Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Medicamentos para tratar el asma en niños

Si su hijo tiene asma, el objetivo del tratamiento es minimizar los síntomas para que pueda participar en las actividades físicas normales. También es importante prevenir las visitas a la unidad de emergencias y las internaciones por ataques de asma.

En el mejor de los casos, cuando el asma está bien controlado, su hijo no debería experimentar síntomas de asma más de una o dos veces por semana. Además, los síntomas del asma no deberían despertarlo por la noche más de dos veces al mes. Y, lo más importante, su hijo debe poder participar en todos los juegos, deportes y actividades de educación física.

Diferentes formas de medicamentos para el asma.

Los medicamentos para el asma vienen en una variedad de formas, que incluyen:

Nota: se prefieren las formas inhaladas porque administran el medicamento directamente a las vías respiratorias de su hijo con efectos secundarios mínimos.

¿Qué medicamento para el asma necesita mi hijo?

El asma es diferente en cada persona y los síntomas pueden cambiar con el tiempo. El médico de su hijo determinará qué medicamento para el asma es mejor en función de la gravedad y la frecuencia con que su hijo presenta síntomas, así como de la edad de su hijo. Si su hijo tiene síntomas de asma que ocurren solo ocasionalmente, se le administrarán medicamentos por períodos cortos. Si sus síntomas ocurren con más frecuencia, es posible que su hijo necesite un medicamento de control.

A veces, es necesario tomar varios medicamentos al mismo tiempo para controlar y prevenir los síntomas. El médico de su hijo puede darle varios medicamentos al principio para controlar los síntomas del asma y luego disminuir los medicamentos según sea necesario. El médico también puede recomendar un medidor de flujo máximo para que su hijo lo use en casa para controlar la función pulmonar. Esto puede ayudarle a tomar decisiones sobre el cambio de terapia y realizar un seguimiento de cómo los cambios realizados por su médico afectan a su hijo.

Los medicamentos para el asma se dividen en dos grupos: Medicamentos de alivio rápido y medicamentos de control.

Medicamentos de alivio rápido

Los medicamentos de alivio rápido se usan para un alivio a corto plazo, generalmente con un inhalador o un nebulizador. Actúan rápidamente para abrir las vías respiratorias estrechas y ayudar a aliviar la sensación de opresión en el pecho, sibilancias y falta de aire. También se pueden utilizar para prevenir el asma inducida por el ejercicio. El medicamento de alivio rápido más utilizado es el albuterol.

Estos medicamentos se toman solo cuando su hijo los necesita. Deben usarse para cualquier síntoma de asma, incluyendo sibilancias, opresión en el pecho y tos, en lugar de solo ataques de asma. Su hijo debe tener medicamentos de alivio rápido disponibles en el hogar, la escuela y en cualquier lugar donde esté participando en deportes.

Para los ataques de asma graves, su hijo puede recibir corticosteroides por vía oral o inyectados para reducir la inflamación dentro de las vías respiratorias y acelerar la recuperación.

Medicamentos de control

Los medicamentos de control se utilizan a diario para controlar el asma y reducir la cantidad de días o noches que su hijo tiene síntomas. Estos medicamentos no se utilizan para aliviar los síntomas. Los niños que tienen síntomas más de dos veces por semana o que se despiertan más de dos veces al mes deben tomar medicamentos de control. La cantidad de ataques de asma que tiene su hijo y su gravedad también determina si necesita un medicamento de control.

Algunos ejemplos de medicamentos de control incluyen:

  • Los corticosteroides inhalados actúan al tratar la inflamación en los pulmones de su hijo, lo que ayuda a reducir los ataques de asma. Cuando se usan en la dosis recomendada, los esteroides inhalados son seguros para la mayoría de los niños. Sin embargo, el médico de su hijo puede recomendar otro tipo de medicamento controlador según las necesidades específicas de su hijo.

  • Los inhaladores combinados contienen corticosteroides y broncodilatadores de acción prolongada, también conocidos como agonistas beta de acción prolongada (LABA). Los LABA son similares al albuterol dado que actúan rápidamente para abrir las vías respiratorias, pero duran mucho más. Su médico puede recetarle un inhalador combinado cuando los esteroides inhalados por sí solos no controlen el asma de su hijo.

  • Teofilina. Por lo general, se toma por vía oral como una píldora de liberación prolongada, la teofilina abre las vías respiratorias durante un período prolongado. Puede usarse sola o junto con corticosteroides inhalados. Si su hijo tiene síntomas nocturnos, la teofilina puede ser particularmente útil para prevenirlos. Aunque alguna vez se usó ampliamente, la teofilina a menudo ya no se receta para el asma. Esto se debe principalmente a que requiere un control cuidadoso de los niveles en sangre para evitar efectos secundarios y a que otros medicamentos para el asma a menudo actúan igual o mejor.

  • Antagonistas del receptor de leucotrienos. También conocidos como modificadores de leucotrienos, los antagonistas de los receptores de leucotrienos actúan al disminuir los efectos de unos elementos químicos inflamatorios producidos por el cuerpo llamados leucotrienos. Los dos modificadores de leucotrienos actualmente en uso, montelukast y zafirlukast, son muy seguros. Vienen en forma de comprimidos y, para niños pequeños, hay disponibles comprimidos masticables o gránulos.

  • Inyecciones biológicas. Si su hijo tiene asma grave y otros medicamentos no la mantienen bajo control, su médico puede recomendar agregar un medicamento más nuevo llamado biológico. Las inyecciones biológicas como omalizumab y mepolizumab se administran cada 2 a 4 semanas a niños de 6 años o más.

Nuevas pautas para el manejo del asma: consiga SMART

Para los niños de 4 años en adelante que tienen asma persistente de moderada a grave, las pautas actualizadas ahora recomiendan el uso de una única terapia de mantenimiento y alivio (SMART). Con SMART, en lugar de usar un esteroide inhalado todos los días junto con un medicamento de alivio rápido según sea necesario, su hijo puede usar solo un inhalador combinado.

Este inhalador contiene tanto un corticosteroide como un LABA específico llamado formoterol. El formoterol alivia los síntomas de su hijo rápidamente, mientras que el corticosteroide ayuda a mantener el asma bajo control. Su hijo puede usar el mismo inhalador una o dos veces al día según las indicaciones de su médico, así como cuando necesite un alivio rápido para los síntomas del asma.

Las ventajas de SMART incluyen la necesidad de un solo inhalador y una menor exposición a los corticosteroides. Pregúntele a su médico si SMART es una buena opción para su hijo.

Plan de acción contra el asma

Todas las personas con asma deben tener por escrito un plan de acción para controlar el asma. El plan muestra información sobre el tratamiento de su hijo, como qué tipo de medicamentos toma y cuándo los toma. También describe cómo controlar el asma a largo plazo y cómo manejar un ataque de asma. Además, el plan explica cuándo llamar al médico de su hijo o ir a la sala de emergencias.

Todas las personas que cuidan a su hijo deben tener una copia de su plan de acción para el asma. Esto incluye a miembros de la familia, proveedores de cuidado infantil, escuelas, campamentos, entrenadores de equipos e instructores. En caso de emergencia, estas personas pueden ayudar a su hijo a seguir su plan de acción contra el asma.

Los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) proporcionan ejemplos y formularios fáciles de usar para configurar el plan de acción para controlar el asma de su hijo.

Información adicional:

Última actualización
11/8/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos