Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Qué deben saber los padres sobre cigarrillos electrónicos y vapeo

​Los cigarrillos electrónicos se han vuelto muy populares y son utilizados por adolescentes y adultos, pero no son una alternativa segura a fumar cigarrillos.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos (también conocidos como vaporizadores personales, vapeadores de bolígrafo, cigarros electrónicos, sistemas pod, cachimbas electrónica o dispositivos para vapear) producen líquido en aerosol que contiene nicotina y otras sustancias inhaladas por la persona. Pueden ser similares a los productos de tabaco tradicionales como cigarrillos, cigarros, pipas o artefactos comunes como linternas, unidades USB o lapiceras.

La solución líquida que se usa en los cigarrillos electrónicos generalmente tiene sabor y es atractiva para niños y adolescentes. Si bien los sabores fueron prohibidos a nivel nacional en 2019, esta prohibición excluye los sabores de menta y mentol. Además, esta prohibición excluye los dispositivos de cigarrillos electrónicos desechables, que se venden en muchos sabores atractivos, son relativamente económicos y cada vez más populares entre los adolescentes.

¿Cuán comunes son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco más utilizado entre los adolescentes. En 2020, los cigarrillos electrónicos siguieron siendo el producto de tabaco más utilizado por los estudiantes de secundaria (20%) y de intermedia (5%). Los niños están expuestos a la publicidad de cigarrillos electrónicos en los medios de comunicación, revistas y carteles publicitarios. Aunque es ilegal vender cigarrillos electrónicos a jóvenes menores de 21 años, se pueden pedir en línea.

Por qué los cigarrillos electrónicos no son seguros

  • La emulsión utilizada en los dispositivos y cigarrillos electrónicos contiene productos químicos nocivos como el anticongelante (elaborado a partir de uno de dos productos químicos: propilenglicol o etilenglicol), dietilenglicol y aldehídos (como formaldehído), que están clasificados como una de las más importantes toxinas cardiovasculares que también se encuentran en el humo del cigarrillo.

  • El humo de segunda mano o vapor de los cigarrillos electrónicos es perjudicial para los pulmones en crecimiento. De hecho, los estudios muestran efectos medibles a largo plazo sobre la salud, la función y el desarrollo de los pulmones de los fumadores "pasivos".

  • La nicotina de los cigarrillos electrónicos es adictiva y puede dañar el desarrollo del cerebro.

  • Los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos son más propensos a fumar cigarrillos tradicionales en el futuro.

  • En algunos casos, los cigarrillos electrónicos explotaron y provocaron quemaduras o incendios.

  • Los cigarrillos electrónicos se pueden utilizar para fumar o aspirar los vapores de marihuana, hierbas, ceras y aceites.

  • Debido a la falta de regulación, los compuestos químicos en un cigarrillo electrónico pueden variar según las marcas.

¿Son los cigarrillos electrónicos una buena ayuda para dejar de fumar?

No se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos como una manera de ayuda para dejar de fumar. Aún no están regulados ni aprobados como ayuda para dejar de fumar por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Aún se desconocen los efectos a largo plazo sobre la salud de los usuarios y transeúntes.

Para proteger mejor a sus hijos nunca debe fumar ni aspirar vapores cerca de ellos. Hable con su médico sobre cómo puede dejar de fumar todo tipo de tabaco. Nunca fume dentro de la casa, en su automóvil ni en lugares donde estén los niños.

Recuerde

Es importante ayudar a proteger a los niños y adolescentes del uso o la exposición al vapor perjudicial de los cigarrillos electrónicos. Hable con su pediatra para obtener más información sobre estos productos y cómo mantener a su hijo seguro y saludable.

Más información

Cigarrillos electrónicos: peligrosos, fáciles de conseguir y adictivos
Una conversación honesta con los adolescentes sobre el tabaquismo
La AAP explica por qué se debe aumentar la edad mínima para comprar tabaco a 21 años
Cigarrillos electrónicos: Hable con los jóvenes sobre los riesgos | Smoking & Tobacco Use Features | CDC


Última actualización
6/24/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos