Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo tratar y controlar las erupciones por eccema en los niños

How to Treat & Control Eczema Rashes in Children How to Treat & Control Eczema Rashes in Children

​Por Sarah Stein, MD, FAAD, FAAP

Los niños con eccema (dermatitis atópica) tienden a tener parches de piel seca y que pica. La picazón puede ser tan insoportable que interfiera con el sueño, haciendo que su hijo se sienta horrible. Además, el rascarse puede hacer que las erupciones se infecten.

Si bien el eccema no tiene cura, la afección se puede tratar para que su hijo se sienta mejor. Siempre hay formas de ayudar a su hijo a evitar las crisis de eccema.

Los tratamientos del eccema suelen apuntar a cuatro problemas comunes: sequedad, picazón, piel irritada (inflamación) e infección.

Sequedad: reparación de la barrera cutánea

En los niños con eccema, la barrera cutánea no retiene bien el agua. Como resultado, la piel se torna seca y agrietada, teniendo más probabilidades de infectarse. Además, la piel seca pica mucho. Es importante tratar con cuidado la piel a diario para mejorar la barrera cutánea. Como parte de esto:

  • Bañe (o duche) a su hijo todos los días, o día por medio, durante 5 a 10 minutos en agua tibia. No se necesita jabón, pero se puede usar un limpiador sin jabón en las áreas que más transpiran (axilas, cuello, ingles), en las manos y en los pies. Use solo limpiadores sin fragancia e hipoalergénicos. Evite frotar la piel del niño con cosas ásperas. No use baño de espuma en la tina.

  • Séquele la piel al niño con toquecitos después del baño o la ducha. Si su médico le recetó algún medicamento tópico, aplíquelo en las áreas de la erupción (ANTES de aplicar cualquier humectante).

  • Aplique un humectante en todo el cuerpo inmediatamente después del baño (mientras la piel todavía esté húmeda). Esto ayuda a “sellar" la humedad del agua. Cuanto más espeso el humectante, mejor funcionará. Los ungüentos como la vaselina (o una alternativa “grasosa" similar) son una buena opción. Lo más importante es encontrar un humectante que a su hijo le guste usar. Los humectantes deben aplicarse todos los días, incluso cuando la erupción se haya curado.

  • Vista a su hijo con telas suaves, como 100 % algodón. Use detergentes para la ropa neutros y sin fragancia. No use suavizantes para ropa ni hojas de tela para la secadora.

Reducción de la picazón

El cuidado delicado de la piel es el primer paso para que la piel pique menos. Otras formas para ayudar a reducir la picazón:

  • Evitar el rascado. Intente lo más posible que su hijo no se rasque, ya que rascarse hará que sienta más picazón en la piel. Rascarse puede, además, conducir a la formación de heridas abiertas que a su vez pueden causar infecciones. Mantenga cortas las uñas de su hijo. También puede ser útil usar guantes de algodón por las noches.

  • Tratamientos de vendajes húmedos. Aplique vendajes húmedos DESPUÉS de bañarse y aplicar los medicamentos tópicos y los humectantes. Hágalo de la siguiente manera:

    • Empape un pijama de una o dos piezas en agua tibia.

    • Tuérzalos hasta que queden húmedos pero no estén ensopados.

    • Ponga el pijama húmedo al niño, con un pijama seco por arriba.

    • Asegúrese de que la habitación esté cálida o póngale al niño una manta abrigada para que no sienta frío.

    • Déjele la ropa húmeda durante al menos media hora o toda la noche.

  • Es probable que los medicamentos antihistamínicos como la difenhidramina y la hidroxicina hagan que su hijo se sienta somnoliento, por lo que se quedará dormido con más facilidad en vez de rascarse la piel. No obstante, los antihistamínicos no suelen quitar la picazón. Siga siempre las instrucciones respecto a la edad y el peso de su hijo y hable con el médico o el farmacéutico si tiene preguntas.

Sanación de la piel irritada

  • Los medicamentos esteroides tópicos (“esteroides" o “cortisonas") se aplican sobre la piel para sanar las erupciones por eccema irritadas. Estos medicamentos recetados suelen usarse dos veces al día cuando la erupción está recrudeciendo. Los esteroides tópicos vienen en distintas concentraciones y formulaciones (como lociones, ungüentos, cremas, geles y aceites). Su médico le ayudará a encontrar la combinación ideal para la piel de su hijo. Cuando se usan correctamente, los esteroides tópicos son muy seguros y eficaces.

  • Medicamentos no esteroides para el eccema (ungüento de tacrolimus, crema de pimecrolimus, ungüento de crisaborole). También hay medicamentos recetados que ayudan a sanar las erupciones por eccema irritadas usando ingredientes activos distintos a los esteroides. Pueden ser útiles para el eccema suave y sobre áreas delicadas de la piel como los párpados, las axilas y la ingle.

Manejo y prevención de infecciones cutáneas.

Las bacterias y los virus pueden empeorar las erupciones por eccema y es importante estar atento a los signos de infección.

Preste atención a las secreciones, costras, bultos de pus, ampollas o erupciones/sarpullidos que empeoren y no mejoren con los tratamientos habituales. Asegúrese de hablar con su médico si cree que la piel de su hijo está infectada. Las infecciones pueden requerir medicamentos antibióticos o antivíricos.​

Baños de lejía diluida

  • Sumergirse 2 o 3 veces en una tina con una pequeña cantidad de lejía agregada al agua puede ayudar a prevenir infecciones. Los baños con lejía, algo similar a nadar en una piscina con cloro, son fáciles de preparar en casa:

  • Añada 1/2 taza de lejía doméstica común (hipoclorito de sodio) O 1/3 de taza de lejía doméstica concentrada a una tina llena de agua tibia y revuelva el agua para que se diluya. Asegúrese de usar lejía COMÚN; las lejías que no destiñen o perfumadas no son eficaces y podrían provocar más irritación.

  • Si usa una tina para bebés, use 2 cucharadas de lejía en una tina llena de agua.

  • Sumerja a su hijo en la tina durante 10 a 15 minutos. Intente sumergirle todo el cuerpo. Como el baño es como una piscina, es seguro que moje también la cara y el cuero cabelludo del niño. En el caso de bebés y niños pequeños, mantenga el contacto directo para evitar que el niño se ahogue, tal como lo haría durante la hora del baño común.

  • Enjuague el agua con lejía diluida al final del baño y aplique de inmediato un humectante.

Nuevos tratamientos para el eccema.

Las terapias biológicas (“biológicos") son medicamentos que apuntan a la parte del sistema inmunitario que esté causando la erupción irritada de la piel. El dupilumab es la primera terapia biológica aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration, FDA) para el tratamiento del eccema. Este medicamento puede ser muy útil para el eccema moderado a grave que no esté bien controlado con medicamentos tópicos y un cuidado delicado de la piel. Hable con su médico para saber más acerca de esta opción de tratamiento.

¿Cuándo puedo detener el tratamiento de una erupción por eccema?

Una vez que la piel de su hijo deje de picar y estar roja, puede empezar a usar los medicamentos con menos frecuencia. No obstante, como el eccema es un problema cutáneo constante, es importante seguir una rutina que incluya un cuidado delicado de la piel cada día para minimizar la posibilidad de crisis e infección.

¿Cómo puedo evitar futuras crisis de eccema?

  • El cuidado delicado de la piel, tal como se describió anteriormente, es una de las cosas más importantes que puede hacer para evitar futuras crisis de eccema. Hable con su médico sobre una rutina diaria que sea ideal para su hijo.

  • Evitar los desencadenantes también es importante para evitar futuras crisis de eccema. Los desencadenantes del eccema son distintos en los distintos niños. Algunos padres y médicos podrían considerar la posibilidad de hacer pruebas de alergia para identificar mejor a los desencadenantes que se pueden evitar. Entre algunos desencadenantes se incluyen:

En casos excepcionales, ciertos alimentos pueden recrudecer una erupción por eccema. Si cree que este podría ser el caso, hable con su médico antes de probar cualquier cambio restrictivo en la alimentación.​​​

​Recuerde

Tenga en cuenta que el eccema de su hijo podría recrudecer de todos modos a pesar de sus mejores esfuerzos. El eccema es un problema crónico de la piel que requiere paciencia y cuidado constante de la piel.

Información adicional:

​Sobre la Dra. Stein:

Sarah Stein, MD, FAAD, FAAP, integra el Departamento de Dermatología de la American Academy of Pediatrics, es profesora adjunta y directora de Dermatología Pediátrica del UChicago Medicine.




Última actualización
5/20/2020
Fuente
AAP Section on Dermatology (Copyright @ 2020 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos