Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cuál es nuestra posición con respecto a los asientos de seguridad para niños

Todos los cincuenta estados del país requieren que los niños vayan en asientos de seguridad para automóvil. La American Academy of Pediatrics recomienda que todos los bebés recién nacidos a los que se les da de alta del hospital se les lleve a casa en asientos de seguridad para bebés. La AAP elaboró pautas sobre los asientos de seguridad para bebés con bajo peso al nacer, que incluyen llevar al bebé en un asiento colocado hacia atrás y con soporte para el bebé con suficiente relleno a los lados, afuera del sistema del arnés. Se recomienda un asiento de seguridad convertible a medida que el niño crece.

Los bebés y niños pequeños deben ir siempre en asientos de seguridad, preferiblemente en el asiento trasero, porque es el más seguro. Nunca utilice un asiento de seguridad viendo hacia atrás en el asiento delantero de un automóvil equipado con una bolsa de aire para pasajeros. Nunca debe ir un bebé o niño en los brazos de un adulto. Los niños menores de doce años deben ir siempre en el asiento trasero.

Los niños mayores deben utilizar sillas elevadoras hasta que el cinturón de seguridad del vehículo les quede bien. Esto sucede cuando el niño se puede sentar bien en el asiento trasero con las rodillas flexionadas al borde del asiento, el cinturón debe cruzar el medio del pecho, y el cinturón del regazo debe quedar firme sobre los muslos y el niño puede sentarse de esta forma durante todo el viaje.

https://www.healthychildren.org/SiteCollectionImagesArticleImages/Un-mensaje-asientosdeseguridadl.jpg

Información adicional:

Última actualización
10/24/2017
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 6th Edition (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest