Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Síndrome del ovario poliquístico en las niñas

¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico?

El síndrome del ovario poliquístico (polycystic ovary syndrome, PCOS) es una afección que se desarrolla en las niñas y se asocia con síntomas de exceso de vello corporal (hirsutismo), acné severo y problemas del ciclo menstrual. El exceso de vello corporal puede aparecer en el rostro, el mentón, el cuello, la espalda, el pecho, los senos o el abdomen. Los problemas con el ciclo menstrual pueden incluir meses sin períodos, períodos de sangrado intenso o muy prolongado o períodos demasiado frecuentes. Algunas niñas, aunque no todas, tienen pequeños quistes en los ovarios. Aproximadamente de un 60 % a un 70 % de las niñas con PCOS tienen sobrepeso o son obesas, pero algunas son de peso normal o son delgadas. Es posible que las niñas tengan madres, tías o hermanas con antecedentes de problemas similares o familiares con diabetes tipo 2. El síndrome del ovario poliquístico también puede ser llamado "hiperandrogenismo ovárico". Esto significa que los ovarios producen demasiados andrógenos, las hormonas que provocan el crecimiento del vello y el acné en adolescentes y adultos.

¿Qué causa el síndrome del ovario poliquístico?

No se sabe del todo. Parece ser hereditario. Algunas diferencias genéticas en los ovarios o las glándulas suprarrenales de las niñas también pueden causar el síndrome de ovario poliquístico. El síndrome parece estar relacionado con la resistencia a la insulina en la mayoría de las niñas. Cuando el cuerpo de una niña es resistente a la insulina tiene que producir más insulina de lo habitual para que las células tomen la glucosa de la sangre. Los mayores niveles de insulina podrían ocasionar que los ovarios produzcan una cantidad excesiva de andrógenos, por lo que los períodos menstruales no son regulares. Algunas niñas que son resistentes a la insulina pueden tener problemas con la presión arterial o el colesterol, que son riesgos de enfermedad cardíaca en los adultos.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del ovario poliquístico?

No hay un solo análisis de laboratorio que diagnostique el síndrome de manera absoluta. El diagnóstico se realiza al descartar otras enfermedades y reconocer la combinación de problemas que se observan en el síndrome del ovario poliquístico, como períodos irregulares, acné, vello corporal y, con frecuencia, resistencia a la insulina. Quizá sea útil realizar una ecografía de los ovarios, que podría mostrar una cadena de pequeños quistes a lo largo de la parte exterior de los ovarios.

¿Cómo se trata el síndrome del ovario poliquístico?

El tratamiento este síndrome abarca el tratamiento del acné, del exceso de vello corporal, de los períodos menstruales anormales y de la resistencia a la insulina, si estuviera presente.

  • El acné puede tratarse con medicamentos que se aplican en la piel, antibióticos, medicamentos con estrógeno y progesterona que se toman por la boca (que también regulan los períodos), o una píldora llamada espironolactona que bloquea los andrógenos que causan el acné.
  • El vello corporal adicional se puede reducir con medicamentos con estrógeno y progesterona (anticonceptivos orales) o espironolactona. Muchas niñas también prueban diferentes formas de deshacerse del vello no deseado mediante el tratamiento con láser, depilación con cera o afeitado.
    • Se puede aplicar un medicamento llamado Vaniqua dos veces al día en las zonas de vello no deseado para evitar el crecimiento de vello nuevo. Este medicamento generalmente no está cubierto por el seguro médico y se debe usar todos los días o el vello vuelve a crecer.
  • Los períodos menstruales anormales se pueden tratar de diferentes maneras. Muchas niñas toman una píldora anticonceptiva oral que contiene estrógeno y progesterona para regular los períodos.
    • Otras opciones de tratamiento son una píldora llamada progesterona que se toma durante 5 a 10 días de cada 1 a 3 meses para provocar un periodo, un parche de estrógeno y progesterona, o un dispositivo intrauterino (DIU). Algunas niñas no pueden usar algunos de estos medicamentos debido a otras afecciones, por lo que es importante comunicar todos sus antecedentes médicos y familiares a su médico.
  • La disminución de la resistencia a la insulina también puede mejorar los signos y síntomas del síndrome del ovario poliquístico. Al menos 150 minutos de una actividad física que aumente la frecuencia cardíaca cada semana disminuye la resistencia a la insulina. Una dieta saludable sin bebidas dulces como gaseosas y con una limitación de carbohidratos concentrados y alimentos procesados también disminuye la resistencia a la insulina como resultado de haber bajado de peso.
    • La metformina es un medicamento que se puede usar para tratar el síndrome del ovario poliquístico. Ayuda a reducir la resistencia a la insulina y se puede asociar con una reducción del peso. Todavía no ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) para su uso para tratar este síndrome, pero generalmente es segura y con frecuencia ayuda.

El embarazo y el síndrome del ovario poliquístico

Una niña con este síndrome puede quedar embarazada, incluso si no tiene períodos regulares. Las niñas con el síndrome del ovario poliquístico que tengan relaciones sexuales deben utilizar un método anticonceptivo si no quieren quedar embarazadas. Si una mujer con este síndrome quiere tener un hijo y tiene dificultades para quedar embarazada, hay numerosas opciones disponibles para lograr un embarazo. Algunos medicamentos para este síndrome no se pueden utilizar durante el embarazo; por lo tanto, sea sincera con su médico sobre sus planes.

 

Última actualización
5/23/2016
Fuente
Copyright © 2014 American Academy of Pediatrics and Pediatric Endocrine Society
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Encuéntrenos