Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Estrés térmico por calor en niños que están haciendo ejercicio

Los niños necesitan hacer ejercicio para estar sanos, así que es importante que juegen al aire libre y se diviertan; sin embargo, cuando hace mucho calor hay que estar alertas a las señales de que pueden estar sintiendo calor excesivo. Particularmente en los días muy soleados, los padres deben asegurarse de que sus niños jueguen al aire libre de forma segura.

 Consejos para mantener bien a los niños mientras hacen ejercicio en climas calientes:

  • La intensidad de actividades de 15 minutos o más de duración debe reducirse cuando las temperaturas altas y la humedad alcancen cifras críticas.

  • Al principio de un programa de ejercicio vigoroso o después de viajar a un clima más caluroso, la intensidad y la duración del ejercicio inicialmente se deben limitar, y después aumentar de manera gradual durante un periodo de 7 a 14 días para aclimatarse al calor, en particular si es muy húmedo.

  • Antes de una actividad física prolongada, los niños deben estar bien hidratados y no deben tener sed. Durante la primera hora de ejercicio, pueden tomar sólo agua. Los niños siempre deben tener a su disposición agua o una bebida deportiva y beber cada 20 minutos mientras están haciendo ejercicio en el calor.

  • La ropa debe ser ligera y de colores claros y debe limitarse a una capa de material absorbente para facilitar la evaporación del sudor. Las camisetas saturadas de sudor deben reemplazarse por ropa seca.

  • Los entrenamientos y los juegos jugados en el calor deben acortarse, y se deben instituir recesos más frecuentes para tomar agua e hidratarse. Los niños deben buscar lugares más frescos si sienten que su temperatura ha aumentado excesivamente o si sienten mareo, nausea o vértigo.

Información adicional:


Última actualización
6/13/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos