Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Prueba de oximetría de pulso para detectar cardiopatías congénitas críticas

La mayoría de los bebés nacen con corazones sanos y tienen suficiente oxígeno en la sangre. Sin embargo, cerca de 1 de cada 100 bebés nace con un defecto cardíaco (cardiopatía congénita crítica) y 25 % de los bebés con cardiopatía congénita tendrán un defecto congénito del corazón.

Los bebés con cardiopatías congénitas críticas tienen bajos niveles de oxigeno y con frecuencia necesitan cirugía u otros procedimientos durante su primer año de vida. Algunas veces se realizan intervenciones de urgencia durante los primeros días o semanas del nacimiento. Alguno ejemplos de cardiopatías congénitas críticas incluyen coartación de la aorta, transposición de las grandes arterias, síndrome del corazón izquierdo hipoplásico y tetralogía de Fallot.

¿De qué se trata la oximetría de pulso?

La oximetría de pulso es una prueba sencilla y sin dolor que se usa para medir la cantidad de oxígeno que hay en la sangre.

Existen tipos de defectos congénitos del corazón que causan niveles bajos inusuales de oxigeno y estos se pueden detectar con la oximetría de pulso, incluso antes de que el bebé se enferme. Se puede entonces detectar el problema temprano y controlarlo de forma adecuada para mejorar el pronóstico del bebé.

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda realizar la oximetría de pulso a todos los bebés que son evaluados para detectar defectos congénitos del corazón. A partir del 2018, se han implementado políticas para hacer evaluaciones en todos los estados en los Estado Unidos.

La ecografía fetal del corazón no detecta todos los defectos del corazón

Aunque ahora se detectan muchos problemas del corazón con las ecografía fetales, y las familias reciben más referidos oportunos para que un cardiólogo pediátrico los antienda en el futuro, todavía no se detectan algunos casos de cardiopatías congénitas.

Muchos recién nacidos muestras señales de defectos congénitos del corazón como ponerse azules o respirar de forma rápida inmediatamente después del parto. A estos bebés se les puede hacer un diagnóstico y procurar tratamiento antes de darles de alta del hospital. Sin embargo, algunos bebés con ciertos tipos de cardiopatías congénitas se ven y actúan sanos durante varios días después del parto antes de enfermarse de gravedad en sus casas.

Los bebés que nacen con cardiopatías congénitas tal vez se vean y actúen saludables al principio, pero pocas horas o días después de nacer pueden sufrir graves complicaciones si no reciben tratamiento. La medición del nivel de oxígeno en el bebé puede ayudar a detectar el defecto cardíaco. La evaluación de un recién nacido por oximetría de pulso hace posible la identificación precoz del defecto cardíaco, antes de que el bebé se enferme por dicha causa. La detección precoz y el manejo adecuado podrán entonces ser posibles y mejorar el resultado para un bebé.

¿Cómo se hace esta prueba?

Newborn Pulse Oximetry Screening to Detect Critical Congenital Heart Disease - HealthyChildren.orgSe envuelve un pequeño sensor alrededor de la mano derecha del bebé y de un pie. El sensor se conecta a un monitor por 5 minutos para medir el nivel del oxigeno y la sangre y la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno en la sangre. Es rápido, sencillo y sin dolor.

La oximetría de pulso se realiza 24 horas después del nacimiento para permitir que el corazón y los pulmones del bebé se adapten plenamente a la vida fuera de la madre. Una vez terminada la evaluación, el médico o la enfermera comunican el resultado a los padres del bebé.

¿Qué sucede cuando un bebé no pasa la prueba de oximetría de pulso?

Si la prueba de evaluación sugiere un problema, serán necesarias pruebas adicionales para detectar defectos cardíacos y otras posibles causas por la falta de oxigeno antes de que den de alta al bebé.

Las pruebas podrían incluir una radiografía del pecho y exámenes de sangre. Se le hará una ecografía total del corazón del bebé, llamada ecocardiograma y será interpretada por un cardiólogo pediátrico. Si la ecografía examinará en detalle todas las estructuras y funciones del corazón del bebé. Si muestra algún problema, el equipo médico del bebé discutirá los siguientes pasos a tomar con los padres.

Nota: Tal como ocurre en cualquier evaluación, algunas veces la prueba de oximetría de pulso no es correcta.  Alguna veces se dan falsos positivos, lo que quiere decir que aunque la prueba sugiere un problema, la ecografía confirmará que el corazón es normal. Aunque el bebé no pase la prueba de oximetría de pulso no quiere decir que el bebé tenga un defecto del corazón. Existen otras razones por las que el bebé tenga bajos niveles de oxigeno, tales y como una infección o problemas del pulmón. Detectar estos problemas pronto también es importante. Además, algunos bebés sanos pueden obtener una oximetría de pulso baja hasta que su corazón y pulmones se ajusten después del parto.

Si un bebé pasa la prueba de oximetría de pulso, ¿quiere decir que no tiene defectos cardíacos?

Lamentablemente, no.  La oximetría de pulso detecta solamente algunos tipos de defectos cardíacos. Los defectos cardíacos que no revelan bajo nivel de oxigene al momento de la prueba no se detectan con este examen.

Aunque un bebé pase la evaluación de oximetría de pulso, los padres deben seguir atentos a lo siguiente:

  • Si su bebé no se alimenta bien

  • Cualquier dificultad para respirar

  • Mayor irritabilidad

  • Sueño excesivo

  • Color azulado en labios o piel

  • Gruñidos

  • Respiración acelerada

  • Poco aumento de peso

Se recomienda a los padres comunicarse de inmediato con el médico del bebé si observan cualquiera de estas señales.

Información adicional:

 

Última actualización
2/13/2019
Fuente
AAP Section on Cardiology & Cardiac Surgery (Copyright @ 2018 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest