Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Síntomas del cáncer infantil

Por: Mary-Jane Staba Hogan, MD, MPH, FAAP

Los cánceres de la infancia y la adolescencia son raros y los síntomas precoces podrían verse como bultos, moretones e infecciones comunes. No obstante, a diferencia de las enfermedades y lesiones comunes de la infancia, los síntomas de cáncer no mejoran por sí solos. Dependiendo de dónde se agrupen las células de cáncer en el cuerpo, un niño con cáncer exhibirá algunos síntomas que suelen empeorar con el tiempo.

Ejemplos de síntomas preocupantes sobre los que debe hablar con el médico de su hijo:

  • Bulto o hinchazón inusuales

  • Palidez inexplicable o erupción que empeora

  • Pérdida de energía sin razón evidente

  • Conductas o movimientos inusuales

  • Tendencia repentina a sufrir moretones o sangrados con facilidad

  • Dolor duradero en cualquier lugar del cuerpo

  • Fiebre inexplicable que no cede

  • Dolores de cabeza frecuentes, a menudo con vómitos

  • Cambios repentinos en los ojos o en la visión

  • Pérdida de peso inesperada y rápida

Tenga en cuenta que es menos probable que un único síntoma por sí solo sea un signo de cáncer infantil. Los niños que reciben un diagnóstico de cáncer, por lo general, tienen muchas combinaciones diferentes de síntomas al mismo tiempo.  

Qué hacer si su hijo tiene algunos de estos síntomas

Si su hijo tiene una combinación de estos síntomas, o cualquier síntoma que no desaparece y pareciera empeorar, póngase en contacto con su pediatra para que realice una evaluación exhaustiva. Dependiendo de los hallazgos del médico, quizás sea útil hacer análisis de sangre o estudios de imagen. Su pediatra podrá, además, referirlo a un hematólogo oncólogo pediátrico para hacer análisis y, posiblemente, diagnosticar un cáncer.

Recuerde

Los controles periódicos con el pediatra ayudan a que su hijo se mantenga sano. También ayudan a asegurarse de que se evalúen y traten pronto todos los síntomas sospechosos de cáncer infantil. No dude en hablar con el pediatra sobre cualquier síntoma que tenga su hijo que continúe o empeore.

Información adicional:

​Sobre la Dra. Hogan:

Mary-Jane Staba Hogan, MD, MPH, FAAP, es profesora adjunta clínica en el Departamento de Oncología y Hematología Pediátrica de la Facultad de Medicina de Yale. Colabora con comentarios educativos sobre el cáncer y los trastornos de la sangre en calidad de presidenta del Comité de Educación de Hematología y Oncología de la American Academy of Pediatrics, integra los comités de Revisión de Políticas de​ Supervivencia de Trastornos Hematológicos Benignos y Cáncer y colabora con las juntas editoriales de las publicaciones AAP Grand Rounds, Pediatrics y PREP Self Assessment. ​


Última actualización
5/19/2020
Fuente
Section on Hematology/Oncology (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos