Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Seguridad en los viajes durante la pandemia del COVID-19

​​​Mientras los niños permanecen más en casa durante la pandemia, es importante mantenerlos seguros cuando necesitan viajar. El uso de asientos de seguridad para automóvil, asientos elevadores o cinturones de seguridad adecuados para cada viaje puede salvar la vida de su hijo. La prevención de la propagación del COVID-19 durante los viajes también es una parte importante del transporte seguro.

Cómo limpiar los asientos y cinturones de seguridad de los automóviles.

Puede ser tentador limpiar y desinfectar el asiento del automóvil de su hijo de la misma manera que lo hace con los pomos de puertas, encimeras e inclusive el volante, con toallitas desinfectantes, por ejemplo, o con un atomizador de hipoclorito diluido en agua. Eso está bien para la mayoría de las superficies. Sin embargo, los asientos y cinturones de seguridad de los automóviles son diferentes. El uso de un desinfectante químico puede causar daño a las correas haciendo que los asientos o cinturones de seguridad fallen en el caso de un accidente.

​La mayoría de los asientos de seguridad para automóviles, asientos elevadores y cinturones de seguridad no deben ser desinfectados, sino que deben limpiarse con un detergente suave y agua. Verifique el manual de instrucciones de su asiento o asiento elevador y el manual del usuario del vehículo para conocer qué productos de limpieza están permitidos.

Cómo lograr que un asiento de seguridad o un vehículo estén seguros después de la exposición al COVID-19

Si las pruebas de su hijo o de alguna otra persona resultaron positivas o si ellos han estado expuestos al COVID-19 y han estado en el automóvil, tome las siguientes medidas:

  • Limpie y desinfecte el sitio donde viajó esa persona incluidos asientos, manijas de puertas, ventanilla y botones de cierre, volantes, palanca de cambios y cualquier otra superficie dura dentro de los dos metros (6 pies) del lugar donde estuvo la persona.

  • Quite los asientos de automóvil y colóquelos fuera del alcance o en una bolsa de plástico bien cerrada por algunos días. Use guantes, máscara y protección para los ojos mientras manipule los asientos de seguridad para automóvil y después lávese bien las manos. Después de algunos días, puede usar nuevamente los asientos de manera segura. Si su hijo debe viajar en el automóvil durante este tiempo, deberá usar otro asiento de seguridad para automóvil que se ajuste a su hijo y a su automóvil.

  • Recuerde: los cinturones de seguridad no pueden desinfectarse. Si usted tiene otro vehículo, sería buena idea usar ese vehículo en lugar del que estuvo expuesto al COVID-19. O, no usar ese asiento por unos días. Si el clima lo permite, estaciónelo al sol y al aire con las ventanillas abiertas para ayudar a liberarse del virus más rápidamente. Después de unos días, puede limpiar el cinturón de seguridad con jabón suave y agua y usarlo nuevamente.

  • Para evitar aún más la propagación del COVID-19 en su vehículo, trate de limitar los pasajeros a aquellos que viven en su hogar, nadie fuera de su familia. También, si su hijo siempre viaja en el mismo asiento de automóvil, asiento elevador o usa el mismo cinturón de seguridad y nadie más viaja en ese lugar, y nadie que viaje en el automóvil muestra signos de COVID-19, la limpieza de rutina (sin desinfección) es suficiente.

Qué esperar de las escuelas, guarderías y otros servicios que transportan a su hijo.

A medida que las escuelas, Head Start, centros de cuidado de niños y otros programas abren de nuevo, muchos niños viajarán en un vehículo que transporta a muchos niños, como un autobús escolar, una furgoneta/buseta de cuidado de niños u otro vehículo grande. Los programas deben tener políticas escritas que expliquen cómo evitarán la infección durante el transporte. También deben tener planes sobre qué harán para mantener al vehículo seguro si un pasajero resulta positivo o está expuesto al COVID-19. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Los programas deberían hacer un plan detallado para asignar los asientes para que cada niño use siempre el mismo asiento, asiento de seguridad para automóvil o dispositivo de arnés y no lo use otro niño.

  • Los autobuses deberían subir a los pasajeros para llenar los asientos de atrás hacia el frente y bajarse del frente hacia atrás.

  • Si un niño resulta positivo o muestra signos de tener el virus, el asiento asignado, el asiento de seguridad para automóvil y el cinturón de seguridad o el arnés deberán sacarse de servicio por unos días.  Después de eso, pueden limpiarse y usarse nuevamente.

Cómo mantenerse seguro en el transporte público

El transporte público frecuentemente incluye a muchos pasajeros en áreas pequeñas, lo que puede aumentar el riesgo de la propagación del COVID-19. Puede ser más seguro caminar o usar un vehículo privado mientras el COVID-19 se esté propagando. Cuando tenga que viajar en tren o autobús, mantenga la distancia física tanto como sea posible, use tapabocas de tela y también desinfectante para manos con frecuencia. Cuando llegue a casa, lávese bien las manos y considere mudarse de ropa.

¿Qué sucede si mi hijo tiene necesidades especiales?

Con respecto a niños con necesidades de salud especiales, los planes de transporte deben abordar tanto la protección de accidentes como la prevención de la infección. Si su hijo tiene un programa de educación individualizado, o IEP, la escuela es responsable de proporcionarle un transporte seguro.

  • Si su hijo tiene un sistema inmunitario debilitado, hable con su pediatra sobre los riesgos y beneficios de asistir a la escuela o a otras actividades en persona. Algunos niños pueden estar más seguros con el aprendizaje por internet hasta que los índices de infección por COVID-19 estén bajo control en sus comunidades.

  • Con respecto a un niño con sonda de traqueotomía, debe tener más cuidado durante el transporte para reducir la posibilidad de propagación de las microgotas respiratorias que pueden contener el virus. Los cuidadores deben usar equipo de protección y realizar succión y otros procedimientos en lugares más grandes fuera del vehículo toda vez que sea posible.

  • Los niños que usan silla de ruedas y se trasladan a otro asiento, como por ejemplo un autobús escolar, pueden correr riesgo por el contacto cercano con los cuidadores. Puede resultar más seguro usar una silla de ruedas de tránsito que pueda asegurarse al vehículo.

Recuerde​

Estas recomendaciones son solamente parte de lo que puede hacer para mantener seguros a los niños durante la pandemia de COVID-19. Ya sea en casa o fuera de ella, es importante mantener la distancia física de al menos 6 pies cuando sea posible, usar tapabocas de tela y lavarse las manos frecuentemente.

Información adicional:

Última actualización
10/16/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos