte quién los va a vigilar. Siempre que los niños menores de 5 años estén en el agua o cerca de ella, debe haber un adulto, preferiblemente que sepa nadar y realizar RCP (respiración cardiopulmonar), presente a poca distancia (a la mano), brindando "supervisión al tacto". Otros niños y adolescentes que saben nadar también deben ser vigilados por un adulto.

Los trampolines son populares entre los niños y adolescentes, pero pueden ocasionar miles de lesiones anualmente, especialmente a los niños menores de 6 años. Las lesiones ocurren con frecuencia cuando más de una persona está usando el trampolín. Debido a que las lesiones son tan comunes, la AAP recomienda nunca usar los trampolines en el hogar, pero si los usan, los adultos encargados de supervisar deben restringir su uso a una persona a la vez.

 3. ¿Tiene armas de fuego en su hogar?

  • Casi uno de cada tres hogares con niños en los Estados Unidos tiene un arma de fuego, y muchas de estas armas están cargadas o sin guardar. No es suficiente con sólo hablar con el niño sobre los peligros de las armas de fuego. Los niños por naturaleza son curiosos. Si un arma de fuego está accesible en la casa de alguien, es muy probable que el niño la encuentre y juegue con ella. Han ocurrido tragedias cuando los niños encuentran un arma de fuego que los padres pensaban estaba oculta.

Si en el hogar que su hijo va a visitar hay un arma de fuego, pregunte cómo la guardan. Todas las armas de fuego deben permanecer guardadas bajo llave y sin cargar, y las municiones (balas) deben guardarse por separado. Si no se siente cómodo con la respuesta, puede ofrecer a cambio ser el anfitrión y que los niños vengan a su casa.

 4. ¿Cuáles son sus reglas referentes al uso de aparatos (digitales) con pantallas?

  •  Todas las familias tienen reglas diferentes sobre qué clase de películas o videojuegos son permitidos. Si usted no quiere que su niño vea películas que no estén clasificadas PG o PG-13, o que jueguen videojuegos que no estén clasificados para todos (E), hágaselo saber al otro padre de familia. Usted puede decirle que no cree que su hijo esté listo todavía para ver contenido clasificado para una audiencia mayor (madura). 

Para averiguar si una película o juego en particular es adecuado para su niño, visite el sitio web de Common Sense Media —en inglés— (Medios con Sentido Común) que ofrece reseñas y clasificaciones de películas, programas de televisión, aplicaciones y videojuegos.

 5. ¿Qué mascotas tienen en la casa?

  • Si la familia tiene una mascota, pregunte si es dócil. Comuníquele al padre de familia si su niño es nervioso o le tiene miedo a los animales. Más que cualquier otro grupo de edad, los niños son víctimas de mordidas de animales con mucha más frecuencia. 

No se preocupe si se siente un poco incómodo con esta conversación. Es probable que los otros padres se alegren de que usted les haya hecho estas preguntas —y usted puede compartir la misma información sobre su hogar la próxima vez que sus niños se quieran juntar para jugar. 

Información adicional:

Última actualización
6/8/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest