Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Por qué vacunarse: testimonios de los padres

​​​ ¿Sabía que la inmensa mayoría de los padres vacunan a sus niños?

Con el objetivo de transformar estadísticas en conversaciones verdaderas sobre cómo los niños y las familias se benefician de las inmunizaciones, la American Academy of Pediatrics (AAP) le pidió a padres de familia que enviaran historias personales y testimonios acerca de sus razones para vacunar a los niños. 

Esto es lo que nos han dicho:

Yo valoro el cuidado para mi bebé.  

  • "Hay TANTAS cosas de las que no puedo proteger a mi hija, que tomaré cualquier medida que pueda encontrar para protegerlo. Vacunarla para protegerla de enfermedades mortales es un regalo —uno que necesita ahora que las enfermedades que pensábamos habíamos superado empezaron a ocurrir de nuevo".   - Bonnie Stetz, mamá

  • "Como padres de familia, por supuesto queremos proteger a nuestros hijos de grandes peligros. Inclusive aún más, queremos poder decir que hicimos todo lo posible para prevenir los riesgos". No puedo imaginarme que mi hijo contraiga una enfermedad de la que tuvimos la oportunidad de brindar alguna protección, pero no lo hicimos".   - Kara Hepp, mamá

  •  "Yo vacuno para evitar que mis cuatro hijos contraigan enfermedades terribles — ¡que es la misma razón por la que se desarrollaron las vacunas! Afortunadamente, vivimos en una época donde esto es posible. Todos los niños merecen el regalo de la salud y el bienestar".   - Teresa Motz, mamá

  • "Yo vacuno porque quiero mantener seguros a mis hijos. "Es la misma razón por la que ellos usan cascos y cinturones de seguridad".   - Kelly Hargraves, mamá

  • "Yo vacuno a mis niños porque creo que es importante brindarles la mejor atención médica posible. Las vacunas son parte de esto porque protegen a los niños de enfermedades peligrosas y algunas veces mortales. No vacunar a propósito pone a mis niños (y a otros niños) en peligro. Somos afortunados de vivir en un país que tiene las vacunas disponibles".    - Marina Mayer, mamá

  • "Yo vacuno porque quiero que mi hija sea lo más sana posible. "¡Las vacunas son de extraordinaria importancia para garantizarlo!".   - Jessica Hodgson, mamá

Yo valoro brindar asistencia a mi comunidad.

  • "Soy enfermera y por eso he visto con mis propios ojos ejemplos de las enfermedades que existen. La vida de por si sola es muy difícil así que ¿quién quiere tener que preocuparse por enfermedades prevenibles, fuera de todo lo demás? Trabajar con personas que no pueden ser vacunadas por razones médicas me hace apreciar la inmunidad colectiva. Nosotros, como miembros de la comunidad, queremos lo mejor para todos. ¡Qué mejor manera de decir: 'a mí me importa'!".   - Victoria Reierson, mamá

  • "Yo vacuno porque sinceramente creo que para criar a un niño hace falta toda la comunidad. No sólo estoy protegiendo a mi niño sino también a los que están a su alrededor".   - Cassie Thompson, mamá

  • "Yo vacuno no sólo para proteger la salud y el futuro de mi maravilloso niño sino para proteger a la comunidad vulnerable. Los más jóvenes y los más viejos necesitan que los protejamos de estas terribles, y algunas veces mortales, enfermedades. Yo le digo a mi niño que es como si el comisario pone un cartel de "se busca" para que su cuerpo sepa el aspecto de los villanos y pueda combatirlos tan pronto como los vea".   - Victor Lewis, papá

  • "Nos encanta viajar. No quiero tener que preocuparme de que mis hijos contraigan enfermedades infecciosas en los EE. UU. y luego exponer a otras personas fuera del país. Asimismo, no quiero tampoco que mis hijos traigan enfermedades infecciosas de otros países al nuestro. Tenemos un deber social con nuestros vecinos, compañeros de trabajo y de clase de no exponerlos a enfermedades prevenibles".   - Amy Warren, mamá

  • "Vacunarlos es sólo una de las muchas formas como me esfuerzo para darles a mis hijos la mejor oportunidad para que vivan una vida sana y feliz. Además, es lo más responsable que podemos hacer por otros que son muy jóvenes para recibir las vacunas o que tienen sistemas inmunitarios debilitados".   - Heather Cooper, mamá

  • "Vacunamos a nuestros niños, uno de ellos es autista, porque queremos protegerlos de las enfermedades prevenibles que pueden tener un impacto negativo duradero en su salud. Confiamos en la evidencia de la ciencia y la investigación sobre las vacunas de rutina. También queremos proteger a los miembros de nuestra comunidad que tienen sistemas inmunitarios débiles, las personas para quienes las vacunas no son eficaces o las personas que no cumplen con los requisitos para recibir ciertas vacunas".   - Sandra Turner, mamá

  • "Yo vacuno porque tenía a un hermano con cáncer infantil. Cuando yo era joven, tuvimos que ser muy cuidadosos todo el tiempo para evitar que no se enfermara. Una vacuna contra una enfermedad prevenible lo podría haber matado. Yo vacuno por todas las otras personas que están en peligro de sufrir complicaciones graves debido a enfermedades que son prevenibles por vacunación. Es nuestro deber proteger a los miembros más vulnerables de nuestra sociedad".   - Allison Alexander, mamá

Yo confío en el médico de mi bebé.  

  • "Yo vacuno porque confío en la ciencia y en mis médicos. Si tenemos la oportunidad de erradicar una enfermedad para siempre, debemos hacer todo lo que podamos para que eso pase. Mi hija y sus hijos en el futuro serán vacunados de acuerdo con las recomendaciones de la AAP". - Sara Wojtovich, mamá
  • "La razón principal por la cual yo vacuno a mis niños es porque es recomendada por mi pediatra en quien yo confío. Nuestro pediatra ve a cientos de niños en su práctica todos los días, y no sólo tiene sus propios niños, sino también muchos años de capacitación médica y experiencia".    - Anne Lee, mamá

  • "Mi esposa y yo vacunamos a nuestros hijos porque confiamos en la ciencia. Confiamos en los métodos científicos y confiamos en la abrumadora mayoría de médicos que recomiendan las vacunas. No hay manera de que los padres sepamos todo, así que existen autoridades competentes en quien podemos confiar. Yo quiero a mis hijos demasiado para no poner su seguridad en otra cosa que no sea en manos de la ciencia y la lógica. No queremos que contraigan virus ni queremos que nuestros niños propaguen virus a otros niños.   - Travis Harmon, papá

  •  "Un rápido pinchazón de la aguja hace menos daño a un niño, por lo demás feliz y sano, que lo que puede hacer el sarampión, las paperas, el polio, etcétera. Al vacunar estamos protegiendo de forma definitiva a aquellos que necesitan seguridad adicional. Nosotros vacunamos porque confiamos en nuestros médicos. Confiamos en la ciencia. Confiamos en la investigación. Confiamos en los expertos. Le agradecemos a los biólogos, investigadores, médicos, profesionales de la enfermería y todos los demás que están ayudando a erradicar las enfermedades".   - Lisa Giles, mamá

  • "En resumen, yo confío en mi pediatra y en las directrices generales de la AAP. Creo que se han hecho evaluaciones exhaustivas para cerciorarse de que son seguras y de que vacunarse es más seguro que no vacunarse".   - Stacy Cordero, mamá

  •  "¡La ciencia ha comprobado con mucha investigación y estudios que vacunarse es la mejor opción que se puede tomar! Además, es recomendado por mi pediatra".   - Christy Lee, mamá

  • "Aunque yo trato de educarme sobre la salud de mi niño para participar activamente en su cuidado, también confío en los pediatras y en la comunidad médica como un grupo de expertos. ¡Estar informado no significa estar en desacuerdo!".   - Christie Jett, mamá

Yo quiero proteger al organismo de mi bebé. 

  •  Cuando yo cumplí la edad de 3 años, me dio una fiebre alta y fui diagnosticada con meningitis. Me dieron 72 horas de vida si no conseguían extraer el líquido. Gracias a la pronta intervención del equipo médico, hoy tengo 36 años y vivo una vida sana. Yo no quisiera que algo así le pasara a mi hijo. Si una vacuna puede salvar la vida de mi hijo... ¿por qué no hacerlo?   - Joeti Shrestha, mamá

  • "Yo vacuno a mis niños para protegerlos de que contraigan una enfermedad debilitante que pudiera impactar el resto de sus vidas. Siempre he pensado, 'por qué querría arriesgarme si un inyección que toma 3 segundos puede protegerlos?' Yo tuve varicela y sarampión cuando era niña; mis niños no se están perdiendo de nada por no tenerlas!"   - Tracy LaPointe, mamá

  • "Como padre de familia y proveedor, yo vacuno. He visto demasiadas enfermedades prevenibles y muertes. Existe evidencia fehaciente que demuestra que las vacunas son seguras y que claramente vale la pena el esfuerzo. En lo que a mi se refiere, no existe razón para no vacunar".   - Ana Petersen-Smith, mamá 

  • "¿Por qué vacunarse?: Porque en diciembre de 1969, cuando yo tenía 7 meses y medio de edad, contraje el sarampión. De acuerdo con mi madre y mi abuela, fue repentino y sumamente grave. Tenía fiebre alta, sarpullido, la piel en carne viva y estaba deshidratada. Me llevaron de emergencia al hospital, fui conectada a líquidos intravenosos, y me dieron aspirina para la fiebre. Tuve una reacción adversa a la aspirina que me provocó un enorme sangrado por la nariz y me tuvieron que dar un antídoto.  Una vez que esto estuvo bajo control, me dieron sulfa, lo que me ocasionó anafilaxia. Dejé de respirar y me dieron una inyección de epinefrina para contrarrestar la reacción. Debido a esto tuve una estadía bastante larga en el hospital, lo que me ha causado problemas de salud de por vida tales como asma, dificultades inmunitarias y alergias persistentes y extremas.  Mi hermana, que nació algunos años después, la vacunaron y nunca le dio sarampión. Ella es sumamente sana. Conociendo estas dificultades, yo sigo el calendario de vacunación para mis hijos y estoy agradecida de que ellos nunca se van a contagiar de una enfermedad mortal que pudo haberse prevenido. Ahora son adultos y son sanos".   - Maureen Schilling, mamá

  • "Yo vacuno a mis niños (una niña y un par de gemelos varones) porque creo firmemente en fomentar la salud pública. También creo en el poder de la ciencia para mejorar nuestras vidas. Mi abuelo quedó lisiado por la poliomielitis (polio) cuando era niño, y aunque todavía vive una vida feliz y productiva, hay una tangible diferencia con la vida que pudo haber vivido sin su discapacidad. Sé que otros niños afectados por la poliomielitis y otras enfermedades prevenibles no han tenido la misma suerte".   - Christie Jett, mamá

  • "Como enfermera de una clínica ambulatoria, me descorazona escuchar las historias de los viajeros sobre niños que han muerto debido al tétano o por otras enfermedades prevenibles. Yo cuidé al último paciente enfermo con pulmón de acero en mi ciudad, si necesita una razón para vacunar contra la polio, aquí la tiene. Esta no es la vida que uno quisiera para su hijo".   - Cindy Ruma, mamá

Información adicional de HealthyChildren.org: 


Última actualización
4/3/2017
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2017)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest