Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Una ginecóloga habla sobre las consecuencias del VPH en las mujeres de 30 años.

Por:  Rebecca Perkins MD, MSc, FACOG

He estado en la práctica por 10 años y en la actualidad veo a pacientes en una clínica de ginecología de comunidad. Aproximadamente una de cada cinco mujeres que veo se presenta debido a un problema relacionado con el virus del papiloma humano (VPH).
 
Nuevos datos y lo que veo en mi práctica confirman que la mayoría de las infecciones por VPH no "desaparecen" sino que permanecen inactivas y se reactivan más adelante. La mayor parte de mis pacientes están en sus treinta o en sus cuarenta. Casi todas están casadas. Una de las pacientes estuvo abstinente por 26 años antes de obtener una prueba positiva del VPH.

Para prevenir el cáncer cervical, yo ordeno pruebas de biopsia cervical a mis pacientes con pruebas de VPH y de citología (Papanicolaou) anormales.  Algunas de estas mujeres desarrollan cambios precancerosos severos y requieren un procedimiento quirúrgico menor para extraer la parte enferma del cérvix antes de que desarrollen un cáncer invasivo. Tengo que supervisar por muchos años a las otras pacientes con biopsias cervicales dolorosas para cerciorarme de que no están desarrollando cáncer.

He realizado recientemente histerectomías a tres mujeres en sus treinta que desarrollaron un pre-cáncer severo que no se podía tratar con un procedimiento menos invasivo. El pre-cáncer se le descubrió a una de estas pacientes en una citología de rutina (prueba de Papanicolaou). Ella y su esposo estaban iniciado tratamientos para la infertilidad. Debido a la naturaleza agresiva de su pre-cáncer, se le recomendó una histerectomía después del procedimiento inicial. Después de varios meses de reflexión, ella y su marido decidieron renunciar a tener niños juntos para que ella pudiera realizarse una histerectomía que le salvara la vida.

No soy una oncóloga. En los Estados Unidos, por lo menos 8.000 hombres y mujeres fallecerán debido a un cáncer relacionado con el VPH— esta carga de mortalidad es similar a la del sarampión en los tiempos previos a la vacuna. Como ginecóloga, veo a la vacuna contra el VPH como un avance increíble y una manera de mejorar sobremanera las vidas de las mujeres y de los hombres protegiéndolos en la adolescencia.

Sobre la Dra. Perkins:

 

Rebecca Perkinsm MD, MSc es una profesora asociada de Obstetricia y Ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston/Centro Médico de Boston y ha participado activamente en estudios de investigación para la prevención del cáncer cervical desde el 2003. Su trabajo se centra en las posturas frente a las vacunas contra el VPH en padres de adolescentes de bajos ingresos, de la minoría en los Estados Unidos y de los proveedores que los atienden. También está estudiando intervenciones para mejorar el índice de vacunación contra el VPH en adolescentes de las minorías y con bajos ingresos. En la actualidad ella trabaja con la American Academy of Pediatrics, El Colegio de Obstétras y de Ginecólogos de los EE.UU. (American College of Obstetricians and Gynecologists), la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) y los CDC en campañas nacionales para la vacunación contra el VPH.

La medicina antes de las vacunas:

Este artículo es parte de una serie de narraciones de experiencias personales publicadas para conmemorar el  Mes de Concientización sobre las Vacunas que se realiza todos los años en el mes de agosto.

Autor
Rebecca Perkins MD, MSc, FACOG
Última actualización
11/21/2015
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2015)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest