Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Seguridad en el arenero (caja de arena)

Si tiene un arenero en el patio de atrás, es importante saber los riesgos y cómo mantenerlo seguro y limpio para que lo disfruten sus niños.

Los marcos del arenero

Los areneros son seguros si se construyen y se llenan con el material apropiado y se mantienen debidamente. El marco de los areneros no debe ser hecho de durmientes de ferrocarril. Éstos pueden astillarse y pueden estar saturados con creosota, un carcinógeno. Se prefieren tablones o maderas usadas para diseños de jardines e incluso se prefieren contenedores que no sean de madera.

La arena para jugar

En 1986 se expresó por primera vez preocupación debido a que algunos tipos de arena disponible a la venta contenía tremolita, una sustancia fibrosa hallada en la piedra de caliza y en el mármol triturado. Se pensaba que los efectos a largo plazo de la exposición a la tremolita serían idénticos a aquellos de los asbestos. Sin embargo, a pesar de estas preocupaciones, la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU. (CSPC, por sus siglas en inglés) negó la prohibición de la venta de arena con altos niveles de tremolita. Por el momento la CSPC no tiene estándares o requerimientos para el etiquetado referentes a la fuente o el contenido de la arena.

Cómo puede saber si la arena para jugar es segura:

  • Compre solamente arena natural de río o arena de la playa.
  • Evite productos hechos de:
    • Piedra de caliza triturada
    • Mármol triturado
    • Sílice cristalina triturada (cuarzo)
    • Otros productos que obviamente son polvo
  • Cuando existe duda, los padres pueden enviar una muestra a un laboratorio para determinar si la arena contiene tremolita o sílice cristalina. Información sobre laboratorios fiables se puede obtener de las oficinas regionales del Agencias de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Cómo prevenir la contaminación

  • Los niños no son los únicos a quienes les encanta la arena... también le gusta a los insectos y a los animales. Una vez que sea instalado, el arenal debe cubrirse cuando no lo están usando. 
  • Si se moja la arena, puede albergar bacterias. Cerciórese de que la arena está seca totalmente antes de cubrirla al final del día.
  • La arena debe ser rastrillada para sacarle los escombros, las acumulaciones o cualquier objeto extraño.  
  • No le permita a sus mascotas jugar en el arenero con su niño. Pueden confundirlo con su caja de desechos donde ensucian.
Última actualización
4/26/2016
Fuente
Adapted from Pediatric Environmental Health, 3rd Edition (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest