Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Niños con discapacidad intelectual

​La discapacidad intelectual (DI), anteriormente llamada retardo mental, es la discapacidad del desarrollo más común: casi 6 millones y medio de personas en Estados Unidos tienen cierto nivel de DI (más de 545.000 tienen entre 6 y 21 años).

¿Qué es una "discapacidad intelectual"?

Los niños con DI tienen dificultades considerables tanto en el funcionamiento intelectual (por ejemplo, comunicación, aprendizaje, resolver problemas) como en la conducta de adaptación (por ejemplo destrezas sociales cotidianas, rutinas, higiene).  

Las DI pueden ser leves o más graves. Los niños con formas más graves suelen necesitar más apoyo, sobre todo en la escuela. Los niños con DI más leve pueden adquirir algunas destrezas de independencia, en especial en comunidades donde hay un buen sistema de enseñanza y apoyo. Hay muchos programas y recursos disponibles para ayudar a estos niños a medida que crecen y se transforman en adultos.

Con la aprobación de la Ley de Rosa en 2010, muchos estados sustituyeron toda la terminología, cambiando de "retardo mental" a "discapacidad intelectual". Lamentablemente, ha tomado mucho tiempo que la gente se acostumbre a usar los nuevos términos.

El público en general, incluyendo a las familias, y los legisladores locales, estatales y federales, están tomando conciencia de lo ofensivo que resultan los términos viejos. La American Academy of Pediatrics (AAP) no recomienda ni promueve el uso de la expresión "retardo mental".

¿Cómo sé si mi hijo tiene una discapacidad intelectual?

Para ayudar a su hijo a alcanzar su potencial pleno, es muy importante obtener ayuda lo antes posible. Si cree que hay algún problema, hable con el médico de su hijo. Puede que lo transfieran a un pediatra especializado en desarrollo conductual u otro especialista pediátrico para que le haga otras evaluaciones y estudios al niño.

Hay muchas señales de discapacidad intelectual. Por ejemplo, es posible que los niños:

  • Se sienten, gateen o caminen más tarde que los demás niños

  • Aprendan a hablar más tarde o tengan dificultad para aprender

  • Tengan dificultad para entender las normas sociales.

  • Tengan dificultad para percibir las consecuencias de sus actos.

  • Tengan dificultad para resolver problemas.

  • Tengan dificultad para pensar con lógica.

Acerca de los retrasos del desarrollo:

En principio puede que su médico le diga que su hijo tiene un retraso del desarrollo. Posteriormente, es posible que le diagnostiquen una DI. Si bien todos los niños con DI muestran signos de retrasos del desarrollo desde el principio, no todos los niños con un retraso del desarrollo acaban teniendo una DI. A veces, una DI leve podría pasar desapercibida hasta que el niño empieza la escuela y le cuesta aprender al mismo ritmo que sus compañeros.

¿Cómo se diagnostican las discapacidades intelectuales?

Para que se diagnostique una DI a un niño debe reunir dos características: tener un CI (coeficiente intelectual) significativamente bajo y tener muchos problemas con el funcionamiento cotidiano.

Acerca de la prueba de CI:

El CI ("coeficiente intelectual") mide las aptitudes de aprendizaje y resolución de problemas de un niño. Un CI normal es de cerca de 100 puntos. Los niños con DI tienen un CI bajo: la mayoría tiene entre 70 y 55 puntos o menos.

Por lo general, los niños no pueden hacer pruebas de inteligencia (prueba de coeficiente intelectual o prueba de CI) hasta que tienen entre 4 y 6 años de edad. Por lo tanto, es probable que los padres tengan que esperar hasta que el niño llegue a esa edad antes de saber con certeza si su hijo tiene una DI. A veces puede tardar más tiempo.

Acerca de las conductas de adaptación:

Tal como mencionamos anteriormente, para que le diagnostiquen una DI el niño debe tener, además, problemas considerables con el funcionamiento cotidiano. Para medir la conducta de adaptación, los médicos y demás evaluadores observan lo que un niño puede hacer en comparación con otros niños de la misma edad. Entre los ejemplos se incluyen:

  • Destrezas de cuidado personal (por ejemplo, vestirse, ir al baño, comer solos).

  • Destrezas sociales y de comunicación (por ejemplo, mantener conversaciones, usar el teléfono). 

  • Aptitudes escolares o laborales.

  • Aprendizaje de rutinas.

  • Saber cuidarse.

  • Pedir ayuda.

  • Uso de dinero.

La mayoría de los niños con DI pueden aprender mucho y, como adultos, llevar vidas al menos parcialmente independientes.

¿Cuál es el tratamiento y la perspectiva para una discapacidad intelectual?

Las DI no tienen cura; sin embargo, la mayoría de los niños pueden aprender a hacer muchas cosas. La diferencia es que les llevará más tiempo y esfuerzo.  

Recursos de apoyo:

Muchas familias tienen un hijo con DI. Una manera de buscar una agencia de apoyo a la familia en su estado es entrar en Family Voices (en inglés) y hacer clic en el mapa estatal, o llamar a su número de llamada gratuita, 888-835-5669.  

Cada estado tiene, además, un Centro de información para padres (PIC) para ayudar a las familias con las necesidades de educación especial de su hijo.

¿Cuáles son las afecciones comunes y coexistentes en los niños con discapacidad intelectual?  

Los niños con DI más graves tienen más probabilidades de padecer discapacidades o trastornos adicionales en comparación con los niños con DI más leves.

Ejemplos de discapacidades asociadas:

El médico de su hijo o la agencia local de servicios para el desarrollo pueden ayudarlo a obtener ayuda o servicios en su área.

Información adicional:

Última actualización
2/20/2019
Fuente
Section on Developmental and Behavioral Pediatrics (SODBP) (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos