Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar

Los niños y el tiempo frente a la pantalla: las preguntas de las 5 "C" para niños pequeños y en edad preescolar

Click here to insert a picture from SharePoint. Click here to insert a picture from SharePoint.

De los 2 a los 4 años, los niños aprenden MUCHO. También se vuelven más conversadores, quieren dominar cosas nuevas por sí mismos y finalmente pueden entender algunos contenidos educativos en las pantallas. También es una época de grandes emociones y de aprender a gestionarlas. Son las tareas importantes de desarrollo que los dispositivos electrónicos no deben desplazar.

¿Cuáles son las 5 "C"?

El Centro de Excelencia en Redes Sociales y Salud Mental Juvenil (Center of Excellence on Social Media and Youth Mental Health) de la American Academy of Pediatrics (AAP) desarrolló las 5 "C" como una guía por edades para criar a los hijos en torno a los dispositivos electrónicos y crear hábitos digitales saludables a medida que crecen. Consulte "Los niños y el tiempo frente a la pantalla: guía de las 5 "C" del uso de pantallas".

Las preguntas de las 5 "C" para padres de niños pequeños y en edad preescolar

Hágase estas preguntas:

1. CHICOS

¿Quién es su hijo, cómo reacciona ante las pantallas y cuáles son sus motivaciones para usarlas?

A esta edad, empiezan a verse diferencias en la personalidad de los niños pequeños. Algunos serán muy impulsivos y curiosos. Otros serán tímidos y tardarán en adaptarse. Algunos niños pequeños están obsesionados con los dispositivos electrónicos y los exigen con frecuencia, mientras que a otros les resulta más fácil soltarlos. Saber cómo reacciona su hijo ante las pantallas le ayuda a establecer límites saludables en torno a ellas.

2. CONTENIDO

¿A qué presta atención?

Las investigaciones demuestran que programas educativos como los de PBS KIDS, Plaza Sésamo, Las pistas de Blue o Daniel Tigre pueden enseñar a los niños pequeños datos, comportamientos saludables y la gestión de las emociones. Intente que su hijo vea estos programas de alta calidad.

Aunque a su hijo pequeño le gusten plataformas como YouTube con dibujos animados o influencers, intente reducirlos al mínimo, ya que podrían contener mucho marketing o un mal modelo de conducta. Si su hijo ve YouTube, hágale una lista de reproducción de videos de alta calidad. Recuerde desactivar la reproducción automática (para que el algoritmo no decida qué se verá a continuación).

3. CALMA

¿Cómo calma sus emociones o se duerme?

¡Hola, grandes rabietas! Esta es una edad crucial para ayudar a los niños pequeños a conocer sus emociones y descubrir cómo gestionarlas. La mejor manera de hacerlo es:

  • Intentar mantener la calma

  • Identificar la emoción que cree que está sintiendo el niño ("Está bien sentirse triste/enojado/frustrado")

  • Ayudar al niño a calmarse

Puede ser difícil, pero son grandes oportunidades de aprendizaje. Por eso, intente no distraerlo con un dispositivo cada vez que se enfade o se aburra.

Guarde las pantallas para horarios regulares del día o cuando esté en un viaje largo en automóvil/autobús/avión. Establezca rutinas tranquilizadoras para la hora de dormir que incluyan leer y acurrucarse. Indique a su hijo cuando usted esté realizando actividades "tranquilas": el ejemplo es muy importante.

Busque otras formas de ayudar a los niños pequeños y en edad preescolar a calmarse. Todos los cuidadores se cuestionan sus capacidades en los momentos difíciles, ¡pero pueden ser grandes oportunidades para aumentar la confianza en la crianza de sus hijos!

4. COMPLEMENTAR

¿En qué se interponen las pantallas?

A esta edad, las pantallas podrían complementar o, en su defecto, desplazar el juego, el movimiento del cuerpo, correr al aire libre, explorar la naturaleza, mirar libros y charlar con los hermanos y los padres.

Todas estas actividades enseñan habilidades sociales y cerebrales que ayudan a los niños a prepararse para el éxito en preescolar y jardín de infantes. Reserve un rato al día para jugar, leer o salir al aire libre con su hijo pequeño.

EVITE que su hijo tenga acceso libre a una tableta o un teléfono.

5. COMUNICACIÓN

¿Cómo hablar de las pantallas para criar a un niño inteligente y responsable?

Los niños pequeños y en edad preescolar entienden mucho mejor nuestro lenguaje. Es un buen momento para hablar con ellos sobre lo que ven en los videos, el "buen" y el "mal" comportamiento de los personajes o los anuncios. Si su hijo está viendo algo interesante, hable de ello. Haz algo relacionado con el programa o la película con su hijo.

Para descargar una versión en PDF de estos consejos, haga clic aquí.

Elabore un plan de uso de pantallas para toda la familia (¡también para los padres!)

Para los padres de niños pequeños y en edad preescolar, el plan familiar de uso de pantallas de la AAP constituye un recurso valioso. Le ayuda a evaluar la calidad de los contenidos que consume su hijo, por ejemplo. Los objetivos clave en esta etapa incluyen desarrollar intereses diversos más allá de los dispositivos electrónicos, encontrar técnicas de relajación sin depender de las pantallas y asegurarse de que el contenido siga siendo positivo y educativo para sus hijos.

Más información


Nota del editor: Las 5 "C" se inspiraron y basaron en los "consejos de las 3 'C' sobre los niños y las pantallas" desarrollados hace años por la experta en educación y escritora Lisa Guernsey.

La financiación para el Centro de Excelencia en Redes Sociales y Salud Mental Juvenil de la AAP fue posible gracias a la subvención n.º SM087180 de SAMHSA del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de EE. UU. Los contenidos pertenecen a los autores y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de SAMHSA/HHS o el gobierno de los EE. UU.

Última actualización
5/14/2024
Fuente
American Academy of Pediatrics (AAP) Center of Excellence on Social Media and Youth Mental Health (Copyright © 2024)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos