Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo tomarle la temperatura a un niño

​Durante la pandemia de COVID-19los padres pueden necesitar verificar los síntomas de sus hijos, incluida la fiebre, antes de que partan hacia la escuelala guardería, o las actividades deportivas. Tocar la frente de su hijo es rápido, pero no muy exacto. La mayoría de los termómetros digitales funcionan rápidamente y son fáciles de usar.

¿Qué tipo de termómetro es mejor para mi hijo?

Es mejor usar un termómetro digital para verificar la temperatura de su hijo. NO use un termómetro de mercurio. Estos dispositivos de vidrio delgado llenos de metal plateado pueden romperse y soltar niveles tóxicos de gases de mercurio. En efecto, si tiene un termómetro de mercurio en casa, debe deshacerse de él.

¿Cuál es una temperatura normal y qué se considera fiebre?

Una temperatura “normal" varía con la edad y la actividad del niño y con la hora del día. Generalmente, fiebre es una temperatura de 100,4 grados Fahrenheit (38 grados Celsius) o mayor.  La fiebre suele ser un signo de que el cuerpo está combatiendo una enfermedad o infección. La temperatura de su hijo, la edad y otros signos de enfermedad ayudarán a su médico a recomendarle el mejor tratamiento para su hijo.

Llame a su pediatra de inmediato si su hijo::

  • Tiene 2 meses de edad o menos y tiene una temperatura rectal de 100,4 Fahrenheit (38 º C) o mayor, o si la fiebre aumenta por encima de los 104ºF (40 ºC) de manera frecuente a cualquier edad

  • Se ve muy enfermo, está más adormilado (soñoliento) de lo habitual o está muy irritable.​

  • Ha estado en un lugar muy caluroso, como por ejemplo en un auto sobrecalentado.

  • Tiene otros síntomas, tales como cuello rígido, dolor de cabeza fuerte, dolor de garganta (irritada) fuerte, dolor de oído fuerte, un sarpullido inexplicable o vómito o diarrea recurrentes.​

  • Tiene problemas del sistema inmunitario, como por ejemplo anemia falciforme o cáncer, o está tomando esteroides.​

  • Ha tenido una convulsión.

​¿Cuántos tipos de termómetros digitales existen?

Existen diferentes tipos de termómetros digitales que miden la temperatura en diferentes áreas del cuerpo. Las temperaturas rectales (en el ano) son las más exactas. Las temperaturas frontales son las que siguen en cuanto a su exactitud. Las temperaturas orales y en el oído son exactas si se toman adecuadamente. Las temperaturas en la axila son las menos exactas, pero puede usar este método para tomar la fiebre a un niño de cualquier edad. 

Cualquiera que sea el método que se use, siga las instrucciones de limpieza en el envase/empaque antes de usar.​

Presentamos 3 tipos de termómetros digitales:

Termómetro digital multiuso​

  • Mide la temperatura en el ano (rectal), en la boca (oral) o en la axila (axilar) de un niño.

  • El uso oral no se recomienda hasta que el niño tenga 4 años o más.

  • Lee la temperatura corporal cuando el sensor ubicado en la punta del termómetro toca esa parte del cuerpo.

  • Es importante rotular el termómetro como “oral" o “rectal" para que no se use en ambos lugares

Arteria temporal ​

  • Mide las ondas de calor infrarrojo procedentes de los vasos sanguíneos que atraviesan la frente justo debajo de la piel.

  • Puede usarse para todas las edades.

  • La temperatura se toma sobre el costado y la parte frontal de la frente, según sea un modelo sin contacto o “no tocar". Verifique las instrucciones para saber cuán cerca de la frente y otras sugerencias antes de usarlo.

  • El modelo sin contacto puede reducir el riesgo de pasar gérmenes.

  • La luz directa del sol y las bajas temperaturas después de estar afuera pueden afectar la lectura.​

Timpánico ​

  • Mide la temperatura en el oído de un niño mediante la lectura de las ondas de calor infrarrojo provenientes del tímpano.

  • Puede usarse en niños de 6 meses en adelante. No es confiable (fiable) para bebés muy pequeños cuyos canales auditivos son demasiado estrechos.

  • Debe ser colocado correctamente en el canal auditivo de su hijo para ser exacto (ver “Temperatura en el oído", a continuación.

  • Las bajas temperaturas después de estar afuera pueden afectar la lectura.​

Cómo usar un termómetro digital

Para tener la lectura exacta del termómetro, es importante seguir siempre las instrucciones que vienen con el dispositivo.

Temperatura rectal

Tomar una temperatura rectal brinda la mejor lectura, especialmente en bebés menores de 3 meses. Así es como debe tomarse la temperatura rectal:

  • Coloque en la punta una pequeña cantidad de lubricante, como por ejemplo vaselina, en la punta del termómetro y en el ano de su hijo.

  • Coloque a su bebé boca abajo sobre su regazo o sobre una superficie firme. Otra forma es de espalda con las piernas flexionadas sobre el pecho. Prenda el termómetro y deslícelo de media pulgada (para bebés de menos de 6 meses) a una pulgada dentro del año. Hágalo con suavidad. No tiene que haber ninguna resistencia. Si la hay, deténgase. Mantenga a su niño tranquilo. Deje el termómetro en el lugar hasta que suene. Entonces retírelo y verifique la lectura digital.

 

  • Los termómetros deben desinfectarse antes y después del uso con jabón desinfectante y agua o un hisopo con alcohol.

 

  • Etiquete el termómetro rectal para que no se use accidentalmente en la boca​.

Temperatura oral

Una vez que su hijo cumpla 4 años, podrá tomar la temperatura por la boca. Así es como debe tomarse la temperatura oral:​

  • Si su hijo ha tomado una bebida caliente o fría, espere 30 minutos.

  • Prenda o active el termómetro y coloque la punta debajo de un lado de la lengua de su hijo hacia el fondo de la boca. Haga que su hijo sostenga el termómetro con sus labios y dedos. No use los dientes para mantenerlo en su lugar.

  • Deben mantenerse los labios apretados contra el termómetro hasta que suene. Verifique la lectura digital​.

​Temperatura en la frente

Los termómetros para la arteria temporal (frente) pueden usarse en niños de cualquier edad. Así es como debe tomarse la temperatura temporal:

  • Siga las instrucciones en el envase/empaque para saber cómo y por dónde deslizar o apuntar el sensor por la frente para obtener la lectura más exacta.

  • El sensor mide las ondas de calor provenientes de la arteria temporal. Este vaso sanguíneo atraviesa la frente justo debajo de la piel.

  • Lea la temperatura de su hijo en la pantalla de visualización.

Temperatura en el oído

Los termómetros timpánicos (oído) pueden usarse en niños a partir de los 6 meses de edad, ya que los bebés muy pequeños tienen canales auditivos estrechos.  Así es como debe tomarse la temperatura en el oído:

  • Siga las instrucciones del envase/empaque.

  • Una temperatura correcta depende de halar la oreja hacia atrás. Hale la oreja hacia atrás y hacia arriba si el niño tiene más de 1 año. Después apunte la punta de la sonda del oído entre el ojo y la oreja opuestos.

  • Haber estado afuera en un día frío puede producir una lectura baja. Espere 15 minutos después de ingresar al interior para tomar la temperatura.

​ Algunas formas rápidas de detección pueden no ser las mejores.

Algunos productos y métodos rápidos no son tan exactos para verificar la temperatura de un niño. Por ejemplo, tomar la temperatura debajo de la axila puede ayudar a escuelas y centros de atención de niños a verificar rápidamente, pero no es un método muy exacto.

Otras formas menos exactas de verificar la fiebre incluyen el uso de un termómetro chupete (para niños de hasta 1 año de edad) y de cintas para la fiebre en la frente. Si bien los padres pueden usarlos para una detección rápida, no funcionan tan bien como la medición de temperatura por el recto, la frente, el oído o la boca con un termómetro digital.​​

Recuerde

La fiebre es solamente una señal de enfermedad, pero una importante. Hable con el pediatra de su hijo si tiene preguntas sobre la fiebre y cómo tomar la temperatura de su hijo.

Información adicional:

*Dibujos del termómetro digital por Anthony A lex LeTourneau.​




Última actualización
10/28/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos