Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

La salud reproductiva en mujeres jóvenes con defectos cardíacos congénitos

Un defecto cardíaco congénito es el tipo de defecto de nacimiento más común. Debido a los avances en las terapias médicas y quirúrgicas, más del 90 % de los bebés que nacen con un defecto cardíaco congénito vivirán para cumplir los 18 años.

Así como los sueños de una vida adulta rica y plena, que contemplan una carrera y una familia con frecuencia se hacen realidad, los adolescentes y los adultos deben recibir atención cardiológica especializada durante toda su vida. Se debe considerar las repercusiones de un defecto cardíaco congénito y su interacción con las condiciones comunes de la edad adulta, como el embarazo y las afecciones como la diabetes y la hipertensión a medida que las mujeres con un defecto cardíaco congénito envejecen.

"Las mujeres jóvenes que viven con un defecto cardíaco congénito pueden esperar mejores pronósticos si trabajan junto con su equipo de asistencia médica cuando tomen decisiones sobre su salud, especialmente en lo que respecta a la salud reproductiva", dijo Elyse Foster, M.D., cardióloga de la Universidad de California, San Francisco y miembro del Consorcio de Salud Pública de Defectos Cardíacos Congénitos (CHPHC, por sus siglas en inglés).

Cualquier persona que tenga un soplo cardíaco o haya tenido una cirugía del corazón de niño debe ser evaluada por un cardiólogo especializado en enfermedades congénitas cuando sea un adulto.

Las mujeres que viven con un defecto cardíaco congénito pueden tomar decisiones informadas y reducir las probabilidades de tener un parto de alto riesgo cuando trabajan con su equipo de asistencia médica. Si bien el riesgo general de complicaciones durante el embarazo es relativamente bajo, las mujeres con un defecto cardíaco congénito igualmente tienen ocho veces más probabilidades de tener complicaciones cardiovasculares durante el embarazo. 

Se debe comenzar a pensar en la salud reproductiva incluso antes de que una mujer joven esté lista para formar una familia. Estos temas deben incluir los métodos anticonceptivos, la decisión de llevar adelante un embarazo y los desafíos de ser una madre con un defecto cardíaco congénito. Los siguientes artículos contienen información sobre estos temas:

"Hay pautas y recomendaciones para la asistencia y el control de pacientes adultos con defectos cardíacos congénitos" dijo Michelle Gurvitz, M.D., cardióloga del Hospital Infantil de y miembro del CHPHC. "Sin embargo, incluso con esta información disponible, una cantidad demasiado alta de pacientes quedan al margen del sistema". La Dra. Gurvitz apoya un método de asistencia en equipo de sus pacientes adultos que incluye la cardiología congénita, la asistencia primaria y otras especialidades como obstetricia, ginecología y psicología, según sea necesario.

 

El sitio web del CHPHC, www.chphc.org (en inglés) tiene información adicional sobre los defectos cardíacos congénitos y sobre sus cuidados médicos largo plazo. El CHPHC se aloja en el sitio de la American Academy of Pediatrics gracias a una subvención de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para hacer uso de principios de salud pública y como recurso para aquellos cuyas vidas se ven afectadas por un defecto cardíaco congénito. Los miembros organizadores del Consorcio actúan como voceros de los proveedores de salud, los pacientes, las familias, los médicos y los investigadores.

Última actualización
9/8/2017
Fuente
Congenital Heart Public Health Consortium (CHPHC)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos