Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Reflujo vesicoureteral (RVU) en bebés y niños pequeños

parent baby feet

Aproximadamente, entre el 1 y el 3 % de todos los bebés y niños tienen una afección llamada reflujo vesicoureteral (RVU), que significa que parte de su orina fluye en dirección equivocada después de entrar en la vejiga.

La orina fluye de vuelta (retorna) a los riñones, y puede aumentar la probabilidad de desarrollar una infección del tracto urinario (ITU)

Las ITU que llegan a los riñones pueden provocar problemas de salud. Es por eso por lo que es importante diagnosticar y controlar el RVU en forma precoz y tratarlo si fuera necesario.

¿Qué es lo que causa el RVU en los niños?

La mayoría de los niños que tienen RVU nacen con él y los médicos no están seguros de la causa. Aparentemente, ocurre al azar. Los investigadores están estudiando los factores hereditarios o genéticos (afecciones con las que los niños nacen) que podrían ser la causa.

Las vías urinarias de un niño suelen ser una calle de un solo sentido (ver las imágenes a continuación). La orina fluye hacia abajo desde cada riñón por unos conductos que se llaman uréteres. Los uréteres ingresan a la vejiga a través de un túnel del músculo vesical que crea válvulas especiales con un solo sentido que evitan que la orina regrese a los riñones. La orina de la vejiga sale del cuerpo por otro conducto llamado uretra.

En niños con RVU, el túnel en la vejiga para uno o ambos uréteres podría ser demasiado corto, lo que hace que la válvula "filtre líquido".  El RVU también puede ocurrir porque la vejiga no se vacía con normalidad. Esta es una causa menos común.

Comparación vías urinarias normales y con RVU

¿Cuáles son los signos y síntomas del RVU?

El RVU no suele causar síntomas hasta que el niño desarrolla una ITU.

Las ITU pueden localizarse en la vejiga o en el riñón.

  • ITU de vejiga: Son comunes y molestas, pero no suelen ser perjudiciales para la salud a largo plazo. Los síntomas pueden incluir orinar con frecuencia o dolor al orinar.

  • ITU de riñón: El RVU puede aumentar el riesgo de una ITU de riñón. Esto se debe a que la orina transporta gérmenes que pueden volver al riñón.   Una ITU de riñón puede hacer que un niño se enferme gravemente. El niño podría tener fiebre alta, escalofríos y dolor de espalda. Las ITU de riñón pueden dejar cicatrices en los riñones. En casos excepcionales, las cicatrices pueden provocar presión arterial alta o una disminución en la función renal.

También se puede sospechar de un RVU si un niño tiene hidronefrosis, una inflamación renal causada por la acumulación de líquido. Esto se puede ver en una ecografía de riñón.

¿Es preciso hacerle a mi hijo análisis de detección de RVU?

El RVU se diagnostica mediante un análisis llamado cistouretrograma de evacuación (VCUG, por sus siglas en inglés). Suele hacerse un VCUG si:

  • Un niño tuvo una ITU con fiebre y la ecografía de riñón muestra un problema.

  • Un bebé o un niño menor de 2 años tuvo 2 o más ITU con fiebre.

Qué se debe esperar durante un VCUG:

Se introduce una sonda de plástico delgada en la uretra, llamada catéter, y se llena la vejiga con un líquido especial que se puede ver en las radiografías. La prueba no es dolorosa, pero es posible que el niño sienta algo de tensión y molestias a corto plazo por la introducción del catéter en la vejiga.

A medida que se va llenando la vejiga, se toman radiografías. El RVU se diagnostica si el líquido toma la dirección equivocada y sube hacia el riñón por un uréter.

¿Qué otros estudios se le pueden hacer a un niño con RVU?

  • Ecografía: Este estudio usa ondas de sonido para crear una imagen de los riñones y la vejiga del niño. Se recomienda a todos los bebés y niños menores de 3 años después de su primera ITU con fiebre.

  • Gammagrafía con ácido dimercaptosuccínico (DMSA, por sus siglas en inglés): Una gammagrafía con DMSA puede ofrecer más detalles sobre la formación (o no) de cicatrices en los riñones como consecuencia de las ITU de riñón. El médico podría indicarla si un niño tuvo muchas ITU con fiebre.

  • Análisis de sangre: La creatinina mide la función renal.  El nivel de creatinina puede ser demasiado elevado en un niño con riñones dañados. 

  • Presión arterial: Es preciso controlar la presión arterial al menos una vez al año. Los niños con problemas renales corren mayor riesgo de tener presión arterial alta.

¿Cómo se clasifica el RVU?

El RVU se clasifica de 1 (leve) a 5 (más grave). La clasificación se basa en cuánto retrocede la orina y cuánto se expande el uréter. Los niños que tienen RVU de grado más bajo (1 o 2) detectado en la primera infancia tienen buenas probabilidades de curarse al crecer en un plazo de 1 a 5 años.


VUR grados del 1 al 5

​¿Qué tipo de médicos atienden a los niños con RVU?

Los siguientes especialistas pediátricos que atienden a niños con RVU:

  • Nefrólogos pediátricos: Expertos en riñones que tratan a niños con problemas renales.

  • Urólogos pediátricos: Expertos en riñones que hacen cirugías en el aparato genital y en las vías urinarias (riñón, uréteres, vejiga) de los niños.

¿Cómo se trata el RVU?

El tratamiento del RVU se basa en la edad del niño, el grado de su RVU y si le está causando problemas como, por ejemplo, muchas ITU. En muchos casos, el RVU mejora por sí solo con la edad.

Los siguiente son algunos tratamientos:

  • Observación: A los niños con RVU de grado más bajo se los puede observar de forma segura con el cuidado de sus médicos.  Esto suele involucrar citas de seguimiento periódicas. También podría necesitar estudios de obtención de imágenes para asegurarse de que los riñones estén creciendo con normalidad. Los niños con RVU deben realizarse análisis de orina para detectar infección cada vez que tengan fiebre que no tuviera otro motivo como por ejemplo un resfrío. 

  • Antibióticos de prevención (profilaxis): Algunos niños reciben una dosis baja de antibióticos todos los días para reducir el riesgo de que le empiece una ITU mientras se espera ver si el RVU se resuelve cuando crecen. La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda los antibióticos de prevención sobre todo para niños con RVU de grados más altos (grados 3 a 5).

  • Cirugía: Si el RVU es grave y no mejora, o si hubiera reiteradas ITU de riñón con fiebre, es posible que el niño se beneficie de una intervención quirúrgica que repare la válvula permeable (con pérdida) entre la vejiga y el uréter. Estos son algunos de los procedimientos:

    • Reimplante uretral: Se corrige la conexión entre el uréter y la vejiga para que la orina fluya en una sola dirección.

    • Inyección endoscópica: Se inyecta una sustancia en el área donde el uréter se une a la vejiga para evitar el retroceso de la orina.

Estos procedimientos son comunes, generalmente muy seguros y tienen excelente resultado a largo plazo.

¿Qué más pueden hacer los padres de niños con RVU?

Seguir ayudando a sus hijos con hábitos vesicales e intestinales saludables. Todos los niños con RVU que van solos al baño deben empeñarse en esto para ayudar a prevenir las UTI.

Prevenga el estreñimento. La mayoría de los niños sufren de estreñimiento. Esto es común a la edad en la que aprenden a ir al baño y a controlar esfínteres. El estreñimiento hace que resulte más difícil vaciar la vejiga y aumenta el riesgo de una ITU. Es importante evitar o tratar el estreñimiento. 

Disuadir la retención de la orina (no orinar). Beber suficiente agua y llevar una dieta con alto contenido de fibra podría evitar o tratar el estreñimiento. Es posible que algunos niños necesiten tomar un laxante suave a diario. Los niños deben tener una deposición (excremento) blando todos los días

También es importante que los niños vacíen por completo la vejiga de cada 2 a 3 horas mientras están despiertos. Los niños deben evitar aguantar la orina por períodos prolongados. Esto ayuda a mantener limpia la vejiga y a prevenir las ITU.

Conozca los signos precoces de una ITU:

  • Fiebre de más de 100,4 °F (38 °C)

  • Dolor o ardor al orinar

  • Necesidad de orinar con frecuencia

  • Dolor en la parte baja del abdomen o en un costado

  • Vómitos

  • Orina con mal olor que no mejora tras beber más líquidos

Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, llame al pediatra. Basado en los resultados de los análisis, el pediatra decidirá si es necesario que su hijo comience un tratamiento con antibióticos ya sea en casa o en el hospital.

Recuerde:

Muchos niños superan el RVU al crecer; por lo general, cerca de los 5 años de edad.  El diagnóstico precoz del RVU y el control atento por parte de los médicos de su hijo (además de recibir tratamiento si fuera necesario) ayudarán a evitar problemas duraderos.

Información adicional

 

Última actualización
7/30/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics, American Society of Pediatric Nephrology and the National Kidney Foundation Patient Education Collaborative (Copyright 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos