Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Almuerzos escolares: usted puede mejorarlos

​Planificar las comidas para las escuelas es un proceso complicado. Los menús tienen que permitir una amplia gama de sabores y restricciones. Los presupuestos son limitados. Los alimentos que están disponibles a un costo más bajo y requieren la menor preparación suelen ser altos en grasa, azúcar y sal.

Según la iniciativa de alimentos escolares para niños saludables establecida en 1996, los menús del almuerzo escolar con respaldo de subvenciones federales deben cumplir con las directrices vigentes de salud. Cuando se trata de grasa, se requiere que las comidas no tengan más del 30% total de calorías provenientes de grasa y no más del 10% de grasa saturada. 

Programa nacional de almuerzo escolar: Requisitos para mejorar el menú de la escuela

Requiere que las escuelas que participan en el programa nacional de almuerzos escolares adopten las siguientes medidas prácticas para mejorar los menús:

  • Agregar más frutas, verduras y granos a los menús
  • Ofrecer menús de alimentos equilibrados usando alimentos de cada uno de los 5 grupos
  • Reducir el contenido total de grasa total sirviendo más porciones de verduras con los platos principales, menos carnes de res y cerdo y menos alimentos fritos
  • Variar los menús sirviendo platos más étnicos, tales como pasta y tacos

Equipo de Nutrición

Para apoyar los esfuerzos que se hacen en el comedor o cafetería, el Departamento de Agricultura formó al Equipo de Nutrición, un programa para mejor los hábitos alimentarios de los niños y aumentar la concientización sobre el vínculo de los alimentos y la salud. La meta del Equipo de Nutrición es mejorar los hábitos alimentarios y de actividad física de los niños para toda la vida usando los principios establecidos en las directrices alimentarias para los estadounidenses. Este plan incluye a las escuelas, los padres y la comunidad con el fin de continuar mejorando las comidas escolares y para promover la salud y la educación de 50 millones de niños en edad escolar y de más de 96.000 escuelas en todo el país.

¿Qué puede hacer para que la escuela de su hijo sea más sana?

También existe una ofensiva a nivel estatal y local para ayudar a los niños a comer mejor. En muchas comunidades, los niños de la escuela primaria están aprendiendo no sólo a cocinar los alimentos, pero también cómo cultivar una variedad de productos. Los cursos combinan la producción de alimentos y la preparación con valiosas lecciones sobre historia, economía, ciencias sociales y matemáticas.

Si usted no está satisfecho con las opciones disponibles en la cafetería de la escuela de su hijo, participe en las organizaciones de padres y maestros de su escuela para encontrar algunas alternativas saludables, como lo están haciendo muchos padres y maestros en todo el país.

Incluso si no tiene el tiempo o no hay recursos para renovar totalmente la cafetería de la escuela, usted podría asegurarse de que la barra de ensaladas ofrezca una buena selección de verduras crudas y aderezos bajos en grasa. Las opciones de las máquina expendedoras también pueden modificarse para eliminar refrigerios con alto contenido de grasas y calorías vacías y proporcionar meriendas saludables que incluyan más fruta fresca y productos lácteos bajos en grasa, así como agua y jugos con un 100% de contenido de fruta en lugar de refrescos.

Sugiera a la escuela de su hijo que abastezca las máquinas expendedoras con alimentos saludables. Aunque los administradores de las escuelas teman perder dinero al hacer estos cambios, muchas escuelas que están proporcionado opciones saludables no han perdido su dinero o han visto aumentar sus ingresos.

Última actualización
4/18/2014
Fuente
Bright Futures: Nutrition, 3rd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos