Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

La ictericia en los recién nacidos: preguntas frecuentes de los padres

​La ictericia es el color amarillento que se observa en la piel de muchos recién nacidos. Ocurre cuando una sustancia química, llamada bilirrubina, se acumula en la sangre del bebé. Siga leyendo para conocer las respuestas a algunas preguntas comunes que tienen los padres sobre esta afección y cómo se trata.

¿Por qué la ictericia es común en los recién nacidos?

Todos tenemos bilirrubina en la sangre, que proviene de los glóbulos rojos y se elimina a través del hígado. Antes del nacimiento, el hígado de la madre se ocupa de hacer esto por el bebé. La mayoría de los bebés desarrollan ictericia durante los primeros días posteriores al nacimiento porque el hígado del bebé tarda algunos días en aprender a eliminar bien la bilirrubina.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene ictericia?

Por lo general, la piel de un bebé con ictericia se ve amarilla. La mejor manera de observar la ictericia es bajo una buena luz, como la luz solar o luces fluorescentes. La ictericia suele aparecer primero en la cara y luego pasa al pecho, al abdomen, brazos y piernas a medida que aumenta el nivel de bilirrubina. También es posible que la parte blanca de los ojos se vuelvan amarillas. Es probable que sea más difícil ver la ictericia en bebés con un color de piel más oscuro.

¿La ictericia puede hacerle daño a mi bebé?

La mayoría de los bebés tienen ictericia leve, que es inofensiva, pero en situaciones inusuales el nivel de bilirrubina puede volverse demasiado alto y causar daño cerebral. Es por esto que hay que revisar con mucho cuidado a los recién nacidos para detectar la ictericia y evitar un nivel de bilirrubina alto.

¿La lactancia materna afecta la ictericia?

La leche materna (leche humana) es el alimento ideal para su bebé. La ictericia es más común en los bebés que son amamantados que en los bebés que son alimentados con fórmula. Esto sucede con más frecuencia en los recién nacidos que no obtienen suficiente leche materna porque sus madres no producen suficiente leche (especialmente si la leche llega tarde) o si la lactancia no va bien, por ejemplo, los bebés no se prenden correctamente.

Durante las primeras 24 horas después del nacimiento, los recién nacidos que son amamantados reciben solo alrededor de 1 cucharadita de leche con cada alimentación. La cantidad de leche materna suministrada aumenta cada día. Si está amamantando, debe amamantar a su bebé al menos de 8 a 12 veces al día durante los primeros días. Esto le ayudará a producir suficiente leche y ayudará a mantener bajo el nivel de bilirrubina del bebé. Si tiene problemas para amamantar, pídale ayuda al médico o la enfermera de su bebé, o a un especialista en lactancia.

¿Cuándo deben medir el nivel de bilirubina de mi bebé?

A cualquier bebé que tenga ictericia en las primeras 24 horas después del nacimiento debe medírsele el nivel de bilirrubina de inmediato. Todos los bebés deben tener al menos una medición de bilirrubina con análisis de piel o de sangre antes de ser dados de alta del hospital. Si un bebé necesita niveles adicionales de bilirrubina medidos va a depender de la edad del bebé, el nivel de bilirrubina y si el bebé tiene otras cosas que hacen que la ictericia sea más probable.

Es importante que revisen a su bebé poco después de salir del hospital. En la mayoría de los casos, los bebés dados de alta antes de las 48 horas deben ser vistos por un proveedor de atención médica dentro de los 2 días. Pregúntele al proveedor de atención médica de su bebé sobre su nivel de bilirrubina y programe una consulta de seguimiento.

P: ¿Por qué algunos bebés necesitan de un seguimiento después de darles de alta del hospital?

Algunos bebés corren un mayor riesgo de tener altos niveles de bilirrubina y tal vez deban ser revisados con más prontitud que otros una vez que les hayan dado de alta del hospital. Pregunte a su médico si puede llevarlo a una visita de seguimiento precoz si su bebé tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Un nivel alto de bilirrubina antes del alta hospitalaria

  • Nacimiento prematuro (más de 2 semanas antes de la fecha probable de parto)

  • Ictericia durante las primeras 24 horas posteriores al parto

  • Lactancia materna que no está funcionando bien

  • Muchos hematomas o sangrado debajo del cuero cabelludo a causa del trabajo del parto y el parto

  • Padre, madre o hermanos que tuvieron un alto nivel de bilirrubina y recibieron fototerapia.

Además, infórmele al médico de su bebé si come habas o usa alguno de los siguientes productos: bolas de naftalina, antibióticos, henna o remedios a base de hierbas. Se debe evitar comer habas y usar estos productos porque en casos raros esto puede causar ictericia severa.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi bebé?

Llame al médico del bebé si nota estos síntomas:

  • La piel de su bebé se torna más amarilla.

  • El abdomen, los brazos o las piernas del bebé están amarillos.

  • La parte blanca de los ojos del bebé está amarilla.

  • Su bebé tiene ictericia y cuesta despertarlo, está molesto o no toma bien el pecho o el biberón.

¿Cómo se previene la ictericia intensa?

El tratamiento puede prevenir los efectos potencialmente dañinos de la ictericia. La mayoría de los casos de ictericia no requieren tratamiento. Cuando es necesario un tratamiento, se coloca al bebé bajo unas luces especiales, sin ropa, para bajarle el nivel de bilirrubina. Por lo general, esto se hace en el hospital, pero dependiendo del nivel de bilirrubina, la edad y otras características de su bebé, a veces se puede hacer en casa. En algunos bebés, complementar la leche materna con leche de fórmula puede ayudar a reducir el nivel de bilirrubina.

Los niveles muy altos de bilirrubina son una emergencia médica que puede requerir el ingreso a la unidad de cuidados intensivos y otro tratamiento, incluido un tipo especial de transfusión de sangre que puede disminuir rápidamente el nivel de bilirrubina.

Nota: Exponer a su bebé a la luz solar no es una forma segura de tratar la ictericia.

¿Cuándo desaparece la ictericia?

En bebés amamantados, es común que la ictericia dure 1 mes o a veces más. En bebés alimentados con leche de fórmula, la mayor parte de la ictericia desaparece a las 2 semanas. Informe al médico de su bebé si su bebé tiene ictericia durante más de 2 semanas (si es alimentado con leche de fórmula) o más de 4 semanas (si su bebé es amamantado principalmente).

Más información:

Última actualización
8/10/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos