Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Vacuna contra el dengue: todo lo que debe saber

¿Por qué vacunarse contra el dengue?

La vacuna contra el dengue puede proteger contra el dengue a las personas que lo han tenido en el pasado.

El dengue se produce por uno de los cuatro virus que se propagan a través de la picadura de un mosquito infectado. Una persona puede infectarse por cualquiera de los cuatro virus del dengue. La infección por uno de los virus del dengue no protege contra la infección por los otros tres virus. Cada año, hasta 400 millones de personas se infectan con dengue. Casi la mitad de la población mundial vive en zonas con riesgo de dengue.

La mayoría de las personas infectadas con dengue no presentan síntomas o experimentan una enfermedad leve.

Algunas personas que contraen el dengue tienen una aparición repentina de fiebre con náuseas, vómitos, sarpullido y dolor de ojos, músculos, articulaciones o huesos.

Una menor cantidad de personas con dengue contrae una enfermedad grave. El dengue grave es una emergencia médica que requiere atención médica inmediata en un hospital. La hospitalización por dengue es más común en niños mayores y adolescentes. Los signos de advertencia del dengue grave comienzan entre 12 y 24 horas después de que desaparece la fiebre e incluyen dolor y sensibilidad estomacal, vómitos, sangrado por la nariz o las encías, sangre en el vómito o las heces, así como cansancio o agitación extremos.

Con poca frecuencia, el dengue puede tener efectos graves en el hígado, el corazón, el sistema nervioso central, los riñones, los ojos, los músculos o la médula ósea. Además, el dengue grave puede provocar la muerte.

Vacuna contra el dengue: para quiénes está dirigida

La vacuna contra el dengue se recomienda para niños de 9 a 16 años que:

  • Tienen antecedentes de infección por dengue en el pasado con confirmación mediante una prueba de laboratorio

  • Viven en una zona en la que el dengue es común, incluidos los territorios estadounidenses de Puerto Rico, Samoa Americana y las Islas Vírgenes de los EE. UU., así como los estados libres asociados, incluidos los Estados Federados de Micronesia, la República de las Islas Marshall y la República de Palaos

La vacuna contra el dengue NO se recomienda para viajeros.

Para recibir la vacuna, su hijo debe haber tenido dengue en el pasado, con confirmación mediante un análisis de sangre. La vacuna podría aumentar el riesgo de padecer dengue grave y hospitalización en niños que no han tenido dengue antes si se infectan con dengue después de la vacunación.

Los niños necesitan 3 dosis de la vacuna contra el dengue. La segunda dosis debe administrarse 6 meses después de la primera y la tercera dosis 6 meses después de la segunda.

La vacuna contra el dengue se puede administrar al mismo tiempo que otras vacunas.

Hable con su proveedor de atención médica

Informe a su proveedor de vacunación si la persona que recibe la vacuna:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de una dosis anterior de la vacuna contra el dengue o tiene alguna alergia grave que ponga en peligro su vida

  • Tiene un sistema inmunitario debilitado

Si la persona que se vacunará está embarazada o en periodo de lactancia, debe hablar con su médico sobre los beneficios y los posibles riesgos de la vacuna contra el dengue.

En algunos casos, su proveedor de atención médica puede decidir posponer la vacunación contra el dengue hasta una visita futura.

Las personas con enfermedades leves, tales como un resfriado, pueden vacunarse. Las personas que tienen una enfermedad moderada o grave generalmente deben esperar hasta recuperarse antes de recibir la vacuna contra el dengue.

Su proveedor de atención médica puede brindarle más información.

Riesgos de una reacción a la vacuna

  • Después de la vacunación contra el dengue puede producirse dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección, cansancio o debilidad, fiebre, dolor de cabeza, fatiga o dolor muscular.

  • Si una persona que nunca ha tenido dengue en el pasado se vacuna contra el dengue, corre mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave en el caso de que se infecte con dengue en el futuro.

Las personas a veces se desmayan después de procedimientos médicos, incluida la vacunación. Informe a su proveedor si se siente mareado o tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.

Al igual que con cualquier medicamento, existe una posibilidad muy remota de que la vacuna cause una reacción alérgica grave, otras lesiones graves o la muerte.

¿Qué sucede si hay un problema grave?

Podría producirse una reacción alérgica después de que la persona vacunada abandone la clínica. Si observa signos de una reacción alérgica grave (urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco acelerado, mareos o debilidad), llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano.

Para otros signos que le preocupen, llame a su proveedor de atención médica.

Las reacciones adversas deben notificarse al Sistema de notificación de reacciones adversas a las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su proveedor de atención médica generalmente presentará este informe, o puede hacerlo usted mismo. Visite el sitio web de VAERS o llame al 1-800-822-7967. VAERS es solo para informar reacciones, y los miembros del personal de VAERS no brindan asesoramiento médico.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica.

  • Llame a su departamento de salud local o estatal.

  • Visite el sitio web en inglés de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para obtener folletos sobre paquetes de vacunas e información adicional.

  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés):

Última actualización
3/21/2022
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos