Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Dele a su bebé el mejor comienzo posible

Cuidar de la salud de su boca —y la de su bebé— es una de las mejores formas de ayudar a su bebé desde el comienzo. Cuando está embarazada está más propensa a las enfermedades de las encías y a las caries, lo que puede repercutir en la salud de su bebé. ¡Si ya tiene un bebé, sus pequeños dientes son importantes! Cuidar de ellos ahora prepara al bebé para que goce de una buena salud dental toda la vida.

Tenga en cuenta estas medidas fáciles para proteger sus pequeños dientes en todas las etapas.

¡Si está embarazada!


   

Vaya al dentista antes del parto. Usted podría estar más propensa a las enfermedades de las encías y a las caries cuando está embarazada, lo que puede repercutir en la salud de su bebé. Además, cuando nazca su bebé, usted podría transmitirle las malas bacterias de su boca incrementando las posibilidades de que también le salgan caries al bebé. Ir al dentista cuando está embarazada es totalmente seguro —y es mejor hacerlo antes de que su nuevo bebé ocupe todo su tiempo.


     

Cepíllese dos veces al día y use seda dental una vez al día. Esta es la mejor forma de prevenir la proliferación de bacterias  malas y que se las pueda transmitir a su bebé cuando nazca.   

   

 

Si sufre de nauseas matutinas, enjuague su boca con una cucharadita de bicarbonato de soda disuelto en un vaso de agua después de su malestar. Esto ayuda a remover el ácido y a mantener el esmalte dental sano.

Imagen Medicaid ofrece cobertura dental

¡Ahora que es una nueva mamá!

 

Aunque no puede verlos todavía, esos pequeños dientes están ahí —escondidos debajo de las encías.

Limpie las encías dos veces al día con una toallita limpia y suave —en la mañana después del primer alimento del día y otra vez antes de ir a dormir en la noche. Esto ayuda a remover la bacteria que puede causar la caries.


       

 Una vez que le salga el primer diente, comience con el cepillado dos veces al día con una pequeña cantidad de pasta dental (del tamaño de un grano de arroz). 

 

    

Lleve al bebé al dentista cuando cumpla su primer año. Esta es la mejor forma de detectar pronto los síntomas de cualquier problema.  Si no tiene un dentista, pídale a su pediatra que le revise la boca a su bebé y que le ayuda a encontrar uno.

InsureKidsNow en español

Información adicional:

Este contenido cuenta con el apoyo de la subvención o acuerdo cooperativo número [6 NH23IP000952-04-01], financiado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Su contenido es de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente representa la visión oficial de los CDC o la del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Última actualización
6/26/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest