Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Niños transgénero y de género diverso

transgender child transgender child

Por Jason Rafferty MD, MPH, EdM, FAAP

Algunos niños tienen una identidad de género que es diferente de su género asignado al nacer, y muchos tienen intereses y pasatiempos que pueden coincidir con el sexo opuesto.

Este artículo también está disponible en otros idiomas. Encuentre los enlaces para descargarlo en la parte inferior del artículo.

Algunos niños, como lo explica nuestra declaración de política (en inglés), no se identifican con ningún género. Pueden sentir que están en un lugar intermedio o que no tienen ningún género. Es natural que los padres se pregunten si esto es tan "solo una etapa". Pero la respuesta no es fácil.

Definiciones

  • Diversidad de género: es un término general para describir la constante evolución de etiquetas que las personas podrían aplicar cuando su identidad de género, su expresión de género o incluso la percepción no se ajustan a las normas y estereotipos que los demás esperan.

  • Identidad de género: lo que una persona siente que es en su interior, sobre la base de una interacción de rasgos biológicos, influencias del desarrollo y condiciones del entorno. Puede ser masculino, femenino, algo en el medio, una combinación de ambas cosas o ninguna. El reconocimiento propio de la identidad de género se desarrolla con el tiempo, de manera muy similar al desarrollo físico de un niño.

  • Orientación sexual: la identidad sexual de alguien en lo que se refiere a la persona de quien alguien se enamora o por quien se siente atraído. Una persona transgénero puede identificarse como heterosexual, homosexual, bisexual u otra cosa. Como sucede con la identidad de género, la atracción física y emocional de una persona hacia alguien del mismo sexo o del sexo opuesto no se puede cambiar y es muy difícil de predecir durante los primeros años de la infancia.

  • Transgénero: suele usarse cuando los rasgos de diversidad sexual se tornan persistentes, constantes e insistentes en el transcurso del tiempo.

Aceptar la identidad de género diverso de su hijo

Las investigaciones sugieren que el género es algo innato que no se puede cambiar con ninguna intervención. Es sumamente importante que los niños se sientan amados y aceptados por ser quienes son. 

Al divulgar su identidad de género diverso, es posible que algunos niños esperen una aceptación y apoyo inmediato. No obstante, hay evidencia de que los miembros de la familia atraviesan su propio proceso para aceptar y entender mejor la identidad de género, los pensamientos y los sentimientos de un niño. Un modelo sugiere que el proceso se asemeja a las etapas del duelo: sorpresa, negación, enojo, negociación y aceptación.

Así como los niños con género diverso funcionan mejor cuando pueden explorar y validar sus sentimientos, algunos padres tal vez necesiten de sus propios apoyos emocionales. También es posible que tengan muchas preguntas a lo largo de la vida del niño.

Qué pueden hacer los padres:

  • Cuando su hijo revele su identidad, responda de forma solidaria y favorable. Es necesario saber que, aunque la identidad de género no se puede cambiar, suele revelarse con el paso del tiempo a medida que las personas descubren más sobre sí mismas.

  • Aceptar y amar a su hijo tal y como es. Intentar entender lo que está sintiendo y por lo que está pasando. Aunque haya discrepancias, necesitará su apoyo y validación para convertirse en un adolescente y un adulto sano.

  • Defender a su hijo cuando lo maltraten. No minimizar la presión social o el acoso escolar que su hijo pueda estar sufriendo. Consulte el artículo Cómo ayudar a sus niños a evitar ser víctimas del acoso.

  • Dejar en claro que no se tolerarán comentarios derogatorios ni bromas sobre el género, la identidad de género o la orientación sexual. Expresar su desaprobación ante estos tipos de bromas o comentarios cuando los vea en la comunidad o en los medios de comunicación.

  • Esté atento a las señales de alerta que pueden indicar problemas de salud mental como por ejemplo, ansiedad, inseguridad, depresión, baja autoestima y cualquier problema emocional en su hijo y en otros que tal vez no tengan otra fuente de apoyo.

  • Poner a su hijo en contacto con organizaciones, recursos y eventos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ). Para ellos es importante saber que no están solos.

  • Celebrar la diversidad en todas sus formas. Ofrezca acceso a una variedad de libros, películas y materiales, incluidos aquellos que representen de manera positiva las relaciones entre personas no conformes con su género. Hable sobre las personas famosas y modelos LGBTQ que luchan por la comunidad LGBTQ, y las personas en general que demuestran valentía en medio del estigma social.

  • Apoyar la expresión personal de su hijo. Conversen sobre la elección de ropa, joyas, peinados, amigos y la decoración de las habitaciones.

  • Solicite información, recursos y apoyo si siente la necesidad de profundizar su propio conocimiento de las experiencias de los jóvenes LGBTQ.

Atención positiva en materia de género

La atención positiva en asuntos de género se basa en la creencia de que todos los niños se benefician del amor y el apoyo. El objetivo del cuidado positivo en materia de género no es un tratamiento, sino que se refiere a escuchar a un niño y, con la ayuda de los padres y las familias, generar un entendimiento.

A veces, los desacuerdos pueden provocar frustración, pero la conversación puede mantenerse respetuosa. A través de alianzas sólidas y sin prejuicios con los pacientes y sus familias, los pediatras crean un entorno seguro donde se pueden percibir y discutir sentimientos complejos y preocupaciones relacionadas con el género. El cuidado positivo en materia de género resulta más eficaz dentro de un sistema cooperativo con acceso a servicios médicos, sociales y de salud mental, incluyendo recursos específicos para padres y familias.

Apoyo para la salud mental de jóvenes de género diverso

El apoyo o el rechazo tienen a la larga poca influencia sobre la identidad de género de un joven. Sin embargo, pueden afectar gravemente la capacidad del joven para hablar con otros abiertamente sobre sus inquietudes relacionadas con la identidad y sus sentimientos. Las identidades y expresiones de género diversas no son trastornos mentales. La represión de inquietudes y la ansiedad sobre temas del género puede perjudicar la salud y el desarrollo emocional del niño y, posiblemente, contribuir a los altos índices de depresión, ansiedad y otros problemas mentales.

Una gran parte de los intentos de suicidio de adolescentes tiene que ver con cuestiones de género y sexualidad, en particular debido al rechazo. Lamentablemente, muchas personas homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero intentan suicidarse en algún momento de su vida.

Como padre o madre, y aunque le cueste entender y tal vez no esté de acuerdo, su labor más importante es ser comprensivo, respetar y amar incondicionalmente a su hijo. Esto genera confianza y lo pone en una mejor posición para ayudarlo en los tiempos difíciles. Las investigaciones han demostrado que, si un adolescente transgénero cuenta con al menos una persona en su vida que lo apoye, se reduce considerablemente su riesgo de cometer suicidio.

Los niños transgénero y de género diverso, al igual que todos los niños, necesitan apoyo, amor y cuidado de su familia, de la escuela y de la sociedad. Cuando reciben apoyo y amor durante su crecimiento y desarrollo, los niños maduran y se convierten en adultos felices y saludables. Los pediatras están dispuestos a ayudar en el desarrollo saludable de niños transgénero y de género diverso.

Cómo crié a mis hijos pensando en la inclusión y la resiliencia

Por Nancy Netherland

Tengo dos adolescentes. Una se identifica como no binario y a veces como "no sé", usa los pronombres ella/elle, tiene novia e identifica su orientación sexual como "queer". El otro se identifica como ella y pansexual.

Cuando tuve hijos, no sabía si serían cisgénero, de género no binario o trans, ni sabía cuál sería su orientación sexual. Pero mi formación como terapeuta y el tiempo que pasé trabajando en los primeros días de la pandemia del VIH/SIDA me hicieron muy consciente de los factores de riesgo elevados para los niños y jóvenes que se identifican como LGBTQ+.

Sabía que la homofobia y la transfobia podían tener resultados perturbadores y peligrosos. Por ejemplo, sabía que casi la mitad de los niños y jóvenes LGBTQ+ consideraron seriamente el suicidio en el último año, y que los jóvenes de color LGBTQ+ informaron tasas más altas de intentos de suicidio que sus pares blancos.

Pero también sabía que los jóvenes LGBTQ+ que sintieron un alto apoyo social de su familia informaron que intentaron suicidarse en menos de la mitad de la tasa de aquellos que sintieron un apoyo social bajo o moderado.

Entonces, sabiendo todo esto, traté conscientemente de trabajar la resiliencia y los factores de protección en la forma en que crié a mis hijas desde que eran bebés. Aquí hay algunas pautas que me han servido bien como progenitor de niños queer y que no se ajustan al género:

  • Pregunte, no asuma. Dado que la aceptación familiar es un factor tan importante para proteger la salud mental y el bienestar de los niños LGBTQ+, decidí no asumir nada sobre la identidad de género y la orientación sexual de mis hijos. Cuando mi hija mayor me contó sobre su primer enamoramiento en la escuela secundaria, me aseguré de preguntar si la persona era una niña, un niño, trans o no binario. Vi el alivio en el rostro de mi hija cuando dije "niña" y ella dijo "esa". Les pregunto a mis hijos sus pronombres preferidos, así como su permiso antes de compartir sus pronombres fuera de nuestra familia inmediata.

  • Busque modelos positivos a seguir. Nuestra comunidad y círculo interno incluyen personas que se identifican como homosexuales/queer, trans y no binarios. También me comprometo a encontrar formas apropiadas de integrar la literatura, los modelos a seguir, el cine, los eventos culturales y las celebraciones LGBTQ+ en nuestras vidas. Mis hijos y yo nos hemos unido a los desfiles del orgullo gay en apoyo de mi hermano, que es no binario y queer. Las redes sociales de nuestra familia incluyen personas influyentes LGBTQ+, y sintonizamos y miramos programas juntos con jóvenes queer, trans y sus familias.

  • Priorice la inclusión. Uso el lenguaje conscientemente y, cuando los niños eran pequeños, encontré historias que eran inclusivas: mamás que se casaron con mamás, niños nacidos niñas que se dieron cuenta de que en realidad eran niños y personas que eran tanto hombres como mujeres. Nuestras estanterías incluyen novelas gráficas y libros que detallan las contribuciones de las personas LGBTQ+ en todo el mundo y la historia. Si un formulario solo tiene dos géneros, cambio el formulario.

  • Obtenga el apoyo de adultos de confianza. Me he propuesto asegurarme de que los proveedores médicos de mis hijos y otros adultos de confianza sean inclusivos y estén familiarizados con la atención a los jóvenes LGBTQ+. Mi hija mayor tiene un terapeuta que se especializa en trabajar con jóvenes que no son cisgénero y se identifican como LGBTQ+. Nuestro refrigerador tiene una lista de líneas de ayuda para jóvenes y programas de salud mental a los que mis hijos pueden llamar si es necesario. En esa lista hay un montón de organizaciones y recursos LGBTQ+.

  • Pida ayuda. Cometo errores (todavía estoy trabajando en no confundirlos) y tengo mucho que aprender. Por lo tanto, hago un llamado a los amigos y familiares que crecieron queer y que no se ajustan al género para que apoyen a mis hijos y mi crianza. También me comuniqué con nuestros pediatras para obtener recursos de bienestar y salud mental. Busco y uso recursos en línea específicamente para padres de niños LGBTQ+.

Sé que no puedo proteger a mis hijos de la discriminación dirigida hacia ellos y todas las personas que son LGBTQ+, pero puedo asegurarme de que se sientan aceptados y vistos en nuestro hogar, y que estén conectados con la mayor cantidad de recursos posibles para ayudarles a navegar por futuros de salud.

Nancy Netherland es madre y defensora de sus dos hijas, ambas exhijas de crianza temporal nacidas y viviendo en la actualidad con complejidades médicas crónicas. Nancy trabaja como asesora para el Panel Asesor de Salud Infantil de Medicaid del Estado de California, el Portal de Psiquiatría para Niños y Adolescentes de la UCSF, el Grupo de Trabajo de Medi-Cal para el Avance e Innovación de California para Jóvenes y Familias de Crianza Temporal, y los consejos de asesoría para familiares en el Hospital Infantil Benioff de la UCSF en San Francisco y Oakland. Nancy fundó Kids and Caregivers, una organización sin fines de lucro que apoya a los cuidadores de niños que viven con enfermedades crónicas y complejas. También es directora de participación de los padres del California Children's Trust.

Cuándo debe hablar con el pediatra de su hijo:

Si su hijo está luchando con síntomas de depresión, ansiedad, aislamiento u otros problemas emocionales, es posible que necesite ver a un profesional de la salud mental que pueda ofrecerle apoyo adicional. Si su hijo menciona algún pensamiento suicida, infórmele a su pediatra o profesional de salud mental de inmediato.

Pregúntele a su pediatra si una visita de telesalud por teléfono o videollamada es una opción. Su hijo puede sentirse más cómodo hablando con su médico desde casa. Para los adolescentes, la visita de telesalud debe realizarse en un lugar lo más privado posible para que puedan tener una conversación personal con el médico. Puede hacer un plan con el médico para hablar antes o después de que hable con su adolescente en privado. Si se trata de una videollamada y su niño o adolescente prefiere tener la cámara apagada, puede preguntarle a su médico si está bien. Las visitas de telesalud también se pueden usar para visitas de seguimiento para verificar el progreso de su hijo.​

Hable con su pediatra temprano y con frecuencia

Desde la edad preescolar, los niños pueden comenzar a tener sentimientos difíciles y preocupaciones sobre sus cuerpos, sentimientos y relaciones. Es importante reconocer que las preferencias y el juego de género cruzado es una parte normal de la exploración del género y las relaciones para los niños, independientemente de su futura identidad de género. Las conversaciones de rutina sobre el género crean un entorno de apoyo y tranquilidad para que los niños se sientan seguros al plantear preguntas e inquietudes. También es una buena práctica continuar estas discusiones en casa.

El mejor enfoque, para los padres o los pediatras, es hacer preguntas sin prejuicios que permitan al niño hablar sobre su experiencia y sentimientos antes de aplicar etiquetas o suposiciones. Para obtener más información o ayuda para encontrar un grupo de apoyo para usted o su hijo, hable con su pediatra.​

Información adicional:

Otros idiomas disponibles

Sobre el Dr. Rafferty:

Jason Rafferty, MD, MPH, EdM, FAAP, es un profesional médico residente con triple certificación. Es pediatra y psiquiatra infantil en los Centros de Salud Thundermist, con enfoque en el paciente, en Rhode Island. Se especializa en trastornos por consumo de drogas y en el desarrollo sexual y de género en adolescentes. También atiende en clínicas especializadas en estos campos en el Hospital Infantil Hasbro y en el Hospital Emma Pendleton Bradley. El Dr. Rafferty es un promotor en su comunidad y a nivel nacional a través de su trabajo con la American Academy of Pediatrics de la salud emocional de hombres jóvenes, acceso a la atención de los jóvenes LGBTQ y prevención del sinhogarismo en la infancia.

Última actualización
8/26/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos