Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Hockey sobre hielo

​El hockey sobre hielo es uno de los deportes más rápidos y exige un buen estado físico y buenas aptitudes para patinar. Es un deporte de equipo que se juega desde los 5 o 6 años hasta la edad adulta.

La gravedad de las lesiones se relaciona con la velocidad y el contacto físico (quite corporal). En Estados Unidos, el quite corporal se permite en la liga de hockey a los 11 o 12 años de edad, si bien la edad puede ser menor en algunas ligas.

A medida que aumentan el tamaño de los jugadores y la velocidad del juego, también aumentan los índices de lesiones y su gravedad. No obstante es posible reducir el riesgo de lesiones.

La siguiente es información de la American Academy of Pediatrics (AAP) sobre cómo evitar las lesiones en el hockey sobre hielo. También se incluye una descripción general de las lesiones comunes del hockey sobre hielo.

Prevención de lesiones y consejos de seguridad

  • Equipo. El equipo de seguridad debe ajustarse bien y debe mantenerse en buen estado.

    • Los patines deben calzar bien con calcetines (medias) puestos. Los patines demasiado ajustados pueden provocar ampollas y congelación.

    • Almohadillas. Las almohadillas para codos, rodillas y hombros deben calzar correctamente y permitir un movimiento pleno. Pantalones cortos con almohadillas en la zona de los riñones y en los muslos superpuestos a calcetines de protección y canilleras, de modo tal que no quede piel expuesta. Los guantes de hockey acolchados protegen los dedos y las muñecas de los cortes por los palos y los patines filosos.

    • Protectores (de cuello, genitales y bucales).

    • Cascos con protectores de rostro aprobados por el Consejo de Certificación de Dotación para Hockey (HECC, por sus siglas en inglés). No se debe usar cascos quebrados o con certificados de HECC vencidos.

    • El equipo de goleros es aún más especializado: tienen casco y máscara diferentes, almohadillado más grueso y patines con cuchillas más largas y más gruesas para una mayor estabilidad, y refuerzo a lo largo de la parte interna del pie para protección contra golpes de discos y palos.

  • Cuidado del equipo. El equipo de hockey sucio puede causar infecciones en la piel, en especial donde entra en contacto directo con la piel. La "mala fama" del olor del bolso (mochila) de hockey se debe al crecimiento de bacterias y otros gérmenes. Casi todo el equipo se puede lavar en una máquina lavarropas común. Los cascos y las máscaras se pueden desinfectar con toallitas antibacterianas y el interior de los guantes de cuero y los bolsos para el equipo se pueden higienizar con limpiadores en aerosol. Los protectores bucales deben lavarse después de cada uso.

  • Muchas canchas de hockey tienen máquinas de limpieza "en seco" que desinfectan un bolso entero de equipo. Para reducir el crecimiento de gérmenes, es preciso sacar el equipo del bolso después de cada práctica o juego y secar bien el bolso y el equipo antes de volver a empacar.

  • Entorno. Solamente caminar o patinar sobre un estanque o un cuerpo de agua natural congelado que haya recibido aprobación oficial para usarse de parte de los funcionarios gubernamentales locales. Además, los postes y la red de los arcos deben poder quitarse con facilidad para que no resulten ser obstáculos peligrosos durante juegos rápidos.

  • Plan de emergencia. Los programas de hockey pueden organizar y entrenar a un equipo para que responda a las lesiones durante los juegos, ya que es poco frecuente que se detenga el juego mientras se proporciona tratamiento a los jugadores fuera del hielo. El plan incluiría primeros auxilios e información sobre contactos de emergencia. Todos los miembros del equipo deberían recibir una copia escrita en cada temporada. Además, los padres también deben estar familiarizados con el plan y revisarlo junto a sus hijos.

Preocupaciones especiales

Deshidratación

Hay un concepto erróneo de que los atletas que juegan en climas fríos no deben beber tanto líquido como los que juegan en climas cálidos. De hecho, los jugadores de hockey que entrenan en entornos fríos usan más ropa y podrían no darse cuenta de que pierden humedad corporal. Los atletas deshidratados suelen tener bajo rendimiento en múltiples situaciones de juego, como torneos, y durante el último período de un juego.

La hidratación debe darse antes, durante y después de los juegos y las prácticas. En general, los atletas deben beber de 5 a 8 onzas (148 a 236 ml) de agua, o una bebida deportiva adecuada, cada 20 minutos, incluso si no sienten sed. Los jugadores que no respondan bien, que no puedan beber o a quienes les cueste respirar, podrían necesitar atención médica de emergencia.

Asma inducida por el ejercicio

  • El asma inducida por el ejercicio es frecuente entre los jugadores de hockey, porque el hockey se juega en un clima frío bajo condiciones secas. Los patinadores deben contar con un plan de acción personal para el asma. Los patinadores asmáticos deben evitar tener episodios de asma tomando sus medicamentos y usando inhaladores antes de las prácticas o los juegos. Siempre debe haber a mano inhaladores y espaciadores durante la actividad. Los patinadores deben dejar de patinar y consultar a un médico si tuvieran dificultades para respirar mientras patinan.

Congelamiento

El clima frío, la ropa mojada y los patines demasiado ajustados pueden provocar mala circulación y congelamiento. Los primeros signos de congelamiento son palidez o piel blanca, adormecimiento y hormigueo en la parte corporal expuesta. Es importante vestirse en capas y usar ropa interior y calcetines de un tejido que absorba y expulse la humedad, de lana de secado rápido o de polipropileno. La ropa de algodón no es cálida cuando está fría y puede contribuir al congelamiento y la hipotermia al reducir la temperatura corporal. Trate el congelamiento mediante el aumento de la circulación y el calentamiento de las partes frías del cuerpo en una habitación calefaccionada o por debajo de la ropa. Cámbiese a menudo la ropa mojada.

Lesiones comunes

Lesiones en la cabeza

Las conmociones cerebrales en el hockey suelen ocurrir con más frecuencia debido a un golpe en la cabeza, por caídas o por chocar contra los paneles. Una conmoción cerebral es cualquier lesión en el cerebro que interfiere en el funcionamiento normal del cerebro de forma temporal o permanente.

Los signos y síntomas de una conmoción cerebral varían desde sutiles a obvios y por lo general suceden justo después de la lesión pero pueden tomar de horas a días en aparecer. Los atletas que sufrieron conmociones cerebrales tal vez digan que se sienten bien antes de que el cerebro se haya recuperado por completo. En la mayoría de las conmociones cerebrales, el jugador no se desmaya ni queda inconsciente.

Regresar al juego prematuramente después de una conmoción cerebral puede provocar otra conmoción cerebral o incluso la muerte. Un atleta con antecedentes de una conmoción cerebral puede ser más susceptible a otra lesión que un atleta sin antecedentes de conmoción cerebral.

Todas las conmociones cerebrales son graves, y los atletas con sospecha de conmoción cerebral no deben regresar al juego hasta que vean a un médico.

Los programas de hockey para jóvenes en Estados Unidos y Canadá cuentan con programas de prevención activa de lesiones en la cabeza para atletas y entrenadores. El juego seguro y los cascos de calce adecuado pueden prevenir las conmociones cerebrales, tal como ocurre al chocar con los paneles en determinado ángulo, con la cabeza hacia arriba, cuando no se puede evitar la colisión.

Lesiones en brazos y piernas

Las lesiones en las extremidades deben tratarse con descanso, hielo, compresión y elevación (RICE, por sus siglas en inglés). Los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, pero deben tomarse con comida. Los atletas lesionados deben ver a su médico si sienten dolor al jugar.

  • Las lesiones de las extremidades superiores en hombros, brazos y muñecas ocurren durante caídas o por choques contra los paneles. Las luxaciones de hombro son muy dolorosas hasta que se reacomodan. El dolor persistente en la muñeca o en el brazo después de una caída podría implicar un hueso fracturado (aun cuando no haya una hinchazón o deformidad visible) y debe tratarse con hielo e inmovilizarse hasta que un médico pueda tratarlo.

  • Las distensiones inguinales son músculos o tendones del interior del muslo que sufren tirones o desgarros. Los jugadores de hockey y los goleros que hacen movimientos de estiramiento o deslizamientos forzados en patines pueden sufrir esta lesión. Los tratamientos que pueden ayudar son el hielo, los AINE, vendas en los muslos, la fisioterapia y la modificación de las actividades. Las distensiones inguinales se pueden evitar precalentando bien y haciendo estiramiento muscular como parte de las prácticas y los juegos en equipo.

  • Las lesiones en la rodilla son más comunes en el hockey que las lesiones en el tobillo, porque el tobillo y el tendón de Aquiles cuentan con la protección de una bota rígida. Pueden ocurrir lesiones en la rodilla cuando la rodilla se fuerza o se dobla hacia un lado o hacia atrás. Si se rompe un ligamento o un cartílago, es posible que se sienta o escuche un estallido, seguido de una notoria hinchazón alrededor de la rodilla.

  • Las lesiones por sobreuso (uso excesivo), como por ejemplo la enfermedad de Osgood-Schlatter (irritación de la placa de crecimiento que causa un bulto óseo doloroso debajo de la rodilla), ocurren en niños de entre 10 y 15 años que practican en forma activa deportes que requieren correr, saltar o patinar. En el hockey, la combinación de entrenamiento fuera del hielo, el exceso de entrenamiento y las prácticas y los juegos frecuentes podrían provocar la enfermedad de Osgood-Schlatter, por lo que podría ser útil limitar la actividad o cambiarla.

Lesiones en los ojos

En el pasado, los golpes de los palos de hockey y de los discos que salen volando han causado muchas lesiones en los ojos. En la actualidad los cascos con máscaras faciales han reducido la cantidad de lesiones en los ojos, pero pueden ocurrir de todos modos. Cualquier lesión que afecte la vista o se asocie con hinchazón o sangre dentro del ojo debe ser evaluada por un oftalmólogo. La AAP recomienda que los niños que participan en deportes organizados usen el equipo de protección ocular adecuado.

Recuerde

Las lesiones del hockey sobre hielo se pueden evitar con el tratamiento adecuado de las lesiones, el uso de equipo de protección (que incluye cascos y protectores faciales), siguiendo las reglas del juego y con un buen espíritu deportivo.

 

Última actualización
8/28/2019
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos