Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo conectarse con su adolescente sobre el uso y la seguridad de los medios de comunicación

Los adolescentes han crecido rodeados de una corriente mediática constante. Los programas de televisión y las películas llegan por cable, satélite, transmisión y programadas a la carta. En las tabletas y los teléfonos inteligentes se puede acceder a redes sociales, aplicaciones divertidas y videojuegos. Los mensajes de texto están al alcance de sus dedos. Los adolescentes pueden pensar que saben todo sobre los medios de comunicación de hoy, pero es posible que no sepan lo suficiente sobre cómo verlos e interactuar con ellos de manera segura y prudente.

Como padres, es su labor hablar con su hijo adolescente sobre el uso inteligente y seguro de los medios de comunicación.

Cómo equilibrar el mundo digital con el mundo real

Los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales pueden enriquecer el mundo de un adolescente con conocimiento, concientizarlo sobre los sucesos actuales y fomentar la participación cívica y comunitaria. Las plataformas de video en línea como FaceTime, Skype y Google Hangout, junto con los mensajes de texto grupales y los sitios para compartir archivos, donde varias personas pueden trabajar en un documento simultáneamente, les permiten a los estudiantes colaborar en proyectos escolares y comunicarse con amigos y familiares que están lejos.

Sin embargo, si el uso de los medios de comunicación no se maneja con cuidado, se puede perder el control rápidamente. Según un informe de Common Sense Media (Medios de Comunicación con Sensatez), 1 de cada 4 adolescentes dijo estar "conectado constantemente" al internet. Todo ese tiempo que pasan usando sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos lo pueden emplear para participar en actividades esenciales para la buena salud, como dormir o ejercitarse lo suficiente, y puede perjudicar el rendimiento escolar. Consulte Estar constantemente conectado: efectos nocivos del consumo mediático en los niños y adolescentes.

Qué hacer y qué no hacer para dormir bien

Los adolescentes necesitan de 8 a 10 horas de sueño cada noche y el uso de dispositivos y redes sociales puede interrumpir la duración y la calidad del sueño.  Hable con su hijo adolescente sobre cómo evitar el "daño que los dispositivos" pueden ocasionar a las buenas prácticas del sueño.

  • Al usar pantallas por la noche, disminuya el brillo, use un filtro de luz azul y apáguelas completamente 1 hora antes de dormir. La luz azul del televisor o de la pantalla del teléfono celular puede interferir con el sueño.

  • Cargue los dispositivos durante la noche, fuera de la habitación. La vibración y las alertas de audio de los mensajes entrantes pueden mantener a los adolescentes despiertos. A pesar de lo que su hijo adolescente pueda decirle, no es suficiente poner un dispositivo en silencio. Su hijo adolescente puede sentirse tentado a usar o revisar el dispositivo cuando debería estar durmiendo. La luz que emiten los dispositivos que se cargan por la noche también puede afectar la calidad del sueño.

  • No vea películas de terror o juegue videojuegos violentos, especialmente por la noche. 

La conexión con la obesidad

Según un informe técnico del 2016 de la American Academy of Pediatrics (AAP), "Los niños y adolescentes y los medios de comunicación digitales", diversos estudios vinculan un mayor tiempo de pantalla a los índices de obesidad. Para reducir este efecto poco saludable, recomiende a los adolescentes:

Los medios de comunicación y la realización de tareas múltiples

Otros momentos en los que se debe evitar el uso de los medios de comunicación:

  • Al conducir. El Consejo de Seguridad Nacional estima que más de 1,5 millones de accidentes automovilísticos son provocados por conductores distraídos que usan teléfonos celulares al año. Y es ilegal.

  • Al caminar. Una encuesta determinó que el 40 % de los adolescentes fueron atropellados o casi atropellados por un automóvil, una bicicleta o una motocicleta mientras caminaban, generalmente escuchando música, enviando mensajes de texto o hablando por teléfono.

  • Al hacer las tareas escolares. Un estudio de investigación del 2015 sugiere que las tareas múltiples con dispositivos electrónicos tienen un efecto negativo en las tareas escolares, el estudio y las calificaciones.

Realidad distorsionada digitalmente

Ayude a su hijo adolescente a entender que las imágenes o la información en la televisión y las películas o compartidas en las redes sociales no siempre reflejan la vida real.

  • Imagen corporal. Con frecuencia, los medios de comunicación presentan imágenes corporales delgadas o musculosas que pueden ocasionar trastornos de la alimentación o el uso de suplementos nutricionales que pueden ser peligrosos.

  • Comportamiento riesgoso. Es posible que los medios de comunicación hagan parecer que todo el mundo participa en determinadas actividades riesgosas. Habitualmente no se muestran las consecuencias como embarazos, infecciones de transmisión sexual y abuso de sustancias. En realidad, la mayoría de los estudiantes de la secundaria (59 %) de los Estados Unidos que fueron encuestados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, nunca han tenido relaciones sexuales, por ejemplo, y los datos del Instituto Nacional sobre el Abuso a las drogas revelan que el índice de adolescentes que informan que se han emborrachado en el último año se encuentra en niveles mínimos históricos.  

  • Violencia. Muchos actos violentos en los medios de comunicación son cometidos por personajes que se muestran como modelos a seguir, pero los espectadores casi nunca ven el sufrimiento físico y emocional que la violencia puede provocar a largo plazo. La violencia virtual presentada como entretenimiento aumenta la violencia en la vida real, los pensamientos y comportamientos agresivos y los sentimientos de ira (consulte Cómo la violencia virtual impacta el comportamiento de los niños: medidas para los padres). A pesar de estos hallazgos de la investigación y según una declaración de política de la AAP, la mayoría de las personas creen que son inmunes a este efecto. 

  • Estereotipos. Los estereotipos dañinos son menos comunes de lo que alguna vez fueron en los medios de comunicación, pero todavía siguen apareciendo. Sugiera a los adolescentes que comparen imágenes de diversas poblaciones que ven en los medios de comunicación con personas que conozcan en la vida real y que consideren qué tan exactas o inexactas son tales imágenes. Pregunte cómo se sentirían si fueran víctimas de la discriminación o el prejuicio. Consulte Cómo hablar con los niños sobre los prejuicios raciales.

Ciudadanía digital y formación mediática

  • Asegúrese de que los adolescentes sepan que es posible que las personas no siempre sean quienes dicen ser en línea.  Adviértales que los abusadores sexuales con frecuencia pueden usar los sitios de redes sociales, correo electrónico y juegos en línea para comunicarse y explotar a los jóvenes.

  • Recuérdeles que la configuración de privacidad de una plataforma no convierte a las cosas realmente en "privadas"; las imágenes, los pensamientos y el comportamiento que se comparten en línea se convierten en parte de su huella digital indefinidamente. Nunca reenvíe un texto o una fotografía sin pedir permiso. Esto incluye el envío de imágenes con contenido sexual o "sexteo" (que deriva del vocablo en inglés "sexting"). Las imágenes en aplicaciones como Snapchat, por ejemplo, pueden desaparecer después de ser visualizadas, pero se pueden guardar fácilmente mediante el uso de la función de captura de pantalla de un teléfono.

  • Tenga charlas constantes con su hijo adolescente sobre la ciudadanía digital responsable. Esto incluye tratar a otros con respeto en línea y fuera de línea y evitar el acoso cibernético. Hágales saber que deben hablar con sus padres, su pediatra u otro adulto de confianza si ellos u otros adolescentes están sufriendo intimidación, falta de respeto, ataques o maltrato en línea.

Información adicional:


Última actualización
3/21/2017
Fuente
Council on Communications and Media (Copyright © 2017 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest