Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Consejos de seguridad de los alimentos para las fiestas de fin de año

Ya sea que se trate de galletas, perogies, ganso asado, latkes o tamales, los alimentos son un ingrediente importante de las celebraciones de fin de año. Enseñarles a los niños a cocinar las recetas de la familia puede fomentar su identidad étnica y cultural, y darles un sentido de vínculo a los jóvenes chefs.

La American Academy of Pediatrics ofrece algunas recomendaciones para que las fiestas de fin de año sean agradables y sanas:

Cocine por completo y lave bien

Cuando esté preparando los alimentos para las fiestas de fin de año, tenga en cuenta las medidas de seguridad para preparar alimentos. Con frecuencia las bacterias están presentes en los alimentos crudos. Cocine bien todas las carnes y pollos, y lave bien las verduras y frutas crudas.

Ponga atención a la higiene de las manos

Al mismo tiempo que le enseña a sus niños a preparar las recetas de familia, enséñeles sobre la seguridad alimentaria. Lávese las manos con frecuencia y cerciórese de que los niños hagan lo mismo.

Pruebe los alimentos de forma segura

Si le de a probar un alimento a su ayudante de cocina, cerciórese de lavar la cuchara antes de colocarla de nuevo en los alimentos. Cerciórese también de no probar huevos crudos o cualquier otro ingrediente que debe ser cocido antes de consumirlo.

Separe los alimentos crudos

Durante las preparaciones para una fiesta, el refrigerador y congelador están repletos de postres, asados y otras delicias, sin embargo, no permita que estos alimentos se vuelvan "criaderos" de bacterias que pueden causar intoxicación alimentaria. Guarde siempre los alimentos crudos separados de los cocidos, y utilice utensilios diferentes para prepararlos.

Descongele en la nevera

Descongele las carnes siempre en el refrigerador, nunca en la encimera (mesa de cocina). Trate de mantener una temperatura segura y constante mientras los alimentos se descongelan, a 40 °F (4°C) o menos.

Prevenga quemaduras y otros accidentes caseros

Mantenga los alimentos y los líquidos calientes alejados del borde de la encimera o mesa, donde pueden ser alcanzados por manitas curiosas que les gusta explorar. Cerciórese de que los niños no tengan acceso al microondas.

Voltee las manijas/mangos de las ollas hacia un lado o hacia atrás cuando están en la estufa. Muéstreles a los niños mayores cómo usar guantes para horno para protegerse las manos del calor, mantener los objetos inflamables alejados de las llamas abiertas y cómo encender y apagar los electrodomésticos de manera segura. Supervise a los niños cuando cocinen para asegurarse de que realicen tareas seguras y apropiadas para su edad.

¿Guardar o desechar las sobras?

Los alimentos perecederos que requieren refrigeración nunca deben dejarse a temperatura ambiente por más de dos horas. Después de haber sido cocinados de manera segura, los alimentos calientes deben mantenerse a 140 °F (60°C) o más para evitar el crecimiento de bacterias. Dentro de las 2 horas posteriores a la cocción de los alimentos o después de retirarlos de un electrodoméstico para mantenerlos calientes, las sobras deben refrigerarse.

Limpie pronto

Después de una fiesta de fin de año, limpie de inmediato. Un niño pequeño puede levantarse temprano y atragantarse o asfixiarse (ahogarse) con restos de comida que encuentre o con bebidas alcohólicas o tabaco.


Más información:

Última actualización
11/21/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos