Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Cómo poner en práctica las "pausas obligadas"

Usar  pausas obligadas   como método de disciplina para el niño puede ser una buena práctica para que se tranquilicen y aprendan un buen comportamiento.

A continuación, le brindamos algunos consejos de la American Academy of Pediatrics (AAP).

Conceptos básicos de la pausa obligada, con duración:  

1.      Adviértale al niño primero, "si no dejas de llorar, tendrás que hacer una pausa obligada".

2.      Dígale al niño cuál fue el mal comportamiento (por ejemplo, "no debes golpear').

3.      Ponga al niño en un lugar tranquilo (silencioso), como la esquina de una habitación, no en su habitación o salón de juegos.

4.      Use un cronómetro para medir el tiempo, 1 minuto por cada año de edad. Por ejemplo:

  • 2 años = 2 minutos

  • 3 años = 3 minutos

  • 4 años = 4 minutos

  • 5 años = 5 minutos

5.      Si su niño abandona el lugar donde lo puso para la pausa obligada, haga que regrese al mismo lugar. Si hace un   berrinche  durante la pausa obligada, ignórelo a no ser que el niño corra algún peligro.

6.      Comience de nuevo el cronómetro. Explíquele que debe "quedarse en el mismo lugar" hasta que cumpla con el tiempo asignado.

¿Puedo dejar de usar un cronómetro?

Cuando los niños tienen por lo menos 3 años de edad, los padres pueden tratar de que el niño tenga más control de su propia pausa obligada. Usted puede decir solamente, "Tómate una pausa obligada y regresa cuando estés listo y te sientas mejor". Esto se puede hacer en lugar de usar el cronómetro para ayudar a que el niño aprenda a tener auto control para manejar su propio comportamiento. Esta estrategia también funciona bien con los   niños más grandes   y en adolescentes.

Los adultos también pueden tomarse pausas obligadas.

Corregir el comportamiento de un niño no es fácil, y a veces puede ser frustrante. Si empieza a sentirse estresado o fuera de control, usted también puede tomarse una pausa obligada. Primero, asegúrese de que su niño está en un lugar seguro, como en un corral, cuna o habitación. Después, haga algo para relajarse, como escuchar música, leer o meditar. Cuando se sienta tranquilo, abrace a su niño y comience de nuevo.  

Recuerde:

Los abuelos y otros encargados del cuidado del niño también deben saber cómo funcionan las pausas obligadas. Como es el caso de todas las estrategias para disciplinar, lo importante es tratar de usar las pausas obligadas de manera coherente para corregir el comportamiento no deseado. Sin embargo, recuerdo que no debe usar las pausas obligadas en extremo. Trate otras  formas positivas para corregir el comportamiento del niño.  Hable con su pediatra para que le ayude con otras ideas.  

Información adicional:

Última actualización
11/5/2018
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos