Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Medidas de seguridad para bolsas de aire en automóviles

​Una bolsa de aire puede salvarle la vida. Sin embargo, las bolsas de aire y los niños pequeños son una combinación peligrosa. 

Todos los automóviles nuevos tienen bolsas de aire delanteras instaladas. Cuando se utilizan con los cinturones de seguridad, las bolsas de aire funcionan bien para proteger a los adolescentes y adultos; sin embargo, las bolsas de aire pueden ser muy peligrosos para los niños, especialmente los que van en asientos orientados hacia atrás y para los niños en edad preescolar y niños que recién comienzan la escuela que no estén bien sujetados. Si su vehículo tiene una bolsa de aire para el pasajero delantero, los bebés en asientos de seguridad orientados hacia atrás deben viajar en el asiento trasero. Incluso en un choque a velocidad relativamente baja, la bolsa de aire puede inflarse, pegarle al asiento de seguridad para el automóvil y causar lesiones cerebrales graves y la muerte.

Los vehículos sin asiento trasero o con un asiento trasero que no está hecho para pasajeros no son la mejor opción para viajar con niños pequeños; sin embargo la bolsa de aire se puede desactivar en algunos de estos vehículos, si se necesita el asiento delantero del pasajero para un niño. Consulte el manual del propietario de su vehículo para obtener más información.

La mayoría de los automóviles nuevos tiene bolsas de aire laterales instaladas. Las bolsas de aire laterales mejoran la seguridad de los adultos en choques de impacto lateral. Consulte el manual del propietario de su vehículo para obtener más información acerca de las bolsa de aire (airbags) del vehículo. Lea las instrucciones de su asiento de seguridad para el automóvil y el manual del propietario de su vehículo por conocer las pautas sobre la colocación del asiento junto a una bolsa de aire lateral.


La siguiente información le ayudará a proteger la vida y la seguridad de usted y sus hijos:

  • El lugar más seguro para todos los bebés y niños menores de 13 años es el asiento trasero.

  • Todo niño debe viajar debidamente sujetado, ya sea en un asiento de seguridad para el auto, en una silla elevadora con cinturón de seguridad o con el cinturón de regazo y de hombro adecuado a su edad.

    • Todos los bebés y niños pequeños deben viajar en un asiento de seguridad orientado hacia atrás el mayor tiempo posible hasta que alcancen el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad.

    • Todos los niños a los que se les ha quedado pequeño el asiento de seguridad orientado hacia atrás, deben ir en un asiento de seguridad orientado hacia delante con arnés por el mayor tiempo posible, hasta alcanzar el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante del asiento.

    • Todos los niños cuyo peso o estatura sobrepasen el límite de un asiento de seguridad orientado hacia delante, deben usar una silla elevadora con cinturón de seguridad hasta que el cinturón de seguridad del vehículo se ajuste a su cuerpo apropiadamente, lo que usualmente ocurre cuando alcanzan 4 pies, 9 pulgadas de estatura y tienen entre 8 y 12 años de edad.

    • Una vez que el niño tenga la edad y la estatura suficientes para ser sujetado únicamente por el cinturón de seguridad del vehículo, siempre deberá usar un cinturón de regazo y de hombro para tener la protección óptima.

 

Lo que los padres pueden hacer

  • Eliminar los riesgos potenciales de las bolsas de aire colocando a los niños en el asiento trasero y con el cinturón de seguridad siempre que vayan en un vehículo motorizado.

  • Programar cada viaje a fin de no transportar más niños de los que pueden ir amarrados con seguridad en el asiento trasero.

  • La mayoría de las familias no requieren la instalación de interruptores de encendido de las bolsas de aire. Si éstas permanecen apagadas no proporcionan ninguna protección para los niños mayores, adolescentes, padres u otros adultos sentados en los asientos delanteros.

  • Dicho interruptor se instala y usa sólo cuando un niño que requiere atención especial debe ser transportado en el asiento delantero, generalmente por recomendación del pediatra, pero siempre y cuando no pueda ir un adulto con él en el asiento trasero.

  • Si no existe ninguna manera de evitarlo y debe transportar a un niño en el asiento delantero, córralo hacia atrás alejándolo lo más posible de la bolsa de aire. Sujete al niño correctamente con el cinturón de acuerdo a su tamaño. Considere que, aun así, su niño está expuesto a lesiones por la bolsa de aire. El lugar más seguro para transportar un niño es el asiento trasero del auto.

Última actualización
2/24/2021
Fuente
Adapted from Air Bag Safety (Copyright 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos