Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Triada de atletas o mujeres deportistas

La tríada de las atletas hace referencia a la combinación de 3 afecciones médicas, disponibilidad de energía, problemas menstruales y huesos débiles, que se observan en las atletas de competición. La prevención de la tríada de las atletas es importante porque la tríada puede interferir con el crecimiento y el desarrollo normal, causar lesiones y resultar en la pérdida de fuerza y resistencia. 

Aquí incluimos información de la American Academy of Pediatrics (AAP) sobre las 3 afecciones y las pautas generales para su prevención y tratamiento. 

Disponibilidad de energía

Los problemas de disponibilidad de energía (no tener energía suficiente para alimentar el cuerpo) ocurre cuando las atletas consumen menos calorías de las que sus cuerpos necesitan para crecer, desarrollarse y hacer ejercicio. Algunas atletas optan por limitar sus calorías para mejorar su rendimiento o su apariencia. Otras no son conscientes de no estar comiendo las calorías suficientes como para satisfacer la demanda de energía de su deporte. Una atleta tal vez esté comiendo lo suficiente para una persona que no sea atleta, pero no lo suficiente para una atleta. 

Por ejemplo, si una atleta solo come 2000 calorías por día, pero quema 3200, está comiendo 1200 calorías menos de lo que su cuerpo necesita. No tener suficientes calorías (energía) puede perjudicar el rendimiento, hacer más lento el crecimiento y el desarrollo y aumentar el riesgo de sufrir lesiones y enfermedades. Los trastornos alimentarios, como la anorexia o la bulimia, son una causa de ingesta inadecuada de alimentos. 

Las atletas de cualquier deporte pueden tener baja disponibilidad de energía. No obstante, las atletas que practican deportes en los que se hace énfasis en la delgadez, como la gimnasia, la danza, los clavados, el patinaje artístico, las carreras de larga distancia y el esquí de fondo, o deportes que emplean clasificaciones de peso, como la lucha libre, las artes marciales y el remo, podrían correr mayor riesgo de sufrir de menos disponibilidad de energía. 

Problemas menstruales

No consumir suficientes calorías puede hacer que los períodos menstruales se vuelvan irregulares (oligomenorrea) o que cesen (amenorrea). En atletas jóvenes que no consumen suficientes calorías, es posible que las menstruaciones no comiencen cuando deben comenzar. 

  • La amenorrea primaria ocurre cuando los períodos menstruales no comienzan antes de los 15 años de edad.

  • La amenorrea secundaria ocurre cuando los períodos menstruales regulares cesan durante 3 meses o más. 

  • La oligomenorrea ocurre cuando pasan más de 35 días entre dos períodos menstruales.

Todos los tipos de amenorrea pueden ser causados por no consumir suficientes calorías para la energía que se gasta; no son causados por escasez de grasa corporal ni por el estrés del ejercicio. 

Evaluación previa a la participación de las atletas

Durante la participación en los deportes, y previo a su participación en ellos, se harán las siguientes preguntas relacionadas con la tríada de las atletas. Si se sospecha de la presencia de los componentes de la tríada de las atletas, el médico podría realizar un examen físico más detallado. 

  • ¿A qué edad tuvo su primera menstruación?

  • ¿Con qué frecuencia menstrúa?

  • ¿Cuánto tiempo dura su menstruación?

  • ¿Cuándo fue su última menstruación?

  • ¿Alguna vez tomó píldoras anticonceptivas? De ser así, ¿cuándo?

  • ¿Cuántas comidas y colaciones consumen generalmente por día?

  • Haga una lista de lo que comió y bebió ayer.

  • Haga una lista de las comidas y bebidas que intenta evitar.

  • ¿Bebe leche o jugo de naranja fortificado con calcio? ¿Come yogur o queso? ¿Cuánto por día?

  • ¿Cuál ha sido su peso más alto y cuándo?

  • ¿Cuál ha sido su peso más bajo en los últimos 2 años?

  • ¿Está conforme con su peso actual?

  • ¿Cuál considera que sería su peso ideal?

  • ¿Alguna vez intentó controlar su peso haciendo dieta? ¿Vomitando? ¿Tomando laxantes? ¿Tomando diuréticos? ¿Haciendo ejercicio?

  • ¿Qué deportes practica?

  • ¿Cuánto tiempo pasa por semana entrenando para cada deporte?

  • ¿Hace ejercicios adicionales, como clases de gimnasia aeróbica, además del entrenamiento? ¿Cuánto tiempo adicional pasa haciendo esos ejercicios?

  • ¿Alguna vez tuvo una fractura por sobrecarga? ¿Cuándo?

Huesos débiles

Cuando una atleta joven no come tantas calorías como su cuerpo necesita y tiene problemas menstruales, sus huesos no se desarrollan tan fuertes como de costumbre. Cuando esto ocurre, una niña de 16 años podría tener huesos tan débiles como los de una mujer de 60 años. Será más fácil que sufra fracturas por sobrecarga o, en casos graves, incluso fracturas de columna por compresión. Esta reducción en la fuerza de los huesos continuará hasta que vuelva a tener menstruaciones normales, pero pese a que podría recuperar algo de fuerza en los huesos, es probable que nunca alcance el nivel que debería tener normalmente. 

Prevención

La tríada de las atletas se puede evitar consumiendo las calorías necesarias, tales como grasas, proteínas y carbohidratos. La mayoría de las atletas necesitan como mínimo entre 2000 y 2400 calorías por día. Esto no solo evitará los problemas menstruales y los huesos débiles sino que ayudará a la atleta a rendir mejor. Si una atleta tiene problemas menstruales, deberá consultar a un médico. No es normal que la menstruación sea irregular ni que desaparezca. Si una atleta elimina las grasas de su dieta, reduce la cantidad de alimentos que consume, baja de peso o deja de menstruar un mes, debe informárselo a su médico. Finalmente, si una atleta considerase que tiene que bajar de peso, deberá consultar antes a su médico. 

Tratamiento

Una atleta que no tenga períodos menstruales regulares debe decírselo a su médico. El médico tendrá que asegurarse de que no haya otros motivos de problemas menstruales, como una enfermedad tiroidea. 

  • Si la causa del problema menstrual fuera el consumo insuficiente de calorías: Es importante que la atleta aumente su consumo de alimentos. Deberá comer todos los nutrientes que su cuerpo necesita, entre los que se incluyen los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Tal vez le resulte útil consultar con un dietista profesional para obtener orientación sobre nutrición. La atleta deberá aumentar gradualmente su consumo de alimentos hasta que sus períodos menstruales vuelvan. 

  • Si fuera difícil para la atleta aumentar su consumo de alimentos: Tal vez deba, en cambio, reducir la cantidad de ejercicio y actividad deportiva. Una vez que vuelvan los períodos menstruales, la atleta podrá lentamente ir aumentando nuevamente su actividad a la vez que aumenta su consumo de alimentos, para mantener los períodos menstruales. 

  • Si una atleta no tiene períodos menstruales regulares: Debe consumir 5 porciones de calcio por día. Una porción corresponde a 1 taza (8 onzas) de leche, yogur o jugo de naranja fortificado con calcio o 1 onza de queso. También necesita vitamina D, porque ayuda al cuerpo a absorber y retener el calcio. Las adolescentes que no obtengan 600 UI de vitamina D por día a través de los alimentos deberán consultar con su médico sobre la posibilidad de tomar un complemento. 

  • Si una atleta tiene problemas para aumentar su consumo de alimentos: Es posible que su médico la refiera a un profesional de la salud mental, como un psicólogo, para que obtenga orientación adicional. 

Información adicional:

 

Última actualización
2/26/2018
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics, Updated 8/2016)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos