Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Supere los obstáculos para la actividad física

La actividad física frecuente tiene muchos beneficios; sin embargo, las personas por lo general tienen muchas excusas para no realizar actividad física. A continuación, se brinda información de la American Academy of Pediatrics que exhorta a las familias a considerar todos los beneficios de la actividad física y cómo superar algunos obstáculos. Cada integrante de la familia puede tomar medidas para realizar una mayor actividad física completando el plan de actividad física.

Beneficios de la actividad física

Con la actividad física puede

  • Divertirse; ¡esto es importante!
  • Pasar tiempo con los amigos
  • Mejorar su imagen corporal
  • Mantener un peso saludable
  • Aumentar los niveles de energía
  • Mejorar su propia imagen
  • Sentirse más fuerte
  • Aumentar su resistencia para los deportes o pasatiempos
  • Tener músculos o definirlos
  • Reducir el estrés

Supere los obstáculos comunes

Las siguientes son sugerencias sobre cómo superar 4 barreras comunes para la actividad física.

1. "No tengo tiempo".

Qué puede intentar

  • Incorpore la actividad en su día: camine o ande en bicicleta para transportarse.
  • Bájese del autobús una parada antes y camine el resto del camino.
  • Use las escaleras siempre que sea posible.
  • Planifique actividades divertidas y "movidas" con amigos y familiares.
  • Inscríbase en educación física en su escuela.
  • Recorra el centro comercial dos veces antes de empezar a comprar.

2. "No me gustan los deportes" o "No soy bueno en ningún deporte".

Qué puede intentar

  • Piense en pasatiempos activos, como la jardinería. No tiene que practicar un deporte para estar activo.
  • Elija una actividad que disfrute. Bailar, andar en bicicleta y nadar son opciones divertidas. Y caminar también.
  • Piense en el trabajo voluntario, como colaborar en un centro juvenil o servir comidas en un refugio.
  • Pídale a un amigo, hermano u otro familiar que sea su "compañero de actividades" y programe una actividad divertida para hacer 2 o 3 veces por semana.

3. "Mi vecindario no es seguro".

Qué puede intentar

  • Utilice un video o DVD de ejercicios en su casa.
  • Baile en su casa con su música favorita.
  • Busque un centro de YMCA, Boys and Girls Club o un centro recreativo comunitario en su vecindario.
  • Inscríbase para actividades escolares como educación física o programas extraescolares.

4. "Tengo sobrepeso o no estoy en forma".

Qué puede intentar

  • Comience lentamente con 10 a 15 minutos de actividad; caminar es un gran comienzo.
  • Incorpore momentos de actividad breves a su día; ¡use las escaleras!
  • Calcule el tiempo que le toman las actividades diarias que realiza sentado (computadora, videojuegos, televisión) y redúzcalo en 30 minutos.
  • Inscríbase en un programa extraescolar o un programa comunitario que involucre una actividad o aprender una nueva destreza; consiga un amigo que vaya con usted.

Plan de actividad física

Cada integrante puede utilizar las siguientes preguntas para crear un plan de actividad física individual. Los padres pueden ayudar a sus hijos a responder las preguntas. Los padres también deben recordar que pueden ser excelentes ejemplos y que pueden influir en la imagen que tienen sus hijos de la actividad física y el ejercicio.  

  1. ¿Cuáles son los principales beneficios que deseo obtener de la actividad física?
  2. ¿Cuáles son los motivos o las barreras que me impiden practicar una actividad física?
  3. ¿Cuáles serán mis soluciones a estas barreras, si fuera necesario superarlas?
  4. ¿Qué actividad o actividades voy a hacer?
  5. ¿Dónde voy a realizar esta actividad?
  6. ¿Cuándo voy a realizar una actividad física? (Incluya la hora y los días de la semana que los realizará).
  7. ¿Cuánto tiempo o cuántos minutos voy a dedicar a la actividad física cada día?
  8. ¿Quién será mi compañero de actividad?  
Última actualización
6/14/2016
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos