Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Una familia funcional

¿Existe alguna forma de saber si mi familia es funcional?

Muchos padres se hacen esta pregunta, pero no hay una respuesta básica ya que puede haber definiciones muy amplias del término normal o funcional.

Aun así, hay varias características que generalmente se identifican con una familia que funciona bien. Algunas incluyen: apoyo, querer y cuidar a los otros miembros de la familia; dar seguridad y un sentido de pertenencia; comunicación abierta; hacer que cada persona dentro de la familia se sienta importante, valorada, respetada y querida.

Estas son algunas otras cualidades que debe considerar cuando está evaluando a su familia.

  • ¿Hay suficiente humor y diversión en su familia a pesar de las exigencias reales de la vida diaria?
  • ¿Su familia tiene reglas que se han establecido claramente y se aplican en forma equitativa, pero son flexibles y responden a situaciones nuevas y cambios en la familia?
  • ¿Las expectativas de la familia para cada persona son razonables, realistas, de mutuo acuerdo y suelen cumplirse?
  • ¿Los miembros de la familia alcanzan la mayoría de sus metas individuales y satisfacen sus necesidades personales?
  • ¿Los padres y los hijos se tienen respeto mutuo genuino, se demuestran amor, cariño, confianza y preocupación, incluso cuando hay desacuerdos?
  • ¿Puede su familia madurar y cambiar sin que todos se molesten o entristezcan?

Cómo mantener una familia saludable

A fin de proporcionar un entorno familiar comprensivo y saludable emocionalmente, debe dedicar algo de reflexión y energía a las siguientes preguntas:

  • ¿Trata a cada hijo como a un individuo? Cada hijo tiene su propio temperamento, su propia forma de ver e interactuar con el mundo a su alrededor. Puede que los padres quieran a sus hijos de la misma forma, pero naturalmente habrá diferentes maneras de relacionarse con cada uno de ellos. Individualice su relación con cada uno de sus hijos, reforzando sus puntos fuertes y talentos y evitando hacer comparaciones poco halagadoras con sus hermanos o amigos.
  • ¿Existen rutinas diarias en su familia? Los hijos y los padres se benefician de tener algunas rutinas diarias predecibles. Los horarios de las mañanas, las horas de comer y las horas de dormir son más fáciles para todos cuando siguen un patrón. A los niños también les gustan los rituales y las tradiciones familiares de los cumpleaños, los días festivos y las vacaciones.
  • ¿Su familia participa en actividades con sus parientes y con la comunidad? Las familias funcionan mejor cuando se sienten conectadas y apoyadas por familiares y amigos. Estas relaciones usualmente requieren que los padres hagan un esfuerzo activo por reunirse socialmente con otros o para proyectos cívicos.
  • ¿Son realistas las expectativas que tiene de sí mismo y de otros familiares? La conciencia propia que tiene su hijo, su conocimiento y sus destrezas están en constante cambio. Observe, lea y hable con otros para saber qué se puede esperar razonablemente en cada fase del desarrollo de su hijo. Los padres también tienen limitaciones de lo que pueden lograr, dados sus recursos y el tiempo disponible. No existen los "super padres", solo personas que están haciendo su mejor esfuerzo.
  • ¿El tiempo que pasa con sus familiares contribuye a las buenas relaciones entre ustedes? La mayor parte del tiempo que usted y su hijo y pareja pasan juntos debe ser divertida, relajada, valiosa y relativamente sin conflictos.
  • Como padre, soltero o como pareja, ¿se encarga de sus propias necesidades? Usted debe llevar una vida personal saludable (lo que incluye hábitos de sueño, ejercicios y dieta adecuados). Saque tiempo, aunque corto, para las cosas que disfruta. Sus hijos prosperarán cuando usted satisface sus necesidades emocionales. Les va mejor cuando son educados por padres que tienen una relación armoniosa.
  • ¿Asume responsabilidad social y moral en su propia vida? Usted es el modelo a seguir más importante para su hijo. Demuestre sus valores a través de acciones y palabras.
Última actualización
3/28/2016
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest