Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Vacunas contra el tétano, difteria y tos ferina

Existen cuatro combinaciones de vacunas que se utilizan para prevenir la difteria, tétano y tos ferina: DTaP, Tdap, DT y Td. Dos de estas (DTaP y DT) se les administran a niños menores de 7 años de edad, y dos (Tdap y Td) se les administran a niños mayores y adultos. Varias otras combinaciones de vacunas contienen DTaP junto con otras vacunas de la niñez.

Los niños deben recibir 5 dosis de DTaP, una dosis en cada una de las siguientes edades: 2, 4, 6 y 15 a 18 meses de edad y 4 a 6 años de edad. La DT no incluye la tos ferina y se usa como sustituto de la DTaP para niños que no pueden tolerar la vacuna de la tos ferina.

La Td es una vacuna contra el tétano y la difteria que se les administra a los adolescentes y adultos como una inyección de refuerzo cada 10 años, o después de haber estado expuestos a tétano bajo ciertas circunstancias. La Tdap es similar a la Td pero también incluye protección contra la tos ferina. Una sola dosis de Tdap se recomienda para los adolescentes de 11 o 12 años de edad, o en lugar de un refuerzo de Td en adolescentes mayores y adultos entre los 19 y 64 años de edad.

[Las letras mayúsculas en estas abreviaturas indican dosis de fuerza completa de las anatoxinas de difteria (D) y tétano (T) y la vacuna contra la tos ferina (P). Las letras minúsculas “d” y “p” indican dosis reducidas de difteria y tos ferina utilizadas en formulaciones para adolescentes/adultos. La “a” en DTaP y Tdap significa “acelular,” lo que quiere decir que el componente de tos ferina contiene solo una parte del organismo de la tos ferina].
Última actualización
11/21/2015
Fuente
Immunizations &Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest