Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Portabebés: mochilas traseras, mochilas delanteras y arneses

​​Los portabebés traseros y delanteros (también conocidos como canguro o fular) que permiten a los padres "llevar" a su bebé son muy populares. Para la comodidad y seguridad de su bebé (y las suyas), siga estas pautas cuando compre y use portabebés.

  • Los bebés que nacieron prematuramente o con problemas respiratorios no deben colocarse en mochilas traseras u otros dispositivos de posicionamiento vertical, ya que el posicionamiento en estos dispositivos puede hacer que les sea más difícil respirar.

  • Algunos portabebés tipo arnés pueden curvar el cuerpo de su bebé y hacer que forme una C, lo que aumenta enormemente el riesgo de problemas respiratorios. Si usa un arnés, el cuello de su bebé debe estar recto y su mentón no debe presionar contra su pecho; además, debe asegurarse de que pueda ver su cara en todo momento.

  • Cuando use cualquier tipo de portabebés, debe controlarlo con frecuencia para asegurarse de que la boca y la nariz de su bebé no estén bloqueadas por la tela o por su cuerpo y que el flujo de aire no esté restringido. La Comisión para la Seguridad de Productos para el Consumidor (en inglés) advierte sobre el peligro de asfixia para los bebés, en particular, para los menores de cuatro meses, que se llevan en portabebés tipo arnés. Cuando se usa un arnés para llevar a un bebé, es importante asegurarse de que la cabeza del bebé esté erguida y por encima de la tela, que la cara sea visible y que la nariz y la boca no estén cubiertas por nada que pueda bloquear el flujo de aire.

  • Lleve a su bebé con usted cuando vaya a comprar el portabebés para medir el tamaño correcto para él. Asegúrese de que el portabebés le brinde soporte a su espalda y que los orificios para las piernas sean lo suficientemente pequeños como para que no tengan posibilidad de deslizarse a través de ellos. Busque que el material sea resistente.

  • Si compra una mochila trasera, la estructura de aluminio debe estar acolchada, para que su bebé no se lastime si se golpea contra ella. Un parasol también es una buena idea para proteger a su bebé del sol.

  • Revise la mochila periódicamente para ver si hay roturas y rasgaduras en las costuras y los sujetadores.

  • Cuando use un portabebés, si necesita levantar algo, flexione las rodillas y no la cintura. De lo contrario, el bebé podría salirse del portabebés y usted podría lastimarse la espalda.

  • Los bebés mayores de cinco meses pueden ponerse inquietos en el portabebés, por lo que debe continuar usando las correas de sujeción. Algunos niños apoyarán sus pies contra la estructura o contra su cuerpo, y cambiarán la distribución de su peso. Debe tener la certeza de que su hijo está sentado correctamente antes de salir a caminar.​

Última actualización
7/14/2021
Fuente
Adapted from the 7th edition of Caring for Your Baby: Birth to Age 5
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos