Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo puedo participar más en la escuela de mi niño

​Afortunadamente, la relación entre los padres y el personal escolar suele ser bastante buena. En la mayoría de los casos los profesores y los directores aprecian sus comentarios y su participación en la escuela.

Participación en la Asociación y en la Organización de Padres y Doscentes (PTA y PTO, por sus siglas en inglés)

Su articipación activa en la Asociación de Padres y Maestros (PTA, por sus siglas en inglés) o la Organización de Padres y Maestros (PTO, por sus siglas en inglés) es una excelente forma de brindar su apoyo y comentarios a la escuela de una manera ya establecida y organizada. En estos días de presupuestos limitados y familias con dos padres que trabajan, un padre que puede donar algo de su tiempo incluso una o dos horas a la semana es algo que se aprecia mucho.

Voluntariado en el salón de clases

Algunos padres disfrutan donando su tiempo para participar en las aulas, trabajando con los estudiantes a las mismas horas cada semana, quizá ayudando a un pequeño grupo con sus lecturas, artes y trabajos manuales o con el uso de las computadoras. Si usted puede donar su tiempo para ayudar en el salón de clases de su niño durante la semana, hágaselo saber al maestro al comienzo del año escolar para definir una hora conveniente para ambos — una hora que los niños estén disponibles y no estén fuera de clase en prácticas de banda o en algún programa de educación especial.

Eventos especiales

Las escuelas necesitan con frecuencia ayuda para preparar y servir las comidas o los refrigerios durante los eventos especiales. Asegúrese de que sus labores como voluntario coinciden con el currículo o con la filosofía de la escuela o del maestro. Si usted se ha ofrecido a traer refrescos para una fiesta de la clase, es posible que el profesor o profesora quiera que traiga refrigerios saludables para reforzar la educación sobre la nutrición que se enseña en la escuela. En lugar de pastelitos, la profesora podría sugerirle que traiga una bandeja de frutas frescas.

Excursiones

Las excursiones y los viajes educativos se han convertido en formas importantes para brindar a los niños diversas experiencias en la comunidad, que luego pueden servir como base de inspiración para la escritura y las discusiones. Sin embargo, estas excursiones no serían posibles sin apoyo de los padres que sirven de chaperones. Si usted puede servir de voluntario, lo harán responsable de un grupo en particular de los niños. Si usted necesita tiempo para planear su participación en estos viajes, pídale al maestro que le avise con bastante tiempo de anticipación.

Consejos para los padres que trabajan

Incluso si no puede ayudar en la escuela de su hijo con frecuencia, trate de hacerlo por lo menos de vez en cuando. Inclusive participando en una sola actividad al año — acompañando a la clase durante una excursión o ayudando tras los bastidores el día de un espectáculo de talento— puede significar mucho para su hijo. Le hará sentir que sus actividades en la escuela son importantes para usted.

Muchos padres hacen el esfuerzo de asistir a los eventos escolares en los cuales sus hijos participan. Sin embargo, si hay un evento importante en la vida escolar de su hijo al que simplemente no pueda asistir debido a otros compromisos o a su trabajo, trate de que otra persona vaya, un abuelo, un tío o un amigo — que pueda darle apoyo moral a su hijo y hasta tomar algunas fotos para que usted las veas más tarde.

Formulación de políticas de participación

Algunos padres participan en las actividades de las escuelas de otras formas --concretamente a nivel de formulación de políticas. Muchas escuelas tienen "asambleas escolares" "juntas escolares de padres ", o "grupos o equipos de salud escolar", que ayudan a determinar la dirección que toma cada escuela. Además, los consejos escolares necesitan candidatos para llenar estas posiciones, así como voluntarios para servir en comités especiales encargados de evaluar todo, desde el plan de estudios hasta la seguridad escolar.

De vez en cuando, la relación entre los maestros, administradores y madres o padres entusiastas llega a ser tensa y frustrante para todos los participantes. Si los padres están trabajando para impulsar un programa para la escuela de su hijo o están tratando de servir como defensores de su propio hijo, que puede estar teniendo dificultades sobre un tema particular o con un maestro, su participación a veces puede percibirse como más perjudicial que útil, por muy buen intencionadas que sea.

Para lograr que su relación con la escuela sea productiva, muestre respecto al personal de la escuela, escuche sus puntos de vista, exhiba cierta flexibilidad y busque maneras de llegar a un acuerdo tanto como sea posible. Tanto usted como la escuela tienen el mismo objetivo en mente — educar a su hijo, así que trate de trabajar con los maestros y el personal en vez de asumir una postura de confrontación.

Última actualización
11/21/2015
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest