Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Cómo elegir un campamento de verano y preparar a su hijo: consejos de seguridad de la AAP

Para ayudarlo a explorar la experiencia de los campamentos, la American Academy of Pediatrics (AAP) elaboró esta lista de verificación. Use la lista para que su niño tenga recuerdos de un campamento sano, seguro y divertido.

Elegir el campamento: elementos básicos 

La elección de un campamento de verano para su hijo puede parecer una experiencia abrumadora, tanto por las opciones como por los costos. Cuando explore los campamentos, tenga en cuenta los siguientes puntos: 

  • Comience a buscar campamentos con tiempo. Algunos campamentos comienzan a reservar los lugares desde enero, y se llenan rápidamente.  

  • Tenga en cuenta la personalidad y los intereses de su hijo. Hay campamentos de todo tipo y tamaño. ¿Le gusta el arte, el deporte, la naturaleza o alguna combinación de cosas? Hay muchas posibilidades.  

  • Campamento diurno o campamento donde se queda a dormir. Piense si su hijo se sentiría cómodo estando lejos de casa y hablen juntos sobre lo que les parece adecuado. Si bien no hay una regla inquebrantable respecto a cuál es la mejor edad para ir a campamentos donde se queden a dormir, la mayoría de los niños están listos entre los 7 y los 8 años.   

Cómo reducir las opciones:  

Una vez que haya decidido los aspectos básicos, el siguiente paso es obtener información más detallada: 

  • Consiga referencias. Pregunte a otros padres que hayan enviado a sus hijos al campamento qué tal les fue. Recuerde de todas formas que no hay una mejor manera de encontrar el lugar ideal que yendo personalmente junto a su hijo a ver los campamentos.  

  • Consulte sobre el personal. ¿Vuelven los mismos consejeros o guías cada año o cambian constantemente? ¿El personal está formado por adultos jóvenes y adolescentes además de adultos? ¿Qué funciones cumplen? ¿Cuál es la proporción entre niños y miembros del personal? Si es el caso, también es importante preguntar si el personal tiene experiencia previa en el trabajo con niños con necesidades especiales o si están dispuestos a recibir a su hijo. 

  • Pregunte cómo se brinda atención médica en el campamento. En muchos campamentos hay enfermeros, pero no hay médicos. Algunos campamentos ni siquiera tienen enfermeros, debido a su tamaño, y solo cuentan con miembros del personal capacitados para brindar primeros auxilios. Pregunte cómo maneja el campamento las enfermedades y lesiones de menor relevancia. ¿Cómo está capacitado el personal para manejar estas situaciones? ¿Tiene el campamento un acuerdo con los hospitales y servicios de emergencia médica locales? Sepa quién va a cuidar a sus hijos y qué capacitación tienen los miembros del personal.   

  • ¿El campamento está acreditado por la Asociación Estadounidense de Campamentos (American Camp Association, ACA)? La acreditación no es lo mismo que la licencia. Entérese aquí (en inglés) de lo que significa estar acreditado por la ACA. Esto no garantiza un entorno libre de riesgos, pero es parte de la mejor evidencia que podrá obtener del compromiso de un campamento con un entorno seguro y enriquecedor para los niños.  

  • ¿Cuáles son los requisitos para nadar? Es probable que su hijo deba presentar una natación en los campamentos donde haya actividades en el agua. Si su hijo no pasa la prueba, puede sentirse relegado u obligado a integrar un grupo de niños de menos edad.  

  • Pregunte sobre el protector solar. En la mayoría de los campamentos los niños están al aire libre todo el día. Los campamentos deben tener un protocolo sobre la frecuencia con la que los niños vuelven a aplicarse protector solar.   

  • ¿Cuáles son las exigencias del campamento antes de asistir? Asegúrese de que todos los campistas deban estar vacunados de conformidad con el programa de vacunación infantil recomendado. Muchos campamentos también exigen un reconocimiento médico deportiva, ¡porque los campistas también son deportistas!   

Preparación para el campamento: qué hacer antes de ir 

Ahora que ya reservó el campamento de su hijo, el siguiente paso es la preparación: 

  • Lecciones de natación. A los 5 o 6 años de edad, la mayoría de los niños que asisten a clases de natación pueden dominar la brazada de crol. Si su hijo todavía no asiste a un programa para aprender a nadar, ¡ahora es el momento! Las técnicas para aprender a sobrevivir en el agua son muy importantes para los campistas. Tenga en cuenta la posibilidad de llevar a su hijo a clases de preparación para que le vaya bien en la prueba de natación del campamento.  

  • Programe las citas con su médico. La AAP recomienda que en la siguiente visita de control del niño sano de su hijo pida que le hagan un examen de aptitud deportiva. Obtenga más información sobre por qué debe consultar al pediatra para un reconocimiento médico deportivo y cómo descargar el formulario de la historia clínica para el reconcomiendo deportivo de su hijo (en inglés). Asegúrese de que su hijo se someta a un examen de aptitud física para campamentos o deportes antes de ir a un campamento. Muchos campamentos tienen este requisito de ingreso. 

  • Hable con los directores del campamento sobre cualquier necesidad de asistencia médica especial. Si su hijo sufre alguna afección en particular, como asma, alergia a algún alimento u otra necesidad especial, implemente planes especiales de acción en caso de emergencia. Mantenga al campamento informado tal como lo hace con la escuela de su hijo. Por ejemplo, ¿el campamento permite alimentos con maní u otros frutos secos?  ¿Su hijo sabe cómo usar solo los medicamentos personales de emergencia como inhaladores o autoinyectores de epinefrina? A menudo los niños pequeños necesitan ayuda. Asegúrese de que haya un plan implementado antes de que empiece el campamento y aprenda aquí cómo elaborar uno.    

  • Conozca las reglas sobre los dispositivos electrónicos en el campamento. Si su hijo va a estar "desconectado" o no se admiten dispositivos electrónicos, planifique la mejor manera de mantenerse en contacto. Si, por ejemplo, se admiten las tabletas pero deben guardarse en las mochilas o en las cabañas, asegúrese de que su hijo entienda esas reglas y las respete. Pregunte en el campamento cuál es la mejor manera de comunicarse con su hijo en caso de emergencia. 

  • No haga ningún cambio en los medicamentos antes del campamento. A menudo los padres se ven tentados a darle "vacaciones a los medicamentos" antes de un campamento o durante este. El campamento no es un buen lugar donde enterarse de que los cambios de medicamentos no están funcionando bien.  

  • Hable honestamente sobre extrañar el hogar. Mantenga una actitud positiva respecto a la experiencia del campamento pero ayude a su hijo a entender que tal vez tarde un tiempo en acostumbrarse. Sepa que es posible echar de menos el hogar en cualquier momento, independientemente de la cantidad de veces que su hijo haya ido a un campamento.  

  • Complete y entregue toda la documentación adicional del campamento. Es probable que los campamentos tengan políticas individuales respecto a la disciplina y la conducta, al igual que a los procedimientos para llevar y recoger a los niños; deberá leer y firmar estas políticas y procedimientos. También tiene que preparar su hoja de contactos de emergencia.

Información adicional:

Consejos de seguridad para el verano: cómo mantenerse seguro al aire libre

 

Última actualización
8/20/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos