Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo tratar cortes, raspaduras y cicatrices: preguntas frecuentes de los padres

Es casi imposible que un niño curioso y activo no sufra algunas raspaduras y cortes. Por lo general, un beso de mamá o papá y algunos mimos son todo lo que se necesita, pero a veces hace falta más conocimiento sobre cómo ayudar para que las heridas cicatricen bien.

Las siguientes preguntas frecuentes lo ayudarán a prevenir sangrados intensos/hemorragias y otros problemas como las cicatrices cuando su hijo se corta.

¿Cuál es la mejor manera de tratar un pequeño corte o una raspadura?

Casi todos los sangrados activos se pueden detener mediante la aplicación de presión directa con una gasa o un paño limpio sobre la herida durante cinco o diez minutos. El error más común es interrumpir la presión demasiado pronto para mirar la herida. 

  • Una vez que el sangrado se detenga: lave la herida suavemente con agua y jabón durante cinco minutos. Si su hijo se resiste continuamente y no le permite hacerlo, pruebe a sumergir la herida en la bañera. La limpieza de la herida disminuirá la probabilidad de infección y evitará las manchas oscuras causadas por la suciedad atrapada en la piel.
  • Después de la limpieza: aplique una cantidad pequeña de ungüento antibacteriano para mantener la herida húmeda y cúbrala con una gasa o vendaje seco hasta que haya sanado.

¿Cómo sé si mi hijo necesita o no puntos de sutura?

Estas son algunas pautas que lo ayudarán a determinar si se necesitan o no puntos de sutura:

  • Los puntos de sutura pueden resultar convenientes para aquellos cortes que atraviesan toda la piel.
  • Es probable que cualquier corte abierto en el que se vea músculo de color rojo oscuro o grasa amarillenta deba cerrarse, aunque sea pequeño.
  • Es probable que cualquier corte abierto que tenga más de ½ pulgada (1,30 cm) de largo deba cerrarse. Consiga una regla y mídalo si no está seguro. Los cortes más pequeños que este posiblemente no necesiten cerrarse, pero si están abiertos, lo mejor es que un médico los revise.
  • Los pequeños cortes que no estén abiertos quizás no requieran puntos de sutura reales y puedan cerrarse con tiras estériles (cinta quirúrgica).
  • Si su hijo tiene un corte profundo, abierto o que se encuentre en un área sensible desde un punto de vista estético, llame a su pediatra para determinar si se necesitan puntos de sutura.

¿Cuáles son las opciones disponibles en la actualidad para cerrar un corte?

  • El pegamento para la piel fue aprobado para su uso en 1998 y se ha vuelto muy popular. Se aplica frotándolo sobre el corte mientras este se mantiene cerrado. Es una buena elección para cortes rectos, y es rápido e indoloro. Si se hace bien, el resultado estético es igual al de los puntos de sutura. Sin embargo, no se puede utilizar para cerrar una herida que tenga alguna tensión por el uso del músculo. Esto es porque el pegamento para la piel no es tan fuerte como los puntos de sutura y, cuando se utiliza en zonas de tensión, existe un alto riesgo de que el corte se vuelva a abrir.
  • Las tiras estériles (vendas tipo "mariposa") son tiras adhesivas angostas que se colocan sobre un corte, con un poco de tensión para mantenerlo cerrado. Se usan para cortes pequeños que no son muy profundos o sobre una articulación o áreas de tensión. Si se dejan colocadas por lo menos durante tres días, el resultado puede ser tan bueno como los puntos de sutura. Sin embargo, no son tan fuertes como los puntos de sutura y no se mantienen bien colocadas en el lugar.
  • Los puntos de sutura son más resistentes y hay poco o ningún riesgo de que se salgan demasiado pronto. Sin embargo, pueden ser traumáticos por el tiempo que dura colocarlos y el dolor. Las suturas absorbibles son puntos de sutura que NO es necesario retirar. Las suturas no absorbibles son puntos de sutura que es necesario retirar, generalmente de 5 a 12 días después, según la ubicación.
  • Las grapas se usan con más frecuencia para cortes en el cuero cabelludo (dentro del cabello). Son muy rápidas y cierran el corte casi tan bien como los puntos de sutura.

¿Cuánto tiempo después de una lesión debo llevar a mi hijo a un médico para que le pongan puntos de sutura?

La mayoría de los cortes generalmente pueden cerrarse 24 horas después de la lesión. Algunos cortes deberían cerrarse antes, pero es más seguro esperar al menos 8 horas para que el corte se cierre.

  • Si decide esperar: lave el corte de su hijo debajo del grifo para quitar cualquier suciedad. No deje que el corte se seque. Humedezca algunas vendas de gasa y asegúrelas con cinta adhesiva sobre el corte. Cambie la gasa cada dos horas para mantenerla húmeda.

El corte de mi hijo está en su rostro. ¿Debo preocuparme por las cicatrices de los puntos de sutura?  

Los cortes faciales en los niños generalmente sanan notablemente bien y con cicatrices mínimas. Los cirujanos plásticos pediátricos recomiendan que la mayoría de los cortes faciales se reparen mediante simples suturas de puntos separados. El tamaño de la sutura y el tipo de aguja están diseñados específicamente para la delicada piel del rostro.

¿Qué puedo hacer para que la cicatriz de mi hijo sea menos visible?

Hay algunas cosas sencillas que puede hacer para reducir al mínimo el aspecto de la cicatriz de su hijo una vez que la piel haya sanado completamente:

Nota: las cicatrices no se pueden eliminar totalmente y ningún tratamiento puede lograr que la piel de su hijo luzca exactamente igual a como era antes de la lesión.

  • Protección solar. La piel dañada es muy susceptible a una decoloración permanente por el sol hasta 6 meses después de una lesión. Es muy importante reducir al mínimo la exposición al sol del corte en cicatrización. Manténgalo tapado con un sombrero o con ropa tanto como sea posible o utilice un protector solar de amplio espectro para minimizar el oscurecimiento de la cicatriz (llamado "hiperpigmentación"). No aplique protector solar hasta dos semanas después del corte.
  • Masaje de cicatriz. Las cicatrices se pueden suavizar y aplanar más rápidamente cuando son masajeadas. Use sus dedos para aplicar una presión moderada y masajee o frote la cicatriz en círculos.
  • Hojas o geles de silicona. Los productos de silicona pueden ayudar a suavizar, aplanar y mejorar la coloración de una cicatriz si se utilizan como mínimo durante 12 horas al día.

Mi hijo tiene una cicatriz que parece estar agrandándose. ¿Debería preocuparme?

A veces, no importa lo que haga, una cicatriz podría no lucir tan bien como usted lo desea. La mayoría de las veces se trata de un problema estético. En ocasiones, pueden surgir problemas médicos.

  • Cicatriz hipertrófica. Estas son cicatrices prominentes que se forman durante la cicatrización de una herida y pueden ser de color rosado, rojo o púrpura. Generalmente son gruesas y elevadas, pero no se extienden más allá de la lesión inicial.
  • Queloide. Estas cicatrices se han agrandado espontáneamente para formar un crecimiento firme y suave. Con frecuencia, se levantan por encima de la superficie de la piel, tienen un aspecto brillante, áspero y forma irregular. Pueden ser de color rosado, rojo o púrpura. Algunos queloides pueden ser bastante grandes, mucho más grandes que la lesión original y con frecuencia se extienden más allá de sus bordes originales. 

Si sospecha de la existencia una cicatriz hipertrófica o de queloide, hable con el pediatra de su hijo. Puede ser derivado (referido) a un cirujano plástico pediátrico para ver si se necesita tratamiento.

Información adicional:

Última actualización
5/27/2016
Fuente
Section on Plastic Surgery (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest