Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Vacunas ACWY contra el meningococo: Lo que usted necesita saber

¿Por qué debe vacunarse?

La enfermedad meningocócica es una enfermedad grave causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis. Es una de las causas principales de meningitis (infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal y de infecciones sanguíneas. La enfermedad meningocócica con frecuencia ocurre sin previo aviso, incluso entre personas que no tienen problemas de salud.

La enfermedad meningocócia se puede transmitir de persona a persona a través del contacto cercano (tos, besos) o contacto por largo tiempo, especialmente entre las personas que viven en el mismo hogar.

Existen por lo menos 12 tipos de N. meningitidis, llamados "serogrupos". Serogrupos A, B, C, W y Y causan la mayoría de las enfermedades meningocócicas.

Cualquiera puede contraer la enfermedad meningocócica, pero ciertas persona corren mayor riesgo, tales como:

  • Bebés menores de un año de edad

  • Adolescentes y adultos jóvenes de 16 a 23 años de edad

  • Personas con ciertas afecciones médicas que afectan su sistema inmunitario

  • Microbiólogos que rutinariamente trabajan con aislados de N. meningitidis

  • Personas en riesgo debido a un brote en su comunidad

Aunque se puede tratar, la enfermedad meningocócica mata a 10 de cada 15 personas infectadas de un grupo de 100. Y de aquellos que sobreviven, 10 de cada 20 sufren de discapacidades tales como pérdida auditiva, daño cerebral, daño renal, amputaciones, problemas del sistema nervioso o cicatrices graves de injertos de piel.

Las vacunas ACWY contra la enfermedad meningocócica pueden ayudar a prevenir la enfermedad causada por serogrupos A, C, W y Y. Una vacuna diferente está disponible para ayudar a proteger contra el serogrupo B.

Vacunas ACWY contra el meningococo

Existen dos tipos de vacuna contra el meningococo aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para la protección contra los serogrupos A, C, W y Y: vacuna conjugada contra el meningococo (MenACWY) y vacuna polisacárida contra el meningococo (MPSV4).

Dos dosis de MenACWY se le recomiendan rutinariamente a los adolescentes entre los 11 y los 18 años de edad: la primera dosis a los 11 o los 12 años de edad y dosis de refuerzo a los 16 años de edad. Algunos adolescentes, incluidos lo que sufren de VIH, deben obtener dosis adicionales. Para más información, pregunte a su proveedor de salud.

Además de la vacuna rutinaria para los adolescentes, la vacuna MenACWY también se le recomienda a ciertos grupos de personas:

  • Personas en riesgo debido a un brote de serogrupos A, C, W o Y.

  • Cualquier persona con daño o patología en el bazo o que se lo hayan extraído/extirpado.

  • Cualquiera con la rara afección al sistema inmunitario conocida como "deficiencia persistente del componente complementario".

  • Cualquier persona que este tomando el fármaco llamado eculizumba (también llamado Soiris®)

  • Microbiólogos que rutinariamente trabajan con aislados de N. meningitidis.

  • Cualquier persona que viaja o que vive en una zona del mundo donde la enfermedad meningocócia es común, como es el caso de partes de áfrica.

  • Estudiantes de primer año de universidad que viven en dormitorios compartidos

  • Reclutas de la fuerza militar estadounidense

Los niños entre los 2 y los 23 mees de edad y las personas con ciertas afecciones necesitan varias dosis para una protección adecuada. Pregúntele a su proveedor de salud sobre la cantidad y cuándo debe recibir las dosis y si necesita dosis de refuerzo.

La vacuna MenACWY es la recomendada para las personas que tienen entre 2 meses y 55 años de edad, han recibido la MenACWY antes o prevén que van a necesitar varias dosis. La MPSV4 se recomienda a los adultos mayores de 55 años de edad que prevén necesitar sólo una dosis (viajeros, o durante un brote de enfermedad).

Algunas personas no deben recibir esta vacuna

Comuníquele a la persona que le va a aplicar la vacuna si:

Las personas que hayan tenido una reacción alérgica grave.

Si ha tenido una reacción alérgica que haya puesto su vida en peligro después de haber recibido una dosis de la vacuna ACWY o si ha tenido una reacción alérgica grave a cualquier ingrediente de la vacuna, no debe aplicarse la vacuna. Su proveedor le puede informar los ingredientes de la vacuna.

Si está embarazada o amantando.

No existe mucha información sobre los posibles riesgos de la vacuna para una mujer embarazada o que esté amamantando. Sólo debe aplicarse durante el embarazo en el caso que sea definitivamente necesario.

Si tiene una enfermedad leve, tal como un resfriado, probablemente se pueda vacunar hoy mismo. Si tiene una enfermedad entre moderada y severa, probablemente deba esperar para recuperarse. Su médico lo puede aconsejar.

¿Cuáles son los riesgos de tener una reacción a la vacuna?

Al igual que cualquier medicamento, las vacunas podrían causar efectos secundarios. Estos por lo general son leves y desaparecen en un pocos días, pero las reacciones graves también son posibles.

Casi la mitad de las personas que reciben la vacuna ACWY contra el meningococo sufren problemas leves después de la vacunación, tales como enrojecimiento o molestias donde se le aplicó la inyección. Si estos problemas ocurren, por lo general solo duran de 1 a 2 días. Estos son más comunes después de la vacuna MenACWY que de la MPSV4.

Un porcentaje pequeño de personas que reciben la vacuna les ocasiona una fiebre leve.

Problemas que pueden presentarse después de inyectarse la vacuna:

  • Algunas personas se desmayan a veces después de un procedimiento médico, incluyendo la aplicación de las vacunas. Sentarse o recostarse por 15 minutos puede ayudar a prevenir los desmayos y las lesiones causadas por la caída. Dígale al médico si siente mareado o si sufre cambios en la visión o zumbido en los oídos.

  • Algunas personas experimentan un dolor agudo en el hombre and tienen dificultad para mover el brazo donde fue aplicada la inyección. Esto pasa muy poco.

  • Cualquier medicamento puede causar una reacción alérgica grave. Estas reacciones a las vacunas no son comunes, estimadas en 1 en un millón, y se presentan entre unos minutos a varias horas después de la vacunación.

  • Como es el caso de cualquier medicamento, existe una posibilidad muy remota de que la vacuna causa lesiones graves o la muerte.

La seguridad de las vacunas siempre está siendo supervisada. 

¿Qué sucede si se produce una reacción moderada o grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Preste atención a cualquier cosa fuera de lo común, como una reacción alérgica grave o fiebre alta o comportamiento fuera de lo común.

  • Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir urticaria,, debilidad, latidos acelerados del corazón, inflamación de la cara y garganta, dificultad para respirar, mareo y debilidad, usualmente dentro de unos minutos a varias horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica u otra emergencia que no puede esperar, llama al 911 y diríjase al hospital más cercano. Si no es el caso, contacte a su médico.

  • Después, la reacción debe ser comunicada al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS). Su médico puede presentar el informe usted mismo lo puede hacer en el sitio web del VAERS en www.vaers.hhs.gov/spanishmain o llamando al 1-800-822-7967.

VAERS no da consejos médicos.

Programa Nacional de Compensación por Daños Derivados de las Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Daños Derivados de Vacunas (VICP) se creó en 1986. Las personas que creen que pueden haber sufrido daños a causa de una vacuna pueden obtener información sobre el programa y sobre la presentación de una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccinecompensation.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Su médico puede darle el folleto de información que viene con la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.

  • Llame al departamento de salud local o estatal.

  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

Información adicional en HealthyChildren.org:

Última actualización
7/21/2016
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest