Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Dolores de cabeza: cuándo llamar al pediatra

Por: Namrata Patel, MD y Steven Leber, MD, PhD, FAAP

"Me duele la cabeza". En todo el país, los padres escuchan esta queja de boca de sus hijos, ya sean niños o adolescentes, con tanta frecuencia que podría ser difícil saber si, en efecto, se trata de un dolor de cabeza real (o de una simple excusa para no ir a la escuela). El dolor de cabeza en bebés y niños demasiado pequeños para decir que les duele la cabeza suele hacer que los niños estén más quisquillosos e irritables y que no puedan dormir.

Si bien la mayoría de los dolores de cabeza son inofensivos y desaparecen en pocas horas, los dolores de cabeza recurrentes, de cualquier tipo, pueden causar problemas escolares, problemas de conducta o depresión. Esperamos que este artículo le ayude a saber cuándo debe llamar a su pediatra. Es importante saber cuándo los dolores de cabeza pueden ser un síntoma de algo más grave.  

Atención en casa de los dolores de cabeza de los niños

Todos los que hayan tenido un dolor de cabeza leve y ocasional saben que descansar y relajarse suelen ser el mejor tratamiento. Otras cosas, como las compresas frías, una ducha o baño tibios, las siestas en una habitación oscura y los masajes en el cuello y la cabeza también pueden ser de ayuda

Tenga cuidado con los medicamentos de venta libre

No caiga en la tentación de usar medicamentos analgésicos de venta libre cada vez que su hijo se queje de dolor de cabeza. Si lo hace, asegúrese de leer siempre la etiqueta de cada medicamento para determinar cuál es la mejor dosis conforme al peso de su hijo.

  • Acetaminofén (Tylenol): Puede darle una dosis a su hijo para ayudar a aliviar el dolor de cabeza. No se exceda de la dosis y frecuencia máximas para niños: entre 22 y 33 miligramos por libra de peso en un período de 4 horas.

  • Ibuprofeno (Motrin/Advil): Si en principio no funciona el acetaminofén, también puede darle una dosis de ibuprofeno. No se exceda de la dosis y frecuencia máximas para niños: entre 13 y 22 miligramos por libra de peso en un período de 12 horas.

  • Haga un seguimiento de la frecuencia con la que administra estos medicamentos. Si está usando más de 3 dosis por semana en total, consulte al pediatra para determinar si es necesario administrar otros medicamentos.

  • El uso de más de 3 dosis por semana puede, además, provocar dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos (también conocidos como dolores de cabeza de rebote por retirada de analgésicos). Los niños y adolescentes pueden sufrir de este tipo de dolores de cabeza por tomar medicamentos con demasiada frecuencia y, por lo tanto, volverse dependientes del medicamento. Los medicamentos de venta libre dejan de funcionar contra el dolor y los dolores de cabeza se tornan más frecuentes e intensos. No es bueno. 

Lleve un diario de dolores de cabeza

Hay una serie de tipos de dolores de cabeza, además de posibles causas. Por lo tanto, podría ser útil observar si se establece un patrón. Hay muchas aplicaciones y herramientas en el internet a disposición para ayudarlos a usted o a su hijo. Su pediatra usará esta información para determinar el mejor plan de tratamiento.

¿Qué incluir en un diario de dolores de cabeza?

  • Fecha y hora del dolor de cabeza

  • ¿Cuánto tiempo duró el dolor de cabeza?

  • ¿Qué síntomas experimentó su hijo?

  • ¿Qué ayudó a aliviar el dolor?

  • ¿Qué empeoró el dolor?

  • ¿Sucedió algo específico ese día (tenía una prueba en la escuela, tenía síntomas de infección, comió alguna cosa, le costó dormir, etc.)?

Tipos comunes de dolor de cabeza:

Es probable que cada tipo de dolor de cabeza deba tratarse de manera diferente. Una historia detallada y un examen físico completo ayudan al pediatra a descubrir qué tipo de dolor de cabeza tiene su hijo. Basándose en el diagnóstico de su hijo, el pediatra creará con su ayuda un plan sobre cómo aliviar mejor el dolor del niño.

 

Síntomas comunes: Llame al pediatra si su hijo tiene:: Busque atención de emergencia si su hijo tiene:

Dolores de cabeza por tensión

  • Dolor de cabeza leve o moderado

  • Dolores que suelen empezar a mitad del día

  • Dolor constante, sordo o fijo

  • Sensación de opresión que se siente como una franja o un círculo alrededor de la cabeza

  • Dolor localizado en la frente o a ambos lados de la cabeza

  • Dolor en el cuello

  • Fatiga

  • Dolores de cabeza diarios

  • Dolores de cabeza causados por esfuerzo al toser, estornudar, correr o movilizar el intestino.

  • Dolores de cabeza que se presentan junto con dolor en el ojo o el oído, confusión, náuseas o vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido o entumecimiento.

  • Dolores de cabeza recurrentes, cada vez peores.

  • Dolores de cabeza luego de una lesión en lacabeza que no desaparece tras una semana.

  • Dolores de cabeza lo suficientemente fuertes como para despertarse.

     

                      
     



​ ​
  • Dolor de cabeza repentino y fuerte que ocurre por primera vez, en especial si el niño tiene visión doble, parece confundido, está somnoliento, le cuesta despertarse o tiene entumecimiento o vómitos explosivos.

  • Dolor de cabeza con rigidez en el cuello o quejas de dolor en el cuello, en particular con fiebre.





Migrañas

  • Dolor pulsante que suele estar de un lado de la cabeza pero que puede estar de ambos lados, en particular en niños

  • Sensibilidad a la luz o al ruido

  • Fatiga

  • Náuseas y vómitos

  • Cambios en el humor

  • Un aura: destellos de luz, líneas en zigzag u otros cambios de visión raros que podrían aparecer previo a o durante una migraña

Nota: Algunos síntomas de migraña podrían ser algo diferentes en los niños en comparación con los adultos.

Dolores de cabeza por congestión

  • El dolor y la presión arriba de un seno paranasal, por lo general por encima de la ceja, detrás del ojo y debajo del hueso malar

  • El dolor puede estar solo a un lado del rostro o la cabeza

  • Nariz tapada o goteo nasal

Uso excesivo de medicamentos (dolores de cabeza de rebote por retirada de medicamentos)

  • Dolor que empieza detrás de los ojos y avanza hacia la parte delantera de la cabeza o dolor sordo alrededor de la frente

  • Aturdimiento

  • Irritabilidad

  • Puede comenzar después de dejar de usar analgésicos

  • La cafeína en sodas y bebidas energizantes también puede ser la causa

Dolores de cabeza después de una lesión en la cabeza

  • Dolor que se siente como presión dentro de la cabeza

  • Mareos

  • Baja del nivel de conciencia (obnubilación)

  • Náuseas

  • Fatiga

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Visión borrosa

¿Mi hijo necesita una termografía computarizada (TC)?

Los estudios de imagenología del cerebro, los análisis de sangre y los procedimientos invasivos NO son necesarios para el diagnóstico de dolores de cabeza. En ciertos casos, es necesario hacer un estudio de imagenología del cerebro o una punción lumbar si se sospecha de una afección más grave. Si fuera necesario, el pediatra le hablará de otras pruebas que deban hacerse y le dirá por qué. El pediatra podría recomendar también que su hijo vea a un neurólogo pediátrico, quien podrá ayudar ofreciendo más recomendaciones para el dolor de cabeza de su hijo.

Recuerde:

Muchas veces, cuando los niños tienen dolores de cabeza, estos se pasan tan rápido como llegan. El reposo, la buena hidratación y las rutinas saludables suelen ayudar a que pase el dolor. Asegúrese de llamar a su pediatra siempre que tenga inquietudes respecto al dolor de cabeza de su hijo.

Información adicional:

Sobre la Dra. Patel:

Namrata PatelNamrata Patel, MD, es residente de Neurología Pediátrica en el Hospital Infantil C.S. Mott de la Universidad de Michigan. Dentro de la American Academy of Pediatrics integra el Departamento de Pasantes Pediátricos.


 

Sobre el Dr. Leber:

Steven LeberSteven Leber, MD, PhD, FAAP, es médico neurólogo pediátrico titular en el Hospital Infantil C.S. Mott de la Universidad de Michigan. Dentro de la American Academy of Pediatrics integra el Departamento de Neurología. 

 

 

 


Última actualización
4/4/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos