Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cuándo no hay que preocuparse por el autismo

​Muchos padres se preocupan por el desarrollo de sus hijos en algún momento de su crecimiento o los comparan con los de sus amigos; La crianza competitiva nos enloquece un poco a todos; el hábito de comparar lo que hacen nuestros hijos con lo que hacen los primos o los hijos de nuestros amigos no es muy fácil de dejar Y puede poner nervioso a cualquiera.

¿Se está preocupando demasiado o muy poco? ¿Cómo saber cuándo hay una razón que amerite la preocupación? Confíe en sus instintos. Usted es la persona que conoce mejor a su niño.

Si nota que su niño no se está desarrollando como los otros niños o que algo no parece estar bien, es importante que hable con una fuente digna de confianza.

Hable con el médico de su hijo si en cualquier momento algo le preocupa

Si en algún momento le preocupa que su hijo no exprese su alegría, comunique sus pensamientos o demuestre que entiende su idioma, sus señales visuales y su comportamiento, hable con el médico de su hijo.

Existen varias herramientas que los pediatras pueden utilizar para evaluar lo que le preocupa. También puede completar la lista de verificación de los logros del desarrollo disponible en línea y compartirla con el pediatra. Esta es una forma muy eficaz para comunicar lo que le preocupa. Lea estos consejos sobre "Cómo hablar con el médico" para más información (en inglés y en español).

Recuerde, usted es la persona que conoce mejor a su niño y sus inquietudes son importantes. Junto con el pediatra encontrarán la mejor forma de ayudar a su niño.

Si no se siente escuchado o sigue preocupado, programe otra visita. Si todavía sigue preocupado, póngase en contacto con otro médico para que le den una segunda opinión. Los instintos son muy útiles cuando se trata de la crianza.

Tranquilícese si su niño exhibe algunos de los comportamientos que enumeramos a continuación.

Reconozca los indicadores del desarrollo de los bebés y niños

Los siguientes son algunos signos de que su hijo está desarrollando excelentes habilidades de comunicación según su edad:

  • Responde a su nombre entre los 9 y 12 meses de edad.

  • Sonríe a los 2 meses de edad; se ríe a los 4 o 5 meses; expresa una gran alegría a su humor a los 6 meses aproximadamente.

  • Juega y piensa que esconder el rostro detrás de las manos es divertido a los 9 meses de edad.

  • Hace contacto visual con las personas durante la primera infancia.

  • Intenta decir las palabras que usted dice entre los 12 y 18 meses de edad.

  • Usa 5 palabras a los 18 meses de edad.

  • Copia sus gestos como señalar, aplaudir o saludar.

  • Lo imita, es decir, simula mezclar la harina de panqueques cuando usted le da una cuchara y un recipiente o simula hablar por teléfono con un teléfono celular de juguete.

  • Dice "no" con la cabeza.

  • Agita la mano para saludar a los 15 meses de edad.

  • Señala para mostrarle algo interesante o para llamar su atención a los 18 meses de edad.

Información adicional:

Nota del editor: Los niños con el TEA pueden tener otras problemas médicos que deben ser determinados para recibir tratamiento. Algunas de estos problemas pueden incluir crisis convulsivas, problemas del sueño, problemas gastrointestinales (alimentación, dolor de estómago, estreñimiento, diarrea y problemas de salud del comportamiento (como la ansiedad, TDAH, irritabilidad y agresión).

Última actualización
12/27/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos