Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Información para padres sobre los cigarrillos electrónicos y los efectos de exhalar su vapor

Los cigarrillos electrónicos se han vuelto muy populares y los utilizan tanto los adolescentes como los adultos. Estos cigarrillos no son una alternativa segura para dejar de fumar.

Los cigarrillos electrónicos, vaporizadores personales, cigarrillos de vapor, cigarros electrónicos, narguiles electrónicos o dispositivos de vapor son productos que generan una mezcla en aerosol que contiene líquidos y nicotina que inhala el usuario. Los cigarrillos electrónicos se pueden asemejar a otros productos de tabaco tradicionales como cigarrillos, cigarros, pipas o parecerse a artefactos comunes como linternas, unidades USB o lapiceros.

La American Academy of Pediatrics (AAP) apoya las medidas creadas para evitar que los niños y jóvenes utilicen o estén expuestos a los vapores exhalados por los cigarrillos electrónicos.

A continuación, se incluye información y consejos para ayudar a los padres y cuidadores a afrontar su uso y exposición. 

¿Son seguros?

  • La solución que está dentro de los dispositivos y el vapor de los cigarrillos electrónicos contienen sustancias químicas nocivas como los anticongelantes (hechos de uno o dos químicos: propilenglicol o etilenglicol), dietilenglicol y agentes carcinógenos como las nitrosaminas que pueden provocar cáncer.

  • La nicotina de los cigarrillos electrónicos es adictiva y puede perjudicar el desarrollo del cerebro.

  • No se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos como una forma (estrategia) para dejar de fumar.

  • En algunos casos, los cigarrillos electrónicos han explotado y provocado quemaduras o incendios.

  • El vapor o el humo de segunda mano de los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para los pulmones en crecimiento.

  • Todavía se desconocen los efectos a largo plazo para la salud de los usuarios y transeúntes.

  • Los cigarrillos electrónicos se pueden utilizar para fumar o aspirar los vapores de la marihuana, hierbas, ceras y aceites.

  • La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aún no ha regulado ni aprobado los cigarrillos electrónicos como dispositivos para dejar de fumar, y todavía no se conocen los efectos a largo plazo para la salud de los usuarios y los transeúntes. Debido a la falta de regulación, los compuestos químicos en un dispositivo SEAN pueden variar según las marcas.

  • La mejor manera de proteger a sus hijos es no fumar ni aspirar vapores nunca cerca de ellos. Hable con su médico sobre cómo puede dejar de fumar todo tipo de tabaco. Nunca fume dentro de la casa, en su automóvil ni en lugares donde estén los niños.

Peligros para los jóvenes:

  • Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco que más se utiliza entre los adolescentes. En el 2018, más del 20 % de los estudiantes de secundaria (preparatoria) reportaron haber usado los cigarrillos electrónicos durante los 30 días previos.

  • Contienen una solución líquida que generalmente con sabores. Los sabores, que son atractivos para los niños, suelen ser licor de durazno, café fuerte/cargado, piña colada, menta, chicle o goma de mascar y chocolate.

  • Los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos son más propensos a fumar cigarrillos tradicionales en el futuro.

  • Los niños están expuestos a la publicidad/comerciales de cigarrillos electrónicos en televisión, redes sociales, revistas y carteles publicitarios.

  • Aunque la venta de cigarrillos electrónicos a jóvenes menores de 18 años está prohibida, estos se pueden pedir /comprar en línea.

Riesgo de intoxicación

  • Las soluciones de los cigarrillos electrónicos pueden ser tóxicas para niños y adultos ya sea que se las ingiera o mediante el contacto con la piel.

  • Un niño puede morir al ingerir cantidades muy pequeñas de nicotina: menos de la mitad de una cucharada. Consulte: La nicotina líquida de los cigarrillos electrónicos puede matar a los niños.

  • A partir de 2016, la nicotina líquida se debe vender en envases con cierre de protección a prueba de niños.

  • Los síntomas de intoxicación con nicotina son, entre otros, sudoración, mareos, vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca, letargo, convulsiones y dificultad para respirar.

  • Las llamadas a los Centros de Prevención de Envenenamientos relacionadas con estos dispositivos han aumentado mucho en los últimos 5 años. En 2014, los centros de toxicología en los Estados Unidos informaron sobre 3.783 exposiciones a cigarrillos electrónicos y nicotina líquida, en comparación con las 1.543 exposiciones en 2013. En 2015, se notificaron 3.073 exposiciones.

Recomendaciones para los usuarios de los cigarrillos electrónicos:

  • Protejan su piel si manipulan cigarrillos electrónicos.

  • Los usuarios de cigarrillos electrónicos siempre deben guardar los dispositivos y la nicotina líquida en un lugar bajo llave, fuera del alcance de los niños, y deben seguir las instrucciones específicas de la etiqueta para desechar el producto.

  • Si se produce exposición a la nicotina, llame al Centro de Prevención de Envenenamientos de su localidad al 1-800-222-1222.

Información adicional:

Última actualización
1/8/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest