Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Cómo pueden los juguetes magnéticos de alta potencia causar daño a los niños

Los juguetes magnéticos diseñados para niños pueden proporcionar una experiencia educativa y divertida. Sin embargo, los imanes sueltos y los juegos de imanes de alta potencia pueden causar lesiones graves en los niños si se ingieren.

Los imanes de alta potencia o de "tierras raras", como también se les llama, son mucho más potentes que otros tipos de imanes. Se utilizan en tecnología, como en los equipos de imágenes por resonancia magnética (MRI), así como en artículos domésticos comunes como aspiradoras y lavadoras.

Peligro en los juguetes

Entre los productos que presentan el mayor peligro para los niños se encuentran los imanes de alta potencia que se venden como juegos de 100 o más bolas o cubos magnéticos pequeños. Estos se pueden organizar o "esculpir" en diferentes formas. Los juegos pueden comercializarse como juguetes para niños o juguetes de escritorio novedosos para adultos.

La ingestión de más de uno de estos imanes puede poner en peligro la vida. Esto se debe a que los imanes pueden unirse en el sistema digestivo de su hijo con suficiente fuerza para causar daños graves.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) es la agencia federal de EE. UU. que garantiza que los juguetes para niños y otros productos de consumo sean seguros. Debido a los informes de lesiones graves a los niños por ingerir estos imanes, la CPSC los prohibió en 2014. La prohibición fue revocada en 2016.

Desde entonces, según muestra la investigación, ha habido un fuerte aumento en las lesiones reportadas en niños por imanes de alta potencia. La CPSC recientemente retiró del mercado (en inglés) dos tipos de bolas magnéticas para esculpir de 5 milímetros después de que varios niños y adolescentes que las ingirieron necesitaran cirugía y un niño pequeño que las tragó murió.

Cómo proteger a sus hijos

La American Academy of Pediatrics (AAP) insta a las familias con niños a que no tengan juegos de imanes de alta potencia en su hogar. Siga estos consejos para proteger a sus hijos de resultar lesionados por ellos:

  • Si tiene imanes de tierras raras en su hogar, deshágase de ellos.
  • De lo contrario, mantenga los productos con imanes pequeños o sueltos fuera del alcance de los niños pequeños. La mejor opción es un contenedor cerrado con llave en un lugar alto u oculto.

  • Supervise a los niños pequeños con cuidado cuando alguno esté usando los imanes.

  • Guarde los imanes de inmediato y verifique cuidadosamente para asegurarse de que no quede ninguno en el piso o en cualquier lugar donde un niño pequeño pueda encontrarlos.

  • Si su hijo tiene juguetes con imanes, revise con frecuencia que no haya grietas de las que un imán pueda soltarse.

  • No compre imanes en juegos grandes. Es muy difícil detectar si algunos de ellos han desaparecido.

  • Hable con sus hijos mayores y adolescentes sobre los graves riesgos de usar piercings magnéticos falsos en la boca o la nariz. Estos suelen estar fabricados con imanes de alta potencia. Pueden tragarse o inhalarse accidentalmente. Ellos también pueden pellizcar la piel de su hijo.

Síntomas de la ingestión de imanes

Los niños que han ingerido imanes pueden tener estos síntomas:

Estos síntomas son comunes en los niños, por lo que es posible que no se dé cuenta de inmediato de que su hijo ha tragado imanes.

Qué hacer si su hijo se tragó un imán

Si cree que su hijo ha tragado o ha sido lesionado por un imán, comuníquese con su pediatra o con el departamento de emergencias más cercano de inmediato. Su hijo puede necesitar cirugía. Aplazar el tratamiento puede provocar lesiones graves en el estómago, los intestinos y el tracto digestivo de su hijo. Incluso puede provocarle la muerte.

Informar sobre la lesión

Si su hijo se tragó un imán o se lesionó con un producto magnético, puede informar de esa lesión a la CPSC en SaferProducts.gov (en inglés).

Se le pedirá que comparta la información de su hijo, pero no es obligatorio.

La CPSC está obligada a publicar informes de accidentes o investigaciones. Sin embargo, estos informes no incluyen información que puedan identificarle a usted o a su hijo. Si necesitan más información, la CPSC se comunicará con usted directamente. Su información de contacto tampoco se comparte con otros.

La CPSC continúa luchando por obtener regulaciones para detener la venta de imanes y productos magnéticos peligrosos. Esto puede depender de que reciba informes de lesiones asociadas con estos productos. Si usted o alguien que conoce ha sido testigo de una lesión relacionada con un imán, considere informar el incidente a la CPSC. Su opinión podría ayudar a proteger a otros niños.

Información adicional:

Última actualización
9/2/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics Council on Injury, Violence and Poison Prevention (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos