Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

¿Listo para un triciclo?

Cuando su niño deja atrás la etapa de bebé, querrá manejar él solo un triciclo. Un triciclo provee de mucho ejercicio y entretenimiento, pero expone a los niños y niñas a una serie de peligros. Por ejemplo, un pequeño en un triciclo queda tan bajo sobre el suelo que no lo puede ver un motorista que está retrocediendo. Sin embargo, montar triciclo o bicicleta es casi una parte esencial del crecimiento, así que lea aquí algunas maneras de mantener a su hijo a salvo mientras pedalea.

5 sugerencias para ayudar a mantener a su hijo seguro en un triciclo:

  • Espere a que esté listo. No compre un triciclo hasta que su niño pueda físicamente manejarlo. La mayoría de los niños están listos alrededor de los tres años de edad.

  • Bajo y con ruedas grandes. Compre un triciclo que esté construido para que no se eleve mucho del suelo y tenga ruedas grandes. Este tipo es más seguro, porque tiene menos probabilidad de volcarse.

  • Póngale casco. Consiga un casco para ciclismo que se ajuste correctamente y enséñele a su niño a usarlo cada vez que se monte. La etiqueta del casco debe decir que cumple con los estándares de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor. La correa de la barbilla debe ajustarse cómodamente debajo de la barbilla de su hijo, y no debe haber mucho movimiento sobre su frente cuando esté bien sujeta.

  • Cubra los dedos. Asegúrese de que su hijo utilice zapatos cerrados para proteger los dedos de los pies cuando ande en el triciclo o bicicleta.

  • Encuentre áreas seguras. Los triciclos deben usarse solamente en lugares protegidos. No permita que su hijo practique cerca de automóviles, entradas para vehículos o piscinas.

Última actualización
8/10/2021
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 7th Edition (Copyright © 2019 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos