Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo planificar un embarazo saludable en mujeres con un defecto cardíaco congénito

Las mujeres con un defecto cardíaco congénito (DCC) que, después de recibir un asesoramiento previo a la concepción, se consideran aptas para tener un embarazo seguro o de bajo riesgo, pueden tomar medidas adicionales para planificar un embarazo saludable.   

Su equipo de asistencia médica:

Asegúrese de que su equipo de asistencia médica cuente con el conocimiento y la experiencia necesarios para tratar mujeres embarazadas con un DCC. Los integrantes específicos de este equipo pueden variar según su lugar de residencia y la clase de afección cardíaca que usted tenga.

  • Cardiólogo especialista en cardiopatías congénitas: en particular, uno que se especialice en adultos con un DCC.
  • Especialista en medicina maternofetal: también llamado "obstetra de alto riesgo", tiene experiencia en proporcionar asistencia a mujeres con un DCC. 
  • Asesor genético: revisa su historial médico y puede realizarle pruebas para analizar si hay riesgo de que su bebé tenga un DCC. En general, un bebé cuya madre o cuyo padre padece de un DCC tiene una probabilidad un poco mayor (aproximadamente un 5 % más) de nacer con un DCC.
  • Anestesiólogo: puede hablar con usted acerca de las opciones disponibles de anestesia para el trabajo de parto y el parto. La mayoría de las mujeres con un DCC pueden recibir una inyección epidural durante el trabajo de parto y el parto. Habitualmente, para estas mujeres se prefiere el parto vaginal en lugar de una cesárea. Es posible que se realicen algunos controles y adaptaciones especiales durante su trabajo de parto y parto, pero toda la asistencia médica tiene como objetivo su seguridad y la de su bebé.
  • Trabajador social: puede asesorarla a usted y a su pareja acerca de cómo manejar el estrés para controlar tanto su salud cardíaca como la salud de su embarazo.

Durante el embarazo:

Es muy importante obtener asistencia habitual de su obstetra y cardiólogo especialista en cardiopatías congénitas durante todo el embarazo. A la mayoría de las mujeres les irá muy bien y tendrán embarazos saludables, pero es importante destacar que las mujeres con un DCC tienen mayor riesgo de tener complicaciones durante el embarazo. Estas complicaciones incluyen arritmias o latidos cardíacos irregulares y parto prematuro.

Su cardiólogo especialista en cardiopatías congénitas determinará la frecuencia con la que debe recibir asistencia cardíaca durante el embarazo. La mayoría de las mujeres con un DCC visitan a su cardiólogo especialista en cardiopatías congénitas una vez por trimestre, pero algunas veces son necesarias más citas. Su médico también determinará si usted necesita alguna prueba cardíaca durante el embarazo. A la mayoría de las mujeres con un DCC se les realiza un ecocardiograma (ecografía del corazón) al principio del embarazo y en el último trimestre.

Como en el caso de cualquier mujer embarazada, hay maneras en las que usted puede ayudar a disminuir los riesgos para la salud de su bebé antes y durante el embarazo:

  • Tome diariamente vitaminas prenatales que contengan folato.
  • Evite fumar, consumir alcohol y usar fármacos (diferentes de los medicamentos recetados por su médico).
  • Siga una dieta saludable
  • Haga ejercicio.
  • Descanse lo suficiente.

Trabajo de parto y parto:

En algún momento deberá hablar con su obstetra sobre el tipo de parto que tendrá: vaginal o por cesárea. Generalmente, en la mayoría de las mujeres con un DCC se prefiere el parto vaginal al parto por cesárea. Es posible que se realicen algunos controles y adaptaciones especiales durante su trabajo de parto y parto; no obstante, toda la asistencia médica está orientada a su seguridad y a la de su bebé.

Independientemente del tipo de parto, habitualmente se tiene disponible a un anestesiólogo para ayudar con el control del dolor. La mayoría de las mujeres con un DCC pueden recibir una inyección epidural durante el trabajo de parto y el parto, pero algunas clases de analgésicos pueden afectar la frecuencia cardíaca y la presión arterial; por lo tanto, es importante la consulta con el anestesiólogo antes del parto.

La salud de su bebé:

Si usted o el padre de su bebé tiene un DCC, su bebé corre un alto riesgo de nacer con la misma afección. En el asesoramiento previo a la concepción también se puede evaluar el riesgo de que su bebé tenga un DCC.

Durante su embarazo, el médico le realizará una ecografía especial del corazón de su bebé llamada ecocardiograma fetal, para determinar si su bebé tiene problemas estructurales importantes del corazón.  

Información adicional:


​​
Última actualización
5/26/2017
Fuente
Congenital Heart Public Health Consortium (CHPHC)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos