Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

14 formas de demostrarle amor a su hijo este Día de San Valentín

​Las siguientes son algunas formas en las que usted le puede demostrar a su hijo cuánto lo quiere en este Día de San Valentín y cualquier otro día.

  1. Use muchas palabras positivas y de ánimo cuando hable con su hijo. Procure no usar sarcasmo o simulacro y evite las palabras que lo hagan sentir menospreciado.  Los niños a menudo no entienden la intención del mensaje, y si lo hacen, estos mensajes pueden crear una forma negativa de hablar y de conectarse con ellos. Sea un buen ejemplo tratando a otros como le gustaría que lo trataran.

  2. Haga un esfuerzo especial para dar un buen ejemplo de cómo debe hablar y conectarse con otras personas en casa y en público. Use palabras como “lo siento”, “por favor” y “gracias”. Los niños aprenden mucho observando e imitando el comportamiento de sus padres.

  3. Responda con prontitud y de manera amorosa a las necesidades físicas y emocionales de su hijo. Esté dispuesto a escuchar a su hijo cuando quiera hablar con usted, incluso si no el momento más oportuno para usted. Pregúntele a su niño: "¿cómo te fue hoy? - y escuche su respuesta. Si observa señales de ansiedad o depresión, pídale consejo a su pediatra

  4. Cuando su hijo esté enojado, irritable o de mal humor, dele un abrazo, acarícielo, o hágale un signo secreto u otro gesto de afecto al que él reaccione y después hable con él al respecto cuando él o ella se sienta mejor. Nunca responsa con violencia si su hijo está de mal humor.

  5. Use formas no violentas de disciplina. Los padres deben empezar a instituir tanto recompensas como restricciones muchos años antes de la adolescencia para ayudar a establecer formas de exaltar sus aptitudes y talentos y resolver cualquier inquietud que se presente durante su adolescencia. Permitirles a los niños de cualquier edad que rompan constantemente las reglas establecidas sin ser disciplinados sólo conduce a que se no cumplan más reglas. No importa lo que haya hecho su niño, mantener la línea de comunicación abierta es crucial.

  6. Haga planes con frecuencia para pasar tiempo solo con su hijo pequeño o adolescente haciendo algo que él o ella disfrute. Anime al niño a que sea activo, yendo a caminar, a montar en bicicleta o a jugando a la pelota con él o con ella. Si le parece bien, envíe una tarjeta del día de San Valentín a su hijo grande o adolescente. Podría también elaborar tarjetas del día de San Valentín con su hijo en edad preescolar o incluso con un niño más pequeño.

  7. Marque en su calendario noches de juego en familia de modo que toda la familia anticipe con agrado la forma en que van a pasar el tiempo juntos. Coloque el nombre de un miembro diferente de la familia debajo de cada fecha, y deje que esa persona elija cuál juego se jugará esa noche. Apague los teléfonos celulares o tabletas durante este tiempo para pasar en familia.

  8. Si  es posible, adquiera una mascota. Tener una mascota puede ayudarle, especialmente a los niños que sufren de discapacidades y de enfermedades crónicas, a que se sientan mejor, a incrementar laactividad física, a mejorar en general sus sentimientos positivos y les ofrece otra forma de conectarse con alguien con quien ellos están interesados

  9. Una de las mejores maneras para que su hijo aprenda más acerca de cómo elegir buenos alimentos es animarlo a que cocine con usted. Permítale participar en todo el proceso, desde planear el menú ycomprar los ingredientes hasta preparar los alimentos y servirlos. Es maravilloso cuando las familias comen juntas tantas veces como pueden. Buena comida, buenas conversaciones. Estas son excelentes oportunidades para mostrar opciones de alimentos saludables. Evite usar dispositivos electrónicos durante las comidas, incluyendo su propio teléfono.

  10. A medida que su hijo crezca, pasará la mayor parte de su tiempo mejorando diversas habilidades  y destrezas que adquiere en todas las áreas de su vida. Usted debe ayudarle tanto como pueda, estimulándole y proporcionándole las herramientas e instrucción que necesita. Comience a leerle a su hijo a partir de los seis meses de edad. En lo que se refiere a la televisión, evítela durante los dos primeros años, vigile lo que su hijo ve, véala con sus hijos mayores, y aproveche el tiempo durante el cual la estén viendo como una oportunidad para fomentar el dialogo con sus hijos. Limite el uso de la computadora y de los videojuegos.

  11. La salud de su hijo depende mucho del cuidado y el apoyo que usted le ofrezca durante sus primeros años. Usted ayuda a proteger y a fortalecer la mente y el cuerpo de su hijo cuando lo lleva al médico con regularidad para consultas de cuidado de la salud preventivo, cuando lo enseña a mantenerse seguro y evitar accidentes, le proporciona una dieta nutritiva y lo anima para que duerma bien, practique actividad física y el ejercicio durante su niñez. Sea un ejemplo de estos buenos comportamientos todos los días. Una buena forma de empezar es usando siempre el cinturón de seguridad o el asiento de seguridad cada vez que viaje en un vehículo.

  12. Ayude a su hijo a fomentar relaciones positivas con amigos, hermanos, y miembros de la comunidad. Le sugerimos ideas como invitar a amigos o vecinos a comer, a tomar té, a jugar o también a que usted y su familia ayuden a otras personas más necesitadas. Incite a su niño a que participe en los deportes o en actividades que se hagan en grupo.

  13. Uno de los regalos más importantes que le puede dar a su hijo como padre o madre es ayudarle a desarrollar la autoestima. Su hijo necesita su apoyo y ayuda continuo para descubrir sus puntos fuertes. Necesita que usted crea en él conforme él aprende a creer en sí mismo. Amarlo, pasar tiempo con él, escucharlo y celebrar las lecciones que aprendió de sus fracasos y sus logros hacen parte de este proceso.

  14. ¡No olvide decir “te quiero” a los niños de todas las edades!       

Última actualización
6/8/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest