Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Trastornos del espectro alcohólico fetal: preguntas frecuentes de padres y familias

Por: Vincent C. Smith, MD, MPH, FAAP y Renee Turchi, MD, MPH, FAAP

¿Qué son los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF)?

La frase trastornos del espectro alcohólico fetal o  TEAF abarca un amplio grupo de afecciones que una persona puede tener debido a la exposición prenatal al alcohol. El alcohol altera el desarrollo del cerebro y muchos otros órganos del cuerpo del feto en desarrollo. Los personas con un TEAF muestran una combinación de problemas físicos, emocionales, conductuales y de aprendizaje entre leves y severos. Cada persona con un TEAF tiene su propia combinación de signos y síntomas.

El término TEAF incluye las siguientes afecciones:

  • Síndrome alcohólico fetal

  • Síndrome alcohólico fetal parcial

  • Defectos del nacimiento relacionados con el alcohol

  • Trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol

  • Trastorno neuroconductual relacionado con la exposición prenatal al alcohol

¿Qué tan frecuentes son los TEAF?

Es difícil determinar el número exacto de niños con un TEAF. Además, los investigadores creen que hay al menos 3 veces más casos de TEAF además de aquellos con EAF total. Algunos expertos estiman que es posible que nazcan aproximadamente 40.000 bebés con TEAF en los Estados Unidos cada año. Según los estudios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y otros, se estima que, en los Estados Unidos, podrían nacer entre 800 y 8.000 bebés cada año con el síndrome alcohólico fetal.

¿Puede el consumo de alcohol de un padre provocar un TEAF?

No, el consumo de alcohol de un padre no puede provocar un TEAF. Los TEAF sólo se suceden cuando una mujer embarazada consume alcohol. Sin embargo, es importante que el padre del bebé o la pareja de la madre embarazada la animen a abstenerse del alcohol durante todo el embarazo. 

¿Cómo se previenen los TEAF?

Los TEAF son 100 % prevenibles. La única forma segura de prevenir los TEAF es evitar por completo el consumo de alcohol durante el embarazo. Debido a que el daño que la exposición al alcohol puede ocurir incluso en la primeras semanas de embarazo, con frecuencia cuando la madre no sabe de su embarazo, las mujeres que están tratando de quedar embarazadas o que pueden quedar embarazadas deben evitar las bebidas alcohólicas.

  • No hay cantidad segura de alcohol que pueda consumir durante el embarazo que no tenga riesgo.

  • No hay ningún tipo de alcohol que pueda consumir durante el embarazo que no tenga riesgo.

  • No hay época segura durante el embarazo en la cual pueda consumir alcohol sin correr riesgo.

¿Qué se considera "una copa"?

En los Estados Unidos, una "copa promedio" se define como cualquier bebida alcohólica que contenga 0,6 onzas líquidas (14 g) de alcohol puro. En general, esto significa que 12 onzas (355 ml) de cerveza, 5 onzas (148 ml) de vino o 1,5 onzas (44,36 ml) de licor representan en cada caso una copa promedio. Los cócteles o el alcohol que se sirven en restaurantes/bares suelen contener más de una copa promedio.

¿Existe una cantidad segura de consumo de alcohol durante el embarazo?

No hay cantidad segura de alcohol cuando una mujer está embarazada. Las pruebas de investigación indican que incluso el consumo de pequeñas cantidades de alcohol durante el embarazo puede provocar:

  • Aborto espontáneo

  • Muerte intrauterina

  • Prematuridad

  • Síndrome de muerte súbita del lactante

¿Beber más causa más daño?

Entre más alcohol consuma una mujer embarazada, mayor es el riesgo para el feto de sufrir daños al cerebro y órganos del cuerpo relacionados con la exposición al alcohol. (tomar más de cuatro copas a la vez) es el peor patrón de consumo.  Sin embargo, incluso las cantidades bajas a moderadas de alcohol pueden producir efectos adversos para el desarrollo del cerebro y órganos del feto. Así que el mejor consejo es abstenerse de consumir alcohol durante el embarazo. 

¿Hay algún tipo de alcohol que sea seguro para beber durante el embarazo?

No hay ningún tipo seguro de bebida alcohólica. El vino tinto no es más seguro que el vino blanco, la cerveza o los cócteles, ya que todos contienen alcohol.

¿Hay algún momento seguro durante el embarazo en el que una mujer pueda beber alcohol?

No hay ningún momento durante el embarazo en que el consumo de alcohol se considere seguro. Los efectos adversos pueden producirse en las primeras etapas del embarazo, incluso antes de que una mujer sepa que está embarazada. Dado que se desarrollan diferentes aspectos del niño en todas las etapas del embarazo, los efectos del alcohol en un bebé en desarrollo pueden deberse al uso de alcohol en cualquier momento durante el embarazo. El alcohol es una neurotoxina conocida, así que, dado que el cerebro se desarrolla a lo largo de todo el embarazo, el cerebro y el sistema nervioso en desarrollo siempre están en peligro.

¿Qué puedo hacer si consumí alcohol cuando no sabía que estaba embarazada?

Deje de beber tan pronto como sepa que está embarazada. Esto es lo mejor que puede hacer por usted y su bebé. En general, los bebés de madres que dejan de beber se desarrollarán mejor que los bebés de las madres que siguen bebiendo. Además, asegúrese de que le realicen chequeos prenatales regulares y hable con su médico sobre su consumo de alcohol. No dude en pedir un consejo, especialmente si piensa que podría tener dificultades para dejar de consumir alcohol. Hay una amplia variedad de recomendaciones y recursos disponibles. 

¿Mi bebé tendrá un TEAF si consumí alcohol cuando estaba embarazada?

No necesariamente, debido a que cada embarazo es diferente. Cuáles bebés se verán afectados por la exposición prenatal al alcohol varía de acuerdo a la genética, nutrición, factores ambientales y otras exposiciones como por ejemplo al humo del tabaco. Es difícil de predecir cuáles bebés se verán afectas y con qué severidad a la exposición prenatal del alcohol. Habla con su médico sobre las preocupaciones que tenga relacionas con los TEAF, y asegúrese de ser honesta sobre su consumo de alcohol. No es cuestión de culpa o prejuicios, usted quiere que su bebé reciba la atención que necesita.

¿Puedo consumir alcohol si estoy intentando quedar embarazada?

No, no debe consumir alcohol cuando está tratando de quedar embarazada. Cuando una mujer está tratando de quedar embarazada, es posible que ya esté embarazada y no lo sepa hasta que transcurran 4 a 6 semanas. Esto significa que, si bebe alcohol, también expone al feto a todos los riesgos relacionados con el alcohol. Una mujer también está en riesgo de otros desenlaces adversos como el aborto espontáneo. El mejor consejo es dejar de beber cuando empiece a tratar de quedar embarazada. Lea: El alcohol y el embarazo: no vale la pena el riesgo.

¿Por qué debo preocuparme por el consumo de alcohol si no estoy embarazada y no estoy tratando de quedar embarazada?

La mitad de los embarazos en los Estados Unidos no son planeados. La mejor forma de prevenir embarazos accidentales fuera de la abstinencia sexual es usar un anticonceptivo eficaz.

¿Los TEAF pueden transmitirse a través de la leche materna?

No, porque los TEAF suceden a causa de la exposición al alcohol en la etapa prenatal. De todas formas es buena idea limitar el consumo del alcohol cuando está amamantando debido a que alcohol puede pasar a su bebé a través de la leche. Tomar cerveza no aumenta la producción de leche, como lo sugiere la leyenda urbana. De hecho, consumir alcohol de cualquier tipo pude disminuir la cantidad del leche que su bebé toma. Al alcohol puede alterar el sabor de su leche y esto puede ser desagradable para algunos bebés.

Si opta por tomar una bebida alcohólica, lo mejor es hacerlo justo después de amamantar o de extraerse leche en lugar de hacerlo antes, y esperar al menos 4 horas después de beber antes de su próxima sesión de amamantamiento o extracción de leche. De esta forma, el cuerpo tendrá el máximo tiempo posible para eliminar el alcohol antes del próximo amamantamiento y al bebé le llegará una menor cantidad de la sustancia.

Hay preocupaciones acerca de las exposiciones repetidas y a largo plazo de los bebés al alcohol a través de la leche materna, por lo que definitivamente se recomienda moderación. El consumo crónico de alcohol también puede reducir la producción de leche.

¿Cómo se diagnostican los TEAF?

El diagnóstico de los TEAF puede ser difícil porque no hay una prueba única o simple que pueda abarcar la amplia gama de signos y síntomas de los TEAF. Un pediatra de cabecera o cualquier otro especialista pediátrico o del desarrollo suelen diagnosticar el TEAF después de una o más evaluaciones pertinentes. Cerciórese de decirle a su pediatra si está preocupada de que su bebé tenga un TEAF y que pueda necesitar pruebas adicionales.

Los padres y los pediatras de cabecera deberían considerar ciertos hallazgos físicos, problemas de desarrollo, preocupaciones sobre el comportamiento o problemas escolares como diagnósticos posibles de los TEAF. Los niños con TEAF pueden tener anomalías cerebrales que producen problemas en el funcionamiento diario, a pesar de tener un cociente intelectual normal, por lo que se indica una evaluación completa.

Todos los niños que participen en procesos de adopción o acogida, especialmente de adopciones internacionales, siempre deben ser evaluados para detectar un posible TEAF.

¿Hay una cura para los TEAF?

Los TEAF duran toda la vida. No hay cura para los TEAF; sin embargo, la identificación de los niños con TEAF lo antes posible puede ayudarlos a alcanzar su potencial. La investigación ha demostrado que la identificación precoz y la inscripción en un tratamiento pueden mejorar considerablemente el desarrollo y la vida de un niño afectado.

¿Hay tratamientos que ayudan con los TEAF?

Se ha demostrado que los tratamientos ayudan, pero no hay ningún tratamiento único para todos los niños ya que un TEAF difieren mucho. Los TEAF necesitan que una institución médica proporcione, coordine y facilite todos los servicios médicos, conductuales, sociales y educativos necesarios.

Hay muchos tipos de tratamiento disponibles, entre otros:

  • Servicios de desarrollo

  • Intervenciones educativas

  • Modificación del comportamiento

  • Capacitación de los padres

  • Capacitación en destrezas sociales

  • Medicamentos y otras terapias médicas

  • Planificación para la transición

  • Defensoría (abogacía) en la escuela y en el lugar de trabajo

  • Derivación a servicios de apoyo comunitarios

  • Coordinación entre especialistas, socios y apoyos necesarios

  • Atención médica primaria basada en el hogar médico con integración de cuidados

Los planes de tratamiento se deben adaptar a las necesidades del niño y su familia, además de incluir un control y seguimiento estrictos.

¿Los TEAF son genéticos o hereditarios?

No hay evidencia de que los TEAF sean genéticos o hereditarios. Los TEAF sólo se pueden producir si una mujer consume alcohol durante el embarazo. Una mujer que tiene un TEAF no tiene mayor riesgo de dar a luz un niño con un TEAF, a menos que consuma alcohol durante su embarazo.

Sin embargo, las personas con un TEAF tienen un mayor riesgo de uso de sustancias y otras afecciones secundarias asociadas con los TEAF. Por estos motivos, una mujer que tiene un TEAF, ciertamente puede tener un mayor riesgo de dar a luz un niño con un TEAF.

¿Qué sucede si mi médico me dice que puedo beber durante el embarazo?

Su médico no le está dando un consejo basado en las mejores investigaciones más recientes disponibles. Su médico debe saber que todas las organizaciones médicas más importantes de los Estados Unidos, como la American Academy of Pediatrics, el American College of Obstetricians and Gynecologists, la American Academy of Family Physicians, el US Surgeon General, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aceptan e indican de manera sistemática que el mejor consejo es que las mujeres no beban alcohol mientras están embarazadas o tratando de quedar embarazadas.

  • No hay cantidad segura de alcohol que pueda consumir durante el embarazo que no tenga riesgo.

  • No hay ningún tipo de alcohol que pueda consumir durante el embarazo que no tenga riesgo.

  • No hay época segura durante el embarazo en la cual pueda consumir alcohol sin correr riesgo.

¿Qué ocurre si le diagnostican un TEAF a mi hijo biológico?

Analice todas sus preguntas e inquietudes con el profesional de la institución médica de su hijo y otros especialistas involucrados en la atención de su hijo. Como padre, es posible que necesite escuchar palabras tranquilizadoras y beneficiarse de un mayor apoyo personal y emocional. Posiblemente haya algún grupo de apoyo al que el médico de su hijo pueda derivarlo o quizás pueda encontrar uno a través de su comunidad, iglesia o sistema escolar.

La Organización Nacional del Síndrome Alcohólico Fetal tiene un Círculo de esperanza - Red de madres biológicas con el que puede comunicarse personalmente o en línea (www.nofas.org – en inglés). 

Cualquier uso continuo de alcohol debe ser analizado con respecto a su propia seguridad y la de embarazos futuros.

He intentado dejar de beber alcohol en el pasado, pero simplemente no he podido lograrlo. ¿Dónde puedo obtener ayuda?

Si no puede dejar de beber, hable con su médico o comuníquese con los grupos de Alcohólicos Anónimos (AA) locales, especialmente un grupo de mujeres, un consejero sobre alcohol o un centro de tratamiento locales. Los AA es un grupo gratuito de hombres y mujeres que comparten su experiencia, fortaleza y esperanza con los demás para que puedan resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. Busque un programa de AA cercano en http://www.aa.org/pages/es_ES.

Substance Abuse Mental Health Sources Administration (SAMHSA) tiene un localizador de lugares de tratamiento. Este localizador ayuda a las personas a encontrar programas de tratamiento para el consumo de drogas y alcohol en su zona. Visite http://findtreatment.samhsa.gov (en inglés).

Información adicional:

Última actualización
9/19/2018
Fuente
Fetal Alcohol Spectrum Disorders Program (Copyright © 2018 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Encuéntrenos