Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Leche pasteurizada: Mitos y verdades comprobadas

La pasteurización es un proceso que mata las bacterias dañinas al calentar la leche a una temperatura específica durante un período determinado. Algunas personas continúan creyendo que la pasteurización daña la leche y que la leche pura es una alternativa segura y más saludable.

La leche cruda puede albergar microorganismos peligrosos, como Salmonela, Escherichia coli y Listeria, que pueden generar graves problemas para la salud, y los niños son especialmente susceptibles a estas posibles infecciones causadas por la falta de pasteurización de la leche cruda.

Los siguientes son algunos mitos comunes y verdades comprobadas sobre la leche y la pasteurización.

  • La leche cruda NO mata patógenos peligrosos por sí sola.
  • La pasteurización NO causa intolerancia a la lactosa y reacciones alérgicas. La leche cruda y pasteurizada puede ocasionar reacciones alérgicas en personas sensibles a las proteínas de la leche.
  • La pasteurización NO reduce el valor nutricional de la leche.
  • La pasteurización NO significa que sea seguro dejar la leche fuera del refrigerador durante un período de tiempo prolongado, particularmente después de que se ha abierto/destapado.
  • La pasteurización mata bacterias dañinas.
  • La pasteurización salva vidas.

Cortesía de FoodSafety.com. Fuente: www.foodsafety.gov/keep/types/milk

Última actualización
12/12/2015
Fuente
Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest