Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

5 consejos de seguridad en el baño para bebés y niños pequeños

La forma más sencilla de evitar lesiones en el cuarto de baño es evitar que el niño tenga acceso a menos que esté acompañado por un adulto. Esto puede significar instalar un pestillo temporal en la puerta a la altura de un adulto, de modo que el niño no pueda entrar al baño cuando usted no está cerca. Asimismo, asegúrese de que cualquier cerrojo en la puerta pueda abrirse desde afuera, en el caso de que su hijo se quede accidentalmente encerrado bajo llave.

Los siguientes son consejos fáciles para hacer del baño un lugar seguro y prevenir lesiones:

    1. Supervisión: Los niños pueden ahogarse en tan solo unas cuantas pulgadas de agua, así que nunca deje a su hijo pequeño solo en el baño, ni siquiera por un momento. Si tiene que atender al llamado de la puerta o del teléfono, envuelva a su niño en una toalla y llévelo con usted a contestar. Los asientos y aros para baño están diseñados como dispositivos de ayuda y no impiden el ahogamiento en caso de que al bebé no esté siendo vigilado. Nunca deje agua en la tina del baño cuando no está en uso. También es importante tener todas las cosas que pueda necesitar al alcance antes de darle el baño. Ver: Preparativos para el baño, para una lista de los artículos que puede necesitar.
    2. Resbaladas y caídas: Instale franjas antideslizantes en el fondo de la tina del baño. Coloque una cubierta acolchonada sobre la llave del agua, de modo que su niño no se lastime si se golpea su cabeza en ella. Adquiera el hábito de cerrar la tapa del inodoro y consiga un seguro para tapas de inodoro. Un niño curioso que ya camina y que intente jugar en el agua puede perder el equilibrio y caerse dentro.
    3. Temperatura del agua: Para evitar quemaduras, la temperatura más caliente no debe ser superior a 120 grados Fahrenheit (48,9 grados Celsius). En muchos casos, puede ajustar su calentador de agua. Cuando su niño ya puede girar las llaves del agua, enséñele que abra la llave del agua fría antes del agua caliente.
    4. Almacenamiento de medicamentos y productos de baño: Mantenga todas las medicamentos en recipientes con tapas de seguridad. Sin embargo, recuerde que estas tapas son resistentes a niños, pero no totalmente a prueba de niños, así que guarde todas las medicamentos y cosméticos fuera del alcance en un gabinete cerrado con llave. No guarde la pasta dental, jabones, champús ni otros artículos de uso frecuente en el mismo gabinete. En cambio, guárdelos en un gabinete que no sea de fácil acceso y que tenga candado o llave.
    5. Aparatos eléctricos: Si usa aparatos eléctricos en el baño, tales como secadoras de cabello y afeitadoras, asegúrese de desconectarlos y guardarlos en un gabinete con seguro cuando no estén en uso. Es mejor usarlos en otra habitación en donde no haya agua. Un electricista puede instalar enchufes de pared especiales para el cuarto de baño (interruptores de circuito con falla a tierra) que pueden disminuir la posibilidad de una lesión eléctrica cuando un aparato cae dentro del lavamanos o el agua del baño.

    Información adicional:

    Última actualización
    3/24/2016
    Fuente
    Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 6th Edition (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
    La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
    Facebook Twitter Google + Pinterest